The Walking Dead S07E01: “The Day Will Come When You Won’t Be”

Tremendo. Cuando cada año se hace más difícil volver a esta serie, The Walking Dead tuvo en el debut real de Negan una bocanada de aire fresco que hace mucho tiempo no sentíamos en la serie de zombies favorita del mundo. Comentamos lo que pasó.

El capítulo estuvo centrado en el gran cliffhanger que despidió a la serie el semestre pasado: Negan se presta ejecutar a uno de los miembros de la “familia” de Rick, quien desconsolado mira la escena al igual que nosotros. La sorpresa sería que no solo uno de ellos sería ejecutado, sino dos.

El capítulo da un salto en el tiempo para ver las horas posteriores a estas ejecuciones, donde Negan intenta “domesticar” a Rick en la nueva forma en la que funcionará su relación, mandándolo a buscar un hacha en un lugar plagado de zombies. De todas formas Rick resuelve ese problema con ayuda de Negan, pero el misterio de la muerte sigue rondando, ya que Rick tiene ilusiones con la muerte de todos ellos.

Finalmente el misterio se resuelve, y es Abraham quien gana el sorteo para llevarse la paliza de Lucille. De forma bastante estoica, Abraham acepta su destino mortal, en lo que anticipamos en la última reseña de cómo la segunda parte de la sexta temporada se sintió como una despedida para el personaje de Michael Cudlitz. Sus últimas palabras mandaron a Negan a chupar sus nueces. Rest in power, Abraham.

captura-de-pantalla-2016-10-23-a-las-11-52-15-p-m

Daryl cometería el peor error del episodio: tras la muerte del otrora sargento, se abalanzó a golpear a Negan, lo que le valió su muerte al segundo caído en batalla, Glenn. La ejecución de esta escena fue sobresaliente, en lo que fue uno de los 5 mejores capítulos de la serie sin dudas. La angustia, y la tensión, se lograron de forma perfecta.

Aquí es donde ocurre la última patada al ego de Rick. Esta vez, todavía afectado por la muerte de sus dos amigos, es llamado por Negan para jurarle obediencia, lo que hace sin el convencimiento que él espera, así que le da una última prueba: cortar el brazo de Carl con el hacha que le mandó proteger. Nuevamente, la ejecución fue sobresaliente, un verdadero thriller psicológico en el que dimos por sentado que Rick tendría que cortar la extremidad de su hijo, cerrando los guiños al uso del hacha por parte del otrora comisario. Pero Negan lo perdona, no sin antes hacerlo jurar obediencia frente a su gente.

El grupo queda destrozado, con Maggie afectada física y psicológicamente, mientras Rick toma la RV en la que viajaban para llevar las noticias a Alexandria. ¿Pelearán frente a Negan y su ejército, o se someterán a la tiranía del hombre del bat?

Impresionante episodio, donde el director (y showrunner) Greg Nicotero y especialmente la interpretación de Jeffrey Dean Morgan y Andrew Lincoln hicieron que capítulo se sintiera especial. La partida de Glenn y Abraham, más el carisma del sanginario Negan, debiesen refrescar una serie que muchas veces se siente absorbida por su eterna construcción de cliffhangers. Esperemos que no sea el caso en la séptima temporada.

*Aviso de Revius*: Bienvenidos a las reseñas de la séptima temporada de The Walking Dead. Lamentablemente no comentaremos los próximos dos episodios de la serie, y volveremos en el cuarto capítulo del 13 de noviembre. Les avisaremos con tiempo de aquello. Disculpas de antemano.

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s