Supergirl S02E06: “Changing”

supergirlchanging2

Es una gran declaración política por parte de la producción de la serie el desarrollo de un episodio como “Changing”, considerando los temas que la serie ha tratado a lo largo de una temporada y la forma en que han resonado con lo que ocurre en el mundo real, especialmente tras los resultados de las más recientes elecciones en EE.UU. De pronto la tendencia de la serie de ahondar su temática más profunda, todo mediante un capítulo que refuerza -generalmente- una cantidad de puntos que se oponen a las nefastas banderas de lucha de Trump y su gente, se vuelve un llamado de atención que “Supergirl” realiza con mucha fuerza.

La trama esta semana comienza en una estación de investigación científica en Noruega, donde el caos y la destrucción -a todas luces influenciadas por “The Thing”– afectan a una expedición comandada por el experto en cambio climático, Rudy Jones (William Mapother, el recordado Ethan de “Lost”, y que ya contaba con un rol en el universo televisivo de DC en “Constantine”). Jones se vio afectado por un parásito extraterrestre que lo convierte en el villano aptamente titulado Parasite, por lo cual tras volver a EE.UU. -y evitar la custodia del D.E.O.-, comienza una cacería en contra de todos aquellos deleznables sujetos que trataron de sabotear su labor científica, no sólo mediante su despido de la universidad donde impartía la docencia, pero también por el hecho mismo de tratarse de personas que se dedican a negar la existencia del cambio climático (como cierto presidente recién elegido).

Es entonces así que Kara no sólo deberá poner fin a la amenaza que significa Parasite, pero también debe lidiar con los demás cambios que ocurren durante el episodio, no sólo respecto a ella tras ser afectada por las habilidades del villano para succionar la energía de sus víctimas, pero también por lo que ocurre con aquellos que la rodean: nos referimos a los conflictos con Mon-El relacionados con la forma en que el daxamita debería vivir su vida, y también por la situación de Alex, quien está lidiando con sus ya comentados problemas sobre aceptar su orientación sexual, con todo el bagaje que significa el “salir del closet”.

supergirl-changing-review

El cambio también afecta a James, quien tras haberse hartado de ser el sidekick de todos, sigue lidiando con la necesidad de convertirse en un vigilante, por lo cual enlista la ayuda renuente de Winn, quien sigue adaptándose a ser el “Cisco” de “Supergirl”, por lo que se encargará de crear el traje y herramientas para que Olsen, ahora bajo la identidad de Guardian, pueda combatir el crimen y prestarle una mano a Kara en la defensa de National City.

Como dijimos, es una trama extraña y que se siente increíblemente forzada en cuanto a su motivación y justificación. Y es que si bien no nos molesta el hecho de poder ver a James y Winn en un rol más activo, la decisión de tener al primero combatiendo el crimen no deja de ser extraño y casi irracional. Si además consideramos lo que ocurre en las demás series, donde no sólo existen grupos de héroes cada vez más grandes (Cisco, Caitlin y Wally acompañando a Barry en “The Flash”; el nuevo Team Arrow en “Arrow”; y la reconfiguración del equipo en “Legends of Tomorrow” -además de la presencia de la JSA-), pero donde los personajes ya establecidos están tomando roles de mentores sobre una nueva generación de héroes, es fácil ver que la tendencia de tener a James como vigilante y la necesidad de Kara por entrenar a Mon-El, perfectamente puede obedecer a seguir la tendencia de los demás shows y hacer que “Supergirl” se sienta más como parte del universo, amparado en el cambio de canal y allanando el camino para lo que será el crossover entre las 4 series. En el mismo sentido, el duelo final contra Parasite es otra evidencia al respecto.

Pero dejando lo anterior de lado, y tal como ocurrió la semana pasada, es nuevamente la trama de Alex lo que eleva el episodio. Y es que, tal como con el capítulo previo, cualquier elogio que podamos dar respecto a esta narrativa y al desarrollo de la misma, terminaría quedando corto. Nuevamente Chyler Leigh domina cada escena en que está, gracias a su trabajo dramático mostrándonos el lado más vulnerable de una Alex que está recién comprendiendo lo que significan, no sólo sus sentimientos por Maggie, pero una serie de eventos y relaciones suprimidas y reprimidas en su memoria, todas señales que en su momento ignoró o no fue capaz de comprender, como aquellas amistades con otras chicas que para ella se sintieron como mucho más, y que las ignoró, sea porque ella o su entorno le hacían creer que era heterosexual, o bien porque su foco en su vida escolar y luego, profesional, ocupaban casi toda su atención.

Claro, hay una trama también entremedio que va más allá de Alex, esto debido a la reacción de Kara ante la confesión de Alex en torno a su sexualidad. Pero la serie plantea esto no como una reacción de Supergirl ante la revelación hecha por su hermana, sino más bien como una forma de sentir culpa por no haber podido prestar atención y ayuda a Alex antes, debido a que toda la atención estuvo posada en ella desde su llegada a la Tierra. Por ahí quizás Kara trató de centrar demasiado el conflicto en su reacción más que en lo que pasaba por la mente de su Alex, pero al final del día no sólo se soluciona el malentendido entre las hermanas, pero nuevamente vuelven a su habitual relación de apoyo y cariño mutuo, reafirmando así uno de los elementos más fuertes de la serie.

supergirl-changing-the-guardian-kara-danver-mon-el

Claro, hace falta algo de drama para mantener el interés, por lo cual la serie toma la decisión de establecer que las cosas no serán tan fáciles para Alex ahora, como ocurre con todo interés sentimental. Y es porque, no bien Maggie acepta el beso de la mayor de las Danvers, es pronta en dejar en claro que ambas se encuentran en etapas distintas de sus vidas (considerando su reciente término de relación), por lo cual no es el momento propicio para tener una relación, prefiriendo que sean amigas. La reacción de Alex es, por lejos, una de las más desgarradoras de la serie, a la vez que la vemos cuestionarse absolutamente todo tras haberse enfrentado al rechazo de la única persona que fue capaz de hacerla entender y comprender su orientación sexual.

Finalmente, “Changing” hace honor a su título mediante la gran sacudida que le da al status quo de la serie. Y si bien no todos los cambios tienen sentido -te miramos a ti James-, lo cierto es que la serie ha sabido no sólo mejor constante y notoriamente en su actual temporada, pero también ha perdido el miedo en alterar sus desarrollos para acomodar su narrativa acorde a la ocasión.

Y ciertamente los cambios no habrán de terminar, considerando que el episodio termina con Mon-El bajo el control de Cadmus, lo que ciertamente le dará mucho que hacer a Kara antes de tener que encontrarse con los demás héroes para hacer frente a los Dominators en el tan esperado crossover del “Flarrowverse”.

Notas al cierre:

  • Otra señal de mejoría de la serie es haberle perdido el miedo a utilizar villanos importantes y reconocibles de Superman en su trama. La presencia de Parasite -no bien se cambió su origen- sigue la tendencia marcada tanto por Metallo, como por la familia Luthor.
  • J’onn recibió una transferencia de sangre de M’gann, desarrollo del cual claramente derivará mucho drama.
  • Primera vez que vemos el apartamento de Alex.
  • ¿Dónde está Snapper?
  • “I’ll go get the alien. You get the girl.”

960

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s