WWE Monday Night Raw 17/10/16: “Who is last?”

Goooooooldbergggzzzzzzz. Mucho ruido, pocas nueces. La acción (cada vez menos) cruda de los lunes por la noche en los margenes habituales del hastío, maquillada por el regreso de la otrora estrella de la compañía para contestar el desafío de Brock Lesnar. Revisemos!!!

Si la semana pasada tuvimos que esperar hasta el final del show para ver un match como la gente, este lunes abrimos la noche con lo mejor que tiene el show rojo hoy por hoy: Jeri-KO y Seth Rollins. La dupla de canadienses es oro puro, y han logrado sostener el ángulo con Seth Rollins dándole un nuevo enfoque argumentativo, mas allá del título universal, o el fantasma de Triple H, amenaza que estará latente siempre que su ex protegido quiera volver por la presea máxima de Raw. Al talento y química de los mejores amigos, suman una cuota de humor importante considerando la repetición del New Day. El match de la semana pasada entre Seth Rollins y Jericho, tuvo una nueva versión con el mismo resultado y la misma intensidad, generando las primeras fricciones en el dúo canadiense, ya que el campeón no siguió las instrucciones del Y2J de no intervenir. Victoria para Rollins en un gran combate, quien ademas en su faceta de face puede dar rienda suelta a todo su amplio arsenal de movimientos. ¿Habrá algún necio que aun lo cuestione? Si bien Stephanie dio a entender que Owens, Jericho y Rollins serán parte importante del equipo Raw para enfrentar a Smackdown en Survivor Series, desde ya los programó en una triple amenaza para el próximo lunes, a modo de preparación para la serie de los sobrevivientes, y como aperitivo de lo que veremos en Hell in a Cell. No nos quejamos. Lejos lo mejor del show.

En el relleno de carta baja tuvimos una de cal y otra arena. Por un lado, Mark Henry en el mas penoso de los estados acompañó a The Golden Truth para derrotar a Titus O’Neil y The Shining Stars. Olvidable . Mas interesante fue lo de Bo-Dallas derrotando a Neville de manera limpia, para luego volverse contra su ex camarada Curtis “Axelmania” Axel, en una suerte de revival de los hijos de otroras leyendas, después del fallido intento que fueron los Social Outcasts. Al menos sale del relleno habitual, y rescata dos talentos desperdiciados. Y por último, la división crucera sufrió la escasez de tiempo llegando al final del show en un entretenido combate de relevos australianos, en donde Brian Kendrick, Tony Nese y Drew Gulak derrotaron a T.J. Perkins, Cedric Alexander y Rich Swann.

En la división femenina, poco y nada. Y es que fuera de Sasha Banks, Charlotte, Bayley y Dana Brooke, no tenemos mucho mas, evidenciando lo corto del roster femenino de Raw (Nia Jax y Alicia Fox parecen no tener cabida aun). Así, una vez mas, en un confuso combate Dana Brooke dio cuenta de Bayley (que al parecer no terminó la lucha de la mejor manera). Mientras, las mujeres mas importantes de la compañía solo tuvieron entrevistas realizadas por Lita comentando lo que será la histórica lucha por el título femenino de Raw en la Celda Infernal. Interesante por lo bajo ha sido la reacción del mundo del wrestling ante este evento histórico, en donde no pocos detractores han aparecido para manifestarse en contra. Por mas que las muchachas difícilmente arriesguen mas de la cuenta, y las luchas de jaula hoy en día se encuentran mucho mas controladas que en el pasado, el riesgo es evidente. Aun así, creemos que tanto Charlotte como Sasha están mas que capacitadas para dar un tremendo espectáculo, y darnos una que otra sorpresa. Fe les tenemos de sobra.

El misterio de Raw se reveló. Después de tener, al parecer, su último squash tras destrozar (literalmente) a tres jobbers, Braun Strowman fue confrontado por Sami Zayn (porque David y Goliat) en lo que será su primer encuentro de verdad tras la separación de marcas. Mala cosa eso sí para Sami, que ante la falta de planes tendrá que arriesgarse trabajando con tamaña bestia, que ya ha demostrado no ser de los mas seguros. Pero al igual que Cesaro, el canadiense no pierde ni un ápice de popularidad a pesar de la falta de oportunidades mas atractivas.

Y hablando del suizo-chileno, que mantiene su popularidad a tope, acompañó a Sheamus para transmitir desde su celular al mundo, vía streaming, su derrota ante Big E. Lo mas interesante de todo el no-angulo contra el New Day (seamos serios, no hay intención alguna de que pierdan los títulos todavía) es ver el desarrollo de la pareja europea, que ha logrado sobrevivir con mucha dignidad e inteligencia a un bookeo sin mucho futuro. Transformaron el sin sentido en algo que logra destacar en el mediocre show de Raw. No se entiende de todas formas que repitan el próximo lunes la misma pelea que veremos en Hell in Cell. En fin. Confiamos en que sacarán adelante la tarea de una u otra forma. Siguiendo en la división de equipos, Big Cass dio cuenta rápida de Karl Anderson, confirmando que el Club seguirá dando lástima a costa del payaseo. Nada en contra de Enzo y Cass, pero creemos que Anderson y Gallows están para otras cosas.

Y a lo que vino la gallada. Horas de show para ver por algunos minutos el retorno de Bill Goldberg a la compañía de la que se fue por la puerta de atrás, y en la que nunca se mostró cómodo. Pero para bien o para mal, Goldberg es uno de los nombres destacados de la historia reciente de la industria, como figura principal de WCW, y posteriormente en WWE por un corto período de tiempo, y que siempre destaco por su físico y presencia imponente mas que por un talento o gusto particular por la lucha en tanto actividad deportiva. Y seamos honestos, el hype viene precedido de justamente su último lucha en WWE contra Brock Lesnar en uno de los peores recuerdos que se pueda tener de la historia de Wrestlemania. Con el desafío puesto en la mesa, el ex campeón de WCW aceptó la revancha contra Brock Lesnar, anticipando además que será su último desafío antes de volver a colgar las botas de luchador, seguramente de forma definitiva. Escuetos minutos para Goldberg que visiblemente emocionado devolvió el cariño a su público con abrazos y besos, como nunca antes.

Nuevamente Raw debe lidiar con extensos momentos de tedio para unos pocos minutos de interés. Salvo el segmento inicial con Rollins, Owens y Jericho, y el regreso de Goldberg, lo demás fue relleno sin mucha novedad. Raw sigue siendo un programa de main eventers, y de mucho talento desperdiciado. Ahora en mas, todo da lo mismo, ya que el desastre se maquillará con dosis pequeñas de Goldberg-Lesnar hasta que el gran evento suceda. No obstante, todos los peros, tenemos fe que en Hell in a Cell tendremos un par de combates que darán que hablar.

14787477_1141821752532838_1918437704_o

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s