Arrow S05E05: “Human Target”

stephen-amell-and-wil-traval-in-arrow-season-5

Cuando hablamos del capítulo anterior de la serie, fuimos bastante insistentes en sostener que no sólo “Arrow” había estado progresando de forma constante en su inicio de temporada gracias a su enfoque “back to basics”, pero que además el arco inicial del quinto ciclo parecía ir agarrando momentum e ir in crescendo camino a algún tipo de revelación o confrontación.

Pues bien, afortunadamente estuvimos en lo correcto ya que “Human Target” no sólo escaló los desarrollos de la temporada a su punto lógico, pero además porque en dicho acto el show no sólo puso un broche de oro al primer arco de la temporada, pero de paso nos entregó uno de los mejores capítulos de la serie hasta ahora, lo que no puede hacer sino reafirmarnos que hicimos bien al entregar un voto de confianza a esta quinta temporada.

Y un primer punto que quisiéramos destacar antes de referirnos a la trama propiamente tal es el trabajo de dirección y audiovisual de la serie. Sí, es cierto que usualmente lo elogiamos, particularmente en lo que respecta a las escenas de acción y al gran trabajo del coreógrafo -y cada vez más habitual director- James Bamford; pero siendo honestos, el trabajo de la serie en general es uno correcto, pero que no destaca de sobremanera. Por lo mismo, la grata sorpresa que nos dejó esta semana el trabajo de la directora Laura Belsey es digno de alabanza, ya que la cineasta -habitué de series policiales como “NCIS”, “Law & Order” y “Criminal Minds”– trajo consigo una estética propia de esa clase de shows, entregando su experticia a la serie, lo que se traduce en un trabajo audiovisual que ayuda a transmitir las sensibilidades y problemas en la trama, reflejado en muchos primeros planos que ayudan al desarrollo de personaje y a las conversaciones, así como algunas tomas que fomentan la confrontación -física o psicológica- entre los diversos intervinientes. Un trabajo impecable para un episodio que pone su foco en la perspectiva humana de los personajes más que en la acción propiamente tal.

ar505a0004rjpg-f9b290_765w

Entrando a la narrativa propiamente tal, otro tema digno de admirar es la forma en que el episodio logró hilar de manera espectacular las diversas tramas que ha presentado la temporada hasta ahora. Así, mientras se mantiene a Oliver como foco del episodio por razones obvias, se le entrega una forma simpática de resolver la trama sobre la amenaza de Church gracias a la presencia de Christopher Chance, aka, The Human Target (Wil Taval); y claro, también está el rescate de René, la unión entre éste último y Digg gracias al pasado militar de ambos, así como a la forma en que deben lidiar con sus decisiones y la manera de encontrar la redención; e incluso hay una trama sobre el ya mencionado Church, quien en un giro bastante inesperado, termina encontrando un trágico y violento final a manos de Prometheus.

También vale la pena dedicarle palabras a la trama sobre la vida política de Oliver, principalmente porque se trata de una trama que en el papel no sólo era la menos atrayente, pero que además corría el riesgo de ser mal llevada porque, seamos serios, no es fácil para una serie de superhéroes tratar temas así con la misma facilidad con la que se trata la acción, por ejemplo. Sin embargo, la serie ha tomado una ruta increíblemente inteligente, ya que mediante la limitación de la trama a momentos justos, así como a la forma peculiar en que se ha hecho resonar dicha narrativa en la serie en general, se puede fomentar la trama, lo que no es tarea fácil pero que damos por hecho que ha resultado tanto por la presencia de Thea y de Quentin, así como por la intriga que implica Susan Williams y su toma de conocimiento del pasado de Oliver -entroncando con los flashbacks, dicho sea de paso-.

En general la trama política ha funcionado como una extraña muestra del lado más optimista y esperanzado de Oliver, canalizando de cierta forma la faceta política del personaje que tanto lo caracterizara en los comics. Claro, no llegamos al Ollie de izquierda de las viñetas, pero en cuanto a la aproximación más cercana que podemos tener, todo ha funcionado; así como también ha funcionado el contrapunto con la vida de vigilante, la cual también ha tomado un matiz un poco más liviano que como partimos la temporada, ya que no sólo pareciera que Oliver volvió a la regla de no matar, pero el retorno de Diggle y el cada vez mejor funcionamiento del nuevo Team han aligerado la carga de oscuridad en la serie.

