Hands of Stone (2016)


Hands of Stone 

País: EE.UU/Panamá
Año: 2016
Género:  Biográfica
Duración: 105 minutos
Director: Jonathan Jakubowicz
Guión: Jonathan Jakubowicz
Reparto: Édgar Ramírez, Robert de Niro, Usher, 
Rubén Blades

En latino américa nos hemos caracterizado por tener ídolos deportivos que representan de alguna manera el alma y corazón del pueblo al que defienden. Suelen ser de origines humildes, con infancias plagadas de pobreza y duras pruebas, y muchas veces con una gloria que nace de la adversidad. Hands of Stone relata la historia de uno de esos ídolos, Roberto Durán (Edgar Ramírez), el boxeador más famoso de Panamá, y uno de los mejores de todos los tiempos. Durán nació y se crío en uno de los barrios más pobres y peligrosos de Panamá, El Chorrillo, y desde temprana edad demostró una irreverencia y una particular personalidad que lo empujaría a llevarlo al límite. Eso en conjunto con su afición por el boxeo y las peleas callejeras, lo llevo a rápidamente ascender en el mundo del boxeo panameño de mano de su entrenador Plomo Quiñones. A medida que va creciendo en popularidad, su representante Carlos Eleta (Rubén Blades) lograría convencer al mítico Ray Arcel (Robert De Niro) de tomar a Duran, quien sería el responsable de eventualmente llevarlo a la cima del boxeo.

Durante toda la travesía de Durán, prevalece la sensación de que esta es una película de boxeo, un filme principalmente deportivo que ante nada busca retratar los momentos más insignes en el ring de un famoso boxeador. El retrato se enfoca principalmente en el aspecto pugilista y del personaje que exhibía Durán antes y después de las peleas. Según los entendidos, la película retrata de manera fidedigna las peleas de Durán, de su infame victoria a Buchanan, nublada por la duda de si ganó con un golpe bajo, a sus peleas con Sugar Ray Leonard, el eje central del aspecto boxeador del filme. En un interesante casting, Sugar Ray Leonard es interpretado por un Usher que no siempre deslumbra, pero le brinda carisma a un peleador cuyo estilo y personalidad no podría ser más opuesto al de Durán. Entre ellos nace una rivalidad, que la película exagera y caricaturiza a ratos, sobre todo en reacciones por parte de cada uno ante la estrategia del rival, pero igual logra captar la esencia de las dos peleas, tanto la que daría el Título Mundial del Peso Welter a Durán, como la que perdería Roberto con el supuesto “No más”.

Image result

Adicional a lo temible, e irreverente, que era como boxeador, la película hace mucho énfasis en como Durán enfrentaba su vida personal de una manera muy similar.  Mucho se nos muestra de los excesos de Durán, tanto en sus dichos en conferencias de prensa, sus insultos a Sugar Ray y su esposa, como en su estilo de vida, desde su gusto por las fiestas, su exabruptos y hasta su particular manera de nombrar a los hijos (todos se llaman Roberto). A ratos la película pareciera mostrarnos más el “personaje” de Durán, que al verdadero Roberto, algo exacerbado por el exceso de lugares comunes y de escenas de “shock”, sobre todo la cantidad de naturaleza sexual. Estos momentos más superfluos añaden a la sensación de que estamos viendo una caricaturización del personaje, a pesar de que uno que ha escuchado a Durán o lo ha visto en televisión nacional sabe que es su manera de ser. De similar manera, quedará abierto el debate del retrato que se le da a Panamá y a su cultura, ya que en estas películas uno suele quedar con el miedo que se caricaturizará o bananizará en exceso al país. La localización en general se siente bien lograda, a pesar que algunos puedan discrepar, ya que se sienten sinceros y verídicos tanto los panameñismos de los personajes, con particular énfasis en el maravilloso momento en que De Niro suelta un improperio típico panameño, como la cultura y el ambiente del país.

Hands of Stone matiza la visión que nos da de “Manos de Piedra” profundizando su mirada en las relaciones entre Durán y su esposa Felicidad y su entrenador Ray Arcel. Está primera relación se retrata de una manera muy particular, ya que la película muestra como nace esta particular pareja de orígenes tan diametralmente opuestos en las calles de Panamá, y como conviven dos personas de características tan opuestas. Particularmente interesante es que la película no esconde los fallos de Durán en su relación matrimonial y hacía su esposa, lo que hace mucho más fuerte el lazo emocional que logra entre los dos personajes. El retrato de lo difícil que era mantener una relación, no sólo entre dos personas tan distintas, si no que con un deportista como Roberto, se siente sincera y hace que sea uno de los puntos altos de la película.

La otra relación que recibe mucha atención es la de Ray y Mano de Piedra. Robert de Niro impregna a Arcel del carisma y sabiduría esperada de un gran entrenador, y le brinda suficiente profundidad al personaje para volverlo más que sólo una figura paterna para Roberto Durán. Sin duda quedará el sabor a algunos de que la película enfoca en demasía a Arcel, sobre todo en cuanto a tiempo de pantalla como en su preponderancia en los triunfos de Manos de Piedra, pero al mismo tiempo se entiende la necesidad de explorar en profundidad no sólo a Arcel si no que su relación con Durán. Esto porqué esta relación no sólo es la típica entre el alumno rebelde y el maestro sabio, si no que detrás existe el resentimiento de  Roberto, y en efecto de todo un país, que creció viendo como Estados Unidos controlaba soberanamente el área del canal, territorio dentro de Panamá que los panameños no podían transitar libremente. Es este aspecto de la relación, junto al abandono de Durán por parte de su padre, un militar americano, que logra dar más naturalidad y realismo a la tensión entre Arcel y Roberto, y como los frutos de su trabajo en conjunto los logra acercar.

En general Hands of Stone es una entretenida mirada a la vida de uno de los más grandes de la historia del boxeo mundial, que no sólo nos muestra el personaje de Durán, si no que nos permite vistazos a sus momentos más íntimos y duros. A ratos se abusa de los lugares comunes, los clichés y los excesos de la película, pero tiene suficiente carácter y carisma para lograr hacerle justicia al ídolo que retrata.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s