The Flash S03E07: “Killer Frost”

flash-and-julian

Desde sus inicios la serie del corredor escarlata se ha caracterizado por su forma de abordar la transición del cómic a la TV de una gran manera. Es en esta misma forma en que uno de los elementos que más destaca es el carisma de sus personajes, y sobre todo de su protagonista. Su tono light, muchas veces acertado, es el plus que algún momento necesitó pero abusó de él Arrow y que ahora en cierta forma imita Legends of Tomorrow. En un promedio, The Flash se nutre muchas veces de la liviandad (viéndolo de forma positiva) que puede llegar a tener, logrando entregarnos lo prometido: Una gran serie de superhéroes. No obstante, otro elemento loable en la segunda serie del Flarrowverse es como muchas veces deja de lado dicho tono para drásticamente cambiar al elemento dramático, sobre todo en las relaciones humanas y las implicancias de éstas dentro del Team Flash.

Son dichos elementos que “Killer Frost” utiliza de la mejor forma posible, traduciéndose en lo que es un excelente capítulo, que brilla por sobre todo en la dirección y la forma en que la historia fue tratada, y que de paso se encarga de abordar de lleno todas las consecuencias directas de Flashpoint Paradox. La séptima entrega de esta temporada está sin lugar a dudas entre los puntos más altos de la misma, y desde principio a fin las fortalezas opacan totalmente a las pocas debilidades que el capítulo pudo haber tenido.

Quien se roba las miradas, y por lejos kills it [English pun intended], es Caitlin Snow (Danielle Panabaker) en su lado más oscuro como Killer Frost. Tras ayudar a Barry, sus poderes se apoderan cada vez más de ella, haciendo que actúe de manera poco racional, desatando toda su personalidad escondida como villana. Es dicho lado de su personalidad en el que Danielle saca a relucir sus mejores dotes actorales; cada vez que le ha tocado interpretar a Killer Frost hemos sido testigos que una performance sublime. La frialdad, tan característica del personaje, es llevada a cabo con tanta naturalidad por la actriz que uno llega a pensar que nació para interpretarla. Siempre hemos creído que de todo el team, Snow es la que más ha sufrido y menos atención ha tenido, por lo que cada ocasión en la que el foco está puesto en ella, tenemos estos momentos de brillantez que sólo suman puntos a favor para la serie.

the-flash-307-caitlin-flash.jpg

Junto a Cisco, la doctora Snow logra salvar a Barry de manos de Savitar, teniendo que utilizar sus poderes para esto, lo que lleva a que su personalidad oscura logra ganar la pulsada en su interior. Por lo mismo, es Caitlin, en su búsqueda por cambiar su actual situación, quien mueve principalmente todos los hilos narrativos del capítulo, abriendo heridas no sólo propias sino que también en sus amigos. Es la personalidad fría de Frost la que desencadenará problemas para Barry, Cisco, los West y la fuerza policial de Central City. Todos elementos que de una u otra forma conjugan en el entramado principal del capítulo, abriendo muchas posibilidades a lo qué sucederá de ahora en adelante en la vida de cada personaje y cómo cambia esto la actual situación en Central City.

Como mencionábamos, “Killer Frost” lidia con todo lo que causó Flashpoint y la alteración de las líneas del tiempo. De no ser por Barry y su egoísmo, la situación para todos sería distinta, y es dicho resentimiento el que Frost más utiliza contra nuestro héroe. Por causa suya ahora Wally está en una crisálida; debido a la alteración Caitlin ahora lucha por no convertirse en lo que más teme, y por su culpa ahora Cisco ya no tiene a su lado a Dante (al haber muerto en un accidente). Es esta culpa otro de los elementos narrativos principales del episodio que destacan, ya que hasta ahora Barry no había tenido que lidiar completamente con todo lo que significó viajar en el tiempo y cambiar los sucesos de su pasado. Si bien Flash posee todos estos ideales innatos que un superhéroe debería poseer, es Barry como tal y el hasta comprensible egoísmo lo que le han jugado malas pasadas. Como bien dice el personaje de Panabaker, algunas cosas una vez rotas no pueden volver a arreglarse. Frase que funciona a muchos niveles dentro de la serie misma, y que anteriormente Jay Garrick había utilizado de otra forma en el segundo capítulo de la temporada: El tiempo, y por consecuencia las personas, una vez alterados, no tienen vuelta atrás.

the-flash-season-3-killer-frost-image-5.jpg

En los momentos entre Caitlin y Barry es en donde residen las mayores fortalezas del episodio. Ya hablamos de lo notable que Danielle Panabaker actúa como Frost, pero no podemos obviar al gran trabajo que Grant Gustin muestra, sobre todo en los momentos de mayor tensión. Un Barry afligido y decepcionado de sí mismo es lo que vemos durante el episodio, cosa no menor, si consideramos todo el peso emocional que conllevan el tener problemas con Cisco, asumir que todo es su culpa y que ahora incluso podría perder a una amiga. Todas estas emociones están muy bien logradas por un actor que ya ha demostrado el talento que tiene desde su primera aparición en Arrow.