Dejando de lado el lado político, centrémonos en el lado más importante del capítulo: el ya mencionado rescate de René, así como el duelo definitivo entre el Team Arrow contra la organización criminal de Church. Y lo cierto es que, como mencionamos la semana pasada, era casi difícil para el personaje de Chad Coleman el poder enfrentarse contra el de Stephen Amell de igual a igual, considerando el nivel de combate de Oliver, así como el foco con el que contaba para poner un fin a las actividades criminales de Church, además de la compañía de un Team Arrow más afianzado y reforzado ahora con el retorno de Digg -con un nuevo traje y casco como Spartan-.

arrow-human-target-image-wil-traval-600x401

Otro elemento importante del episodio, aunque curiosamente quizás sea el más bajo, es la ya mencionada presencia de Wil Taval como Christopher Chance (en su tercera versión live action tras 2 series televisivas anteriores). Pero pese a ser lo más débil, aún fue un elemento fuerte en el capítulo, más por el factor sorpresa y su rol en el presente y en los flashbacks, que por la presencia propiamente tal en el episodio -la que en teoría no fue tanta, si consideramos que por las habilidades del personaje, gran parte de sus minutos en pantalla fueron interpretados por otros actores-.

Y claro, también debemos ahondar en la muerte de Church, no sólo por el factor sorpresa, pero además porque termina de posicionar a Prometheus como villano para la temporada, que probablemente irá acumulando momentum para explotar luego del crossover con las demás series del universo compartido. Aún así, no sólo elogiamos la participación de Church como ente unificador y una seria amenaza en este primer arco, pero además la voluntad de la serie para tomar esta clase de giros o sorpresas que no habíamos visto hace tiempo (quizás desde Brother Blood y Deathstroke en la segunda temporada).

Finalmente, “Human Target” como episodio funciona porque logra la convergencia de todas las tramas del comienzo de la temporada y las desarrolla y las lleva hacia su desenlace natural, a la vez que toma riesgos interesantes, pone un buen broche de oro al final del primer arco de la temporada, y demuestra que, por primera vez en mucho tiempo en la serie, absolutamente todas las tramas y todos los personajes son importantes.

Notas al cierre:

  • RIP Tobias Church, y gracias a la producción por traer a un actor como Chad Coleman para tan importante rol.
  • Desde ya los invitamos a hacer sus apuestas, ¿quién es Prometheus? ¿Roy Harper? ¿un renacido Tommy Merlyn? ¿Susan Williams? ¿Billy, el nuevo novio de Felicity? Nosotros aún no tenemos un candidato, pero el hecho de que se trate de alguien cuyo pasado fue aparentemente truncado por la labor de Oliver como vigilante, nos hace sospechar desde ya.
  • Es imposible no notar un dejo a Christopher Nolan en la dirección de este capítulo.
  • Convengamos que las escenas donde Chance se hizo pasar por Oliver fueron de lo mejor del episodio (y gran labor la de Stephen Amell de interpretar al personaje con un dejo de distinción suficiente como para que posteriormente nos hiciera sentido que en verdad se tratara de Human Target y no del verdadero Oliver.
  • Por cierto, si Wil Taval les parece conocido, quizás lo recuerden por su papel de Will Simpson/Nuke en “Jessica Jones”.
  • Los shippers de “Olicity” probablemente no salgan completamente tranquilos después de este capítulo, pero convengamos que el haber dejado de lado la trama romántica hasta ahora ha dado tremendos dividendos a la serie.
  • La conexión de Digg y René por su pasado militar, así como el nuevo rol de mentor del personaje de David Ramsey son un desarrollo que tiene mucho sentido, y que culminan el trayecto de evolución que John Diggle ha tenido a lo largo de la serie.
  • 5 capítulos y los flashbacks se han mantenido entretenidos y relevantes. Todo un triunfo!
Arrow -- "Human Target" -- Image AR505b_0085.jpg -- Pictured: Stephen Amell as Oliver Queen/The Green Arrow -- Photo: Dean Buscher/The CW -- © 2016 The CW Network, LLC. All Rights Reserved.

Photo: Dean Buscher/The CW — © 2016 The CW Network, LLC. All Rights Reserved.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s