Breaking a Monster (2015)

breaking-a-monster-posterBreaking a Monster

País: EEUU
Año: 2015
Género: Documental musical
Duración: 92 min.
Director: Luke Mayer
Guión: Luke Mayer

Si naciste en Brooklyn y además eres afrodescendiente de seguro lo tuyo es el hip hop, el R&B o a lo mas el jazz. Pero para tres pre adolescentes con estos antecedentes la cosa fue distinta, ya que curiosamente a través del anime y la lucha libre llegaron al mundo del metal.

Malcolm Brickhouse, Jarad Dawkins y Alec Atkins, los protagonistas de esta historia, dieron forma a Unlocking the Truth, una banda de metal alternativo cuyos miembros que no superaban los 10 años de edad, deslumbrando a los transeúntes en Times Square, el único escenario que podía recibirlos. Youtube hizo su magia y rápidamente los jóvenes se convirtieron en virales, captando la atención en la coste oeste de Alan Sacks, agente californiano que tuvo el mérito de llevar a lo alto a Demi Lovato y los Jonas Brothers, quien no dudo en ir en busca de estos talentosos niños. Alan se convierte en el manager de la banda, que hasta ese entonces era dirigida por la madre de Malcolm, y los lleva a los Angeles para conseguirles un contrato discográfico. Así, la multinacional Sony fija sus ojos en la banda y los firma por la cantidad nada despreciable de 1.7 millones de dolares. De ahí en mas, la fama de Malcolm, Jarad y Alec sube como la espuma, apareciendo en programas televisivos de cobertura nacional, teloneando a Living Colour, Motorhead y Metallica, y siendo invitados incluso al connotado festival Coachella.

Pero en toda historia hay de dulce y agraz. Detrás de  la rudeza y oscuridad del sonido de Unlocking the Truth, se esconden tres jóvenes dulces e ingenuos, esperanzados en su futuro como músicos pero con los inquietudes propias de todo niño que gusta disfrutar de los videojuegos, el deporte y los amigos. Así, en este vertiginoso camino hacia el éxito y en buenas cuentas a la madurez temprana, los chicos deben lidiar con el tedio de las actividades administrativas de una banda, reuniones de tanto en tanto en donde se habla mucho de dinero y poco de música, peleas con el manager por la postergación de las grabaciones, sin contar con la exposición mediática que si bien en un principio aparece como un aliado, al poco tiempo se vuelve en contra con la aparición de los primeros detractores que ven en esta banda de niños negros solo una estrategia de marketing de las grandes corporaciones para tener un mejor imagen pública. Y los muchachos no son nada tontos, ya que también les cabe la pregunta ¿Que hay después del hype de internet, la juventud y su origen étnico? ¿Es Unlocking the Truth una banda digna de ser seguida en el futuro o solo es un fenómeno mas de la era de las redes sociales? Eso solo el tiempo lo dirá.

breaking-a-monster-press-shot

El trabajo del director Luke Meyer es mostrar el tránsito de la banda de las calles de New York a los escenarios mas importantes de Norteamérica,  y así mismo el duro camino a recorrer de un niño para convertirse en estrella del rock, sin perder en medio las ganas de querer transitarlo al darse cuenta que debe dejar las niñerías de lado. Justamente ese conflicto es lo mas revelador y conmovedor de la película, al retratar las alegrías y frustraciones de los muchachos en la medida que el sueño se hace cada vez mas real y las exigencias del show business aumentan. En este sentido hay momentos notables del documental como el concierto en Coachella en donde los tres muchachos terminan en andas sobre la audiencia denotando el encanto y honestidad con la que se presentan en el escenario, y en contraposición momentos en donde prima la compasión, como cuando la madre de Malcolm y el manager de la banda le prohíben andar en skate por el peligro que involucra para el futuro del proyecto.

La historia de Unloking the Truth nos habla sobre lo fácil que es alcanzar cierta exposición y lo difícil que es sostener la credibilidad cuando todo se da con tanta rapidez, pero a su vez es una luz de esperanza para muchos que desde distintos rincones luchan contra los prejuicios y los estereotipos para alcanzar sus metas, sabiendo que el trabajo duro y la constancia, por lo general, dan sus frutos. Los cierto que tras tres años desde su descubrimiento, Unloking the Truth ya es una realidad, pero aun hay un gran camino por recorrer para ganarse el respeto y reconocimiento de un medio descarnado y voraz.

Entretenido y encantador retrato, de tintes promocionales, sobre uno de los fenómenos mas interesantes del rock durante los últimos años y que tendrá una última función este sábado 10 en Cinearte Alameda a las 16.00 hrs.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s