No obstante, a pesar de todo lo malo que pueda estar pasando por la vida de Barry y los demás, es la esperanza su mayor súper poder, algo que H.R. destaca al poco tiempo de ser miembro del Team Flash. Es la fuente infinita de ella la que mueve a Barry a desafiar lo imposible, incluso cuando todo parece estar perdido. Quien juega un rol clave en hacer ver esto a Barry es Iris, quien últimamente ha quedado relegado a un segundo plano, pero que aparece en el momento preciso. Nuestro héroe ahora debe asumir errores, y no dejar que la culpa condicione su vida. Nadie sabe si la muerte de Dante o los poderes de Caitlin son realmente culpa de Flashpoint, así que ahora es cuando Barry debe asumir su lugar de líder y tratar de enmendar la situación.

En una decisión más que cuestionable, Joe no aguanta y decide sacar a Wally de la crisálida pese a las múltiples advertencias. Es esta acción la que lleva a Barry a enfrentar a una captiva Killer Frost, en lo que fue quizá el climax emocional del capítulo. En un gran logrado momento, Gustin y Panabaker nos han dado parte de los mejores minutos que hemos visto hasta ahora, consiguiendo finalmente que Caitlin logre imponerse por sobre su oscura personalidad para así poder ayudar a un necesitado Wally.

the-flash-season-3-episode-7-killer-frost.jpeg

Todo concluye con el Team Flash en buenos términos, aunque aún queda por ver cómo estas cicatrices logran cerrarse (si es que se puede siquiera). Lo que más llama la atención es ver qué sucederá con la amistad entre Cisco y Barry, sobre todo considerando que se viene el crossover, por lo que estas tramas suponemos quedarán de lado por al menos una semana. Además, tenemos a un nuevo speedster en el juego por medio de Wally West, quien inevitablemente asumirá el manto de Kid Flash. Nos causa duda si es que el propósito de Savitar y Alchemy era sólo brindarle poderes, o si en el futuro querrán utilizarlo para propósitos más malévolos.

Para finalizar con los comentarios del episodio, es imposible no mencionar al dúo de villanos. Nos queda claro que Alchemy -de quien ya conocemos su identidad- es lacayo de Savitar. Este último sólo necesitó de minutos para demostrar todo su potencial y las abismantes diferencias que existen entre él y Barry. Una interrogante que nos quedó rondando tras la pelea entre ellos es si es realmente un dios o alguna especie de ser, porque al abrir su “máscara” no se aprecia nada humano o algo por el estilo, por lo que creemos que la producción le podría dar un enfoque totalmente diferente al de las viñetas. Desde ya apostamos a que algo fuera de lo humano es parte de su origen.

Así finaliza un excelente capítulo de The Flash, que por medio de la dirección de Kevin Smith (Clerks) se sitúa entre los o el mejor episodio hasta ahora de la tercera temporada. Todo muy bien equilibrado en una historia que por momentos nos tuvo con el corazón en las manos, entregándonos escenas notables. Ahora se viene el epic crossover, que tendrá una duración de 4 días y que incluye a las cuatro series del Flarrowverse, así que por el momento la trama principal se tomará un break. Obviamente aquí en Revius estaremos comentando dicho evento, así que los invitamos como siempre a seguir nuestra cobertura.

 Notas al cierre:

  • Por fin muchos fanáticos cumplieron el sueño de ver a Caitlin y Barry darse un beso, independiente de que haya estado lleno de frialdad
  • Dicho sea de paso, aquel beso que deja el cuerpo completamente congelado es un movimiento característico de Killer Frost en los cómics
  • Kevin Smith dirige su segundo capítulo en The Flash (el anterior fue The Runaway Dinosaur), logrando una vez más entregar un producto de tremenda factura
  • Joe West, siempre el más cuerdo y el que siempre pone la pelota al piso, ¿QUÉ TE PASÓ AHORA?
  • R. aportó mucho a este episodio. Hay que admitir que algo de genialidad hay en él.
  • Barry renunció al CCSP, por lo que ahora se podrá dedicar full time a ser héroe
  • Y bueno, las pistas eran muchas y resultó ser verdad: Julian Albert ¿fue/era/será Doctor Alchemy? Muchas interrogantes nacen tras el cierre del episodio
  • Savitar, dios de la velocidad, le hace honor al nombre. Grandiosa secuencia de la Speed Force al inicio del capítulo
  • ¿A qué regreso se refiere cuando habla con Julian? ¿Al regreso desde la Speed Force?
  • Se viene el crossover, y el hype nos brota a flor de piel, por lo cual compartimos con ustedes el tráiler de éste:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s