Arrow S05E07: “Vigilante”

stephen-amell-as-oliver-queenthe-green-arrow-on-arrow_tyh6-640

Hablar de la grandiosa quinta temporada que nos ha dado “Arrow” hasta ahora es hablar no sólo del rol pivotal de Stephen Amell tanto en su show como en todo el “Flarrowverse”; pero también es hablar de todos los integrantes del elenco. Y es que no bien “Arrow” no se ha convertido en un show coral, la cantidad de nombres nuevos y la importancia que cada uno de los personajes -nuevos y recurrentes- que han dicho “presente” en esta temporada ha sido una señal importante no sólo de la forma en que la serie ha sabido adaptarse con el paso del tiempo, pero también para introducir modificaciones al status quo que, al mismo tiempo, contrastan y potencian la decisión de enfocar una temporada “back to basics” como ha sido la actual.

Y es que ante el reposicionamiento de algunos personajes, como el rol disminuido inicial de Digg -actualmente potenciado tanto por su retorno al Team Arrow como por el cambio en el foco de su ira, sumado a la situación de estar alejado de su familia más por su situación de prófugo que por el drama por lo ocurrido con Andy-, o el cambio de ambiente para Thea y Quentin (que afortunadamente ha funcionado de maravillas, gracias a la fortaleza de Willa Holland y Paul Blackthorne como actores); resulta muy importante el rol de los nuevos reclutas en el rol de apoyo para Felicity y Oliver.

Aquí es donde resalta en primer lugar la presencia de Curtis, para bien y para mal. Y es que Mister Terrific ha sido hasta ahora el punto más bajo del nuevo Team Arrow, ya que ahí donde el personaje de Echo Kellum aporta simpatía y comic relief por montones, lo cierto es que su eficacia en el campo ha sido cuestionable por lo bajo. Y es que no importa cuantas veces el show nos recuerde que se trata de un medallista olímpico -lo que ni siquiera es tomado en serio por sus compañeros de equipo-, en más de una oportunidad sus falencias han quedado en evidencia en el campo, siendo la instancia más reciente éste mismo capítulo, tras quedar a merced de Vigilante, el nuevo vigilante -duh- arribado a Star City, cuyo modus operandi trazó más de algún paralelo con el Oliver de la primera temporada.

ar507b_0175b1

Y ya que estamos en el tema de Vigilante, ¿podemos considerar a estas alturas que su identidad sea un secreto o que no se pueda spoilear? Digo, claro, en el pasado hemos hablado mucho sobre la posibilidad de que Adrian Chase, el nuevo fiscal de distrito de Star City, pueda cumplir el mismo destino de su contraparte en los comics (y tampoco es como que Josh Segarra, el actor que da vida a Chase, no haya hecho eco de esto en sus diversas entrevistas); mas como con estas series nunca se sabe, siempre existe la posibilidad de que quizás Chase no sea Vigilante, aunque claro, no sólo existen pocos posibles candidatos, sino que además el ominoso diálogo del fiscal en sus escenas con Oliver en el cuartel de policía no hacen más que reforzar lo expuesto.

Tras ese paréntesis, y volviendo a lo que discutíamos sobre Curtis, lo cierto es que es él quien más urgentemente necesita un reenfoque en la serie, mismo que creemos que eventualmente llegará de la mano del momento en que tanto el personaje como el show decidan recurrir al aspecto tecnológico tan característico de Mr. Terrific en los comics. El potencial está ahí, solo basta que “Arrow” decida hacerse cargo de él.

Y a propósito de hacerse cargo, es importante discutir la situación de Artemis, no sólo por la relevancia que ha cobrado en este segundo arco de la temporada, pero también por el hecho de su aparente traición hacia el Team, si acaso la escena final y su conversación con Prometheus sirven de indicador. Sí, “Arrow” ha jugado a engañarnos con secuencias así anteriormente (tan recientemente como el episodio anterior, si consideramos la posibilidad o no de que Quentin Lance sea Prometheus), pero aún así cuesta un poco no comprar el posible cambio de capas de Eve, especialmente debido al constante roce en el que se encuentra con Oliver, tanto por el cuestionamiento a sus métodos y secretismo -pasado y presente-, como al constante recordatorio de creer que Green Arrow dejó morir a sus padres cuando estos estaban bajo el poder de Damien Darhk.

