Rara (2016)

rara



Rara.
Año: 2016.
Dirección: María José San Martín.
Guión: Alicia Scherson, María José San Martín.
Elenco: Julia Lübbert, Mariana Loyola, Agustina Muñoz, Emilia Ossandón,
Daniel Muñoz, Sigrid Alegría, Coca Guazzini.
Producción: Macarena López, Marianne Mayer-Beckh, Federico Sande Novo.
Fotografía: Enrique Stindt.
Dirección de Arte: Amparo Baeza.
Música: Ignacio Pérez Martín.
Duración: 94 minutos.

Para quienes no sean de nuestro país, el nombre de Karen Atala puede sonar desconocido. Jueza y abogada de profesión, su lucha por el cuidado personal de sus hijos se volvió fuente de debate nacional, luego que los tribunales del país le quitaran la tuición de ellos por su orientación sexual y el hecho de convivir con una pareja del mismo sexo. Luego de las instancias respectivas, Karen perdió. El fallo se fundaba en una supuesta situación de riesgo de las menores, y su exposición en la comunidad escolar, que las podía volver víctimas de bullying. La cosa no quedó ahí. Sabiamente Karen decidió recurrir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, y tras años de lucha, logró que la Corte reconociera que la jueza Atala fue víctima de un acto de discriminación, obligando al Estado de Chile a evitar situaciones similares a futuros.

Con dicha historia de fondo, Pepa San Martín nos invita a ver “Rara”. Lo notable, de entrada, es la perspectiva. No se trata de una película que cuente el asunto desde el punto de vista de la justicia, o desde los ojos de la madre, expresada en este caso bajo el nombre de Paula (Mariana Loyola). La invitación es a ver la historia de los ojos de las hijas. Sara (Julia Lübbert) y Cata (Emilia Ossandon), son 2 niñas que se toman con total naturalidad la relación de su madre. La única diferencia entre ambas es que Sara, ya en los 13, empieza a darse cuenta que su casa no es “normal”. Que a diferencia de sus amigos, en su casa vive su madre y su pareja Lia (Agustina Muñoz), y que ello no es socialmente aceptado de manera transversal. Las niñas no juzgan a su madre y les gusta su hogar. Pero también es cierto que Sara empieza a ser consciente que puede ser juzgada. Y en la etapa de la adolescencia, donde todo es conocer gente nueva y causar buena impresión, es consciente que la relación de su madre puede ser un peso. No se cuestiona la crianza ni el cariño que abunda en la casa. No. Lo que Sara empieza a preguntarse es si a la adolescente que está construyendo a los 13 años le conviene vivir con su padre (Daniel Muñoz).

cine-2224246w640

“Rara” es una película inteligente y entretenida por donde se le mire. Sara y Cata se roban la pantalla con su carisma. La menor, en especial, nos tiene toda la función con risa. Muy distinta entre ambas, hay una dinámica notable que las hace parecer verdaderamente hermanas. Y con esa confianza es que se presenta la historia, sin prejuicios. Algo que se debe alabar a Pepa San Martín es que, pese a tener claro un discurso de contenido muy político, es siempre consciente que no es ella la narradora, sino las niñas. Por ejemplo, esto se nota en el rol que cumple el padre, quien es presentado de forma bastante objetiva. Pepa San Martín se preocupa de dejarlo como un buen padre. Al menos interesado en sus hijas y lo mejor para ellas. Homofóbico, cierto, pero San Martín no centra la discusión en ello. Desde cierto punto de vista, la directora divide las batallas. Una es la de la aptitud de una madre homosexual de cuidar a los niños. Eso no se discute o se da por hecho. Pero la otra batalla es la que un padre legítimamente da para cuidar a sus niñas. Porque, sin restar méritos a la madre, él perfectamente podría ser un tutor apto. Así, San Martín vuelve a recordarnos que la opción no lo ejerce ella ni lo ejercemos nosotros. El derecho a elegir debe estar en manos de las niñas. Lamentablemente, nuestro sistema judicial tiene todavía herramientas para vulnerar su voluntad e imponer ideas de lo que es correcto o no. Pero eso podría ser materia de otra película.

En base a este enfoque, en “Rara” florecen virtudes. Es y debe ser una película que debe ver la familia. Esas nuevas generaciones que interpretan los hechos sin prejuicios. Que dan igual valor a todas las formas de familia. Si usted va a verla con sus hijos, si tiene, recibirá esta cachetada. Una cachetada que yo podría pegarle perfectamente a mis padres, que creen que unos niños estarán peor si su padre o madre tiene una relación homosexual. Pero no es una cachetada violenta. Para nada. La forma de presentar esta crítica es delicada y prudente. El espectador se da cuenta que lo que importa es el cariño, y como dijimos, ello abunda en la casa que tiene Claudia, Lia y las niñas. Es cierto que ella tiene que manejar ciertas cosas, como el nivel de información que transmite frente a sus hijos, o bajar el nivel de las discusiones. Pero su calidad de madre no se cuestiona.

Por todo esto, cuesta entender el cierre de la película. Estamos 90 minutos disfrutando cómo dos niñas viven con total naturalidad la relación de su madre, y luego interiorizamos el conflicto interno de Sara, para sorprendernos con un cierre centrado en Claudia. Se los resumo de esta forma. En el acto 1 tenemos como protagonista a Sara y eso es para alabar, y en el acta 2, la protagonista es Claudia, olvidándose de lo exitosa que fue la figura previa. Ojo. No decimos que la escena no sea lograda. Todo lo contrario. Ese plano donde Claudia debe dejar a las niñas a la casa muestra perfectamente su angustia por la injusticia que sufre. Pero si estamos toda la película hablando desde la perspectiva de las niñas, no encuentro justo que terminemos llorando con Claudia. No le hace justicia a el drama de los protagonistas, y no es la excelente idea que se nos vendió en pantalla.

“Rara” se estrena en pantallas nacionales el 27 de octubre. Extendemos la invitación para que sea una película que se vea en familia. Toca un tema complicadísimo, de forma sutil y tierna. Y además, es muy entretenida. Una de las favoritas a ganar en la competencia de largometrajes en esta edición del FICValdivia. Recuerden revisar toda nuestra cobertura en el siguiente enlace.

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s