Será interesante ver la evolución de Artemis de ahora en adelante, como dijimos, no sólo por el foco que tiene en este arco (tras haber pasado el primero centrado en Wild Dog y, en menor medida, Ragman), pero además por una posible redención en caso que efectivamente se materialice su traición y esté de lado de Prometheus. Aunque el hecho que no la hayamos visto en ninguna de las promos sobre el crossover -lo que sí ha ocurrido con los demás- quizás puede ser una señal un tanto decidora respecto a donde puedan estar eventualmente sus lealtades.

600px-arrows5e07_06

René y Rory, por su parte, continúan cimentando su posición en el equipo y la serie en general, demostrando además ser las mejores adiciones hasta ahora. De particular importancia en este episodio fue la profundización de la relación de mentor-aprendiz entre Digg y René, y la forma en que el segundo logró de cierta forma alegrarle el día al bueno de John, orquestando que el personaje de David Ramsey pudiera celebrarle su cumpleaños a John Jr. en compañía de su familia.

“Vigilante” es otro buen capítulo que pone su foco no sólo en las dinámicas y desarrollo de los integrantes del Team Arrow, pero también introduce formalmente un nuevo personaje mediante el trazado de los paralelos ya mencionados entre Oliver actual y el que era cuando inició su carrera justiciera, a la vez que pone en tela de juicio los métodos y resultados obtenidos a lo largo de 4 años de trayectoria. Y sentimos que es más importante quedarse con eso que en la minucia de lo ocurrido en el episodio, porque siendo honestos, toda la trama en torno a los ladrones de banco enmascarados no fue más que el pretexto necesario para que la serie pudiera explorar a sus personajes como ya lo hemos expuesto.

Es así como la narrativa queda posicionada de forma bastante especial de cara al mid-season finale, ya que tras el crossover entre todas las series -en lo que marcará el episodio n° 100 de la serie-, la trama de este quinto ciclo será retomada de forma propiamente tal en el mid-season finale, donde seguramente más de alguna revelación tendremos sobre la identidad de Prometheus, o la posible traición de Eve.

Notas al cierre:

  • Quizás lo habíamos pasado por alto hasta ahora, pero vale la pena elogiar el trabajo de Madison McLaughlin en la serie, particularmente la evolución que ha tenido desde su debut la temporada pasada, al lugar en que se encuentra ahora, especialmente lo mucho que ha mejorado como actriz.
  • Hablemos de los flashbacks: es una perogrullada a estas alturas, pero este año de Oliver en Rusia ha sido tan bueno que de verdad que no nos cansamos de elogiarlo. Y como si no fuera suficiente, Dolph Lundgren ha demostrado una versatilidad increíble en su rol de Konstantin Kovar, agregando otro villano carismático a la serie, así como el mejor antagonista que los flashbacks han tenido desde la época de Slade Wilson y Professor Ivo.
  • Da gusto que la serie no decidiera alargar innecesariamente la revelación de lo ocurrido con Quentin la semana pasada. No sólo porque sigue reforzando el vínculo adoptivo padre-hija entre Lance y Thea, pero además porque agrega más profundidad a la trama, plantando un leve manto de duda sobre Lance, así como darle más complicaciones a Oliver al tomar conocimiento de lo ocurrido con el padre de Sara y Laurel.
  • Todavía no sabemos bien qué pensar sobre la posibilidad de una posible relación entre Susan Williams y Oliver. Claro, la serie pareciera ir encaminada hacia allá, pero creemos que Oliver debería darse cuenta que algo raro ocurre con la periodista que ha pasado gran parte de la temporada tratando de desacreditarlo -y eso que ignora que Susan sabe de su pasado en Rusia-. Es otra trama que esperamos se aclare un tanto en el mid-season finale.
  • No deja de ser curioso -en una forma estereotípica creemos- que Oliver asumiera que Rory le estaba citando un pasaje de la Torah sólo por ser judío, para posteriormente descubrir que en verdad era una cita de “Moby Dick”. Fue un momento extraño.
  • En una nota relacionada, pero ahora mucho más positiva, cuanto gusto nos da ver que “Arrow” -y en general todas las series y películas de DC- nos están presentando elencos y grupos de héroes cada vez más diversos e inclusivos, cosa que ha permitido destacarse peculiarmente del trabajo de Marvel en la materia, uno de los pocos apéndices donde la “casa de las ideas” está claramente al debe.
  • ¿El nombre del bar donde se reúnen Oliver y Susan? “Maguire’s”, referencia evidente a Kevin Maguire, icónico artista de comics usualmente relacionado con DC por su labor en títulos como “Justice League International”.
  • También sacó una nueva referencia esta semana George Papp, uno de los co-creadores de Green Arrow en los años 40s.

1_57c7e0ba4c

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s