Rogue One: A Star Wars Story (2016)

Rogue One: A Star Wars Story

País: EEUU
Año: 2016
Género: Acción, Ciencia Ficción
Duración: 134 min.
Director: Gareth Edwards
Guión: Chris Weitz, Tony Gilroy, John Knoll, Gary Whitta.
Reparto: Felicity Jones, Diego Luna, Alan Tudyk, Donnie Yen,
Wen Jiang, Ben Mendelsohn, Forest Whitaker, Riz Ahmed, Jimmy Smits,
Mads Mikkelsen, Genevieve O'Reilly, James Earl Jones
Fotografía: Greig Fraser
Música: Michael Giacchino

 Tras el éxito desde todo punto de vista que significó The Force Awakens”, y en un año marcado por un bajo nivel en general en lo que a grandes blockbusters respecta, “Rogue One” contaba con la difícil tarea de enmendar dicha situación, así como mantenernos expectantes en torno a “Star Wars”, no sólo ante la larga espera al Episodio 8, pero además por tratarse del primer spin-off de la saga creada por George Lucas, todo un hito para esta nueva seguidilla de antologías.

Si a lo anterior sumamos los rumores sobre supuestas dificultades que llevaron a los tan publicitados reshoots durante el último año, “Rogue One” se encontraba en una particular posición respecto a revalidar lo que está haciendo Disney y Lucasfilms, espaldarazo más que necesario ad-portas al inicio de la filmación de la cinta centrada en el joven Han Solo, así como ante los rumores de películas centradas en Yoda, Boba Fett y Obi-Wan Kenobi.

 Aún así, la cinta dirigida por Gareth Edwards -fanático acérrimo de la saga- pareciera desenvolverse casi ajena a toda esta presión, manteniendo su premisa en torno a ser un filme de guerra ambientado en el universo de “Star Wars”, a la vez que nos presenta a un particular grupo de personajes -antihéroes si se quiere-, quienes no sólo formarán parte importante de la historia del conflicto entre los Rebeldes y el Imperio, pero que además mostrarán que existen varios rincones de la galaxia donde la moralidad se mueve entre tonos de gris, en lugar de la dualidad entre blanco y negro bajo la cual las películas de “Star Wars” han operado por casi 40 años.

o_dpm

 Ambientada inmediatamente antes del Episodio 4, “Rogue One” profundiza lo expuesto en el texto inicial de dicha cinta, al referirse al ataque rebelde que consiguió la primera victoria significativa contra el Imperio, así como el robo de los planos de la Estrella de la Muerte, la poderosa estación orbital capaz de destruir planetas de un solo disparo. Bajo este pretexto es que este verdadero Episodio “3,9” nos muestra la historia detrás de quienes llevaron a cabo dicho robo, una particular banda de personajes liderada por Jyn Erso (Felicity Jones), hija de Galen Erso (Mads Mikkelsen), quien es el ingeniero jefe en la construcción de la Estrella de la Muerte, y que se vio forzado a abandonar a su pequeña tras ser reclutado forzosamente por Orson Krennic (Ben Mendelsohn), un ambicioso militar de carrera que ha logrado escalar en el aparataje imperial a punta de crueldad y trabajo, todas características palpables en la actuación e incluso en el acento de Mendelsohn.

Junto a Jyn combatirá un carismático grupo de personajes entre los cuales se cuentan el capitán rebelde Cassian Andor (Diego Luna), el sarcástico androide reprogramado K-2SO (Alan Tudyk, quien se roba la película), el piloto desertor Bodhi Rook (Riz Ahmed), el monje guerrero Chirrut Îmwe (Donnie Yen) y su compañero y protector Baze Malbus (Wen Jian); todos quienes, tras diversas circunstancias, convergerán ante una misión que se ve más idealista en el papel de lo que en verdad resultará, tanto por las dificultades innatas de su empresa, como por los mismos secretos que cada personaje alberga y que saldrán a la luz durante el desarrollo de una trama que no bien parte lenta y un tanto dispersa (por la tarea evidente de introducir a tantos personajes), pronto agarra vuelo para desembocar en un tercer arco desgarradoramente hermoso y que se puede posicionar a la par junto a los mejores momentos y escenas de la saga.

Lo anterior es parte del mérito de Edwards, quien no sólo logra transformar un pie de página de la franquicia en una historia digna de ser vista y contada (y que no sabíamos cuánto necesitábamos conocer), pero que además dota a la narrativa de un tejido conductor que se nutre a diestra y siniestra de todo el bagaje que significa “Star Wars”, lo que va desde los 7 filmes anteriores, pasando por los comics, las series animadas como “Rebels”, y más de alguna historia del antiguo universo expandido que se daba por abandonada. Esto también ayuda para sacar adelante las falencias de la historia, no sólo la ya mencionada lentitud y sobre exposición del primer acto, pero además la falta de profundidad que aqueja a algunos de los integrantes del elenco, lo que se justifica por lo coral del filme, así como por la sensación de que cada personaje es una fracción de una meta y un sueño más grande, con un objetivo final que trasciende la importancia de cada individuo por separado, como bien lo ilustra el mantra de Chirrut repetido constantemente durante la película: “I am one with the Force, the Force is with me”.

En cuanto a los aspectos técnicos, la película ciertamente deslumbra, lo que no sólo es algo que uno acostumbra esperar de cintas de este calibre, pero también demuestra el cuidado de Gareth Edwards, quien solía trabajar en la materia antes de dedicarse a dirigir. “Rogue One” presenta una mirada a ciertos aspectos más terrenales y aterrizados del universo de “Star Wars”, lo que se ve reflejado en la miríada de personajes que pululan por su pantalla, muchos de los cuales resultarán familiares para los fans de la saga. La atención al detalle y los efectos no sólo se ve en seguir la tendencia de “The Force Awakens” de mezclar efectos prácticos y digitales, pero también en las reversiones de la atmósfera, utilería, ambientes, vehículos, trajes y personajes de la trilogía original, habiendo incluso roles recreados completamente en avanzado CGI -que no spoilearemos-, y contando con un cameo glorificado de Darth Vader (voz de James Earl Jones) que es efectivo en cuanto a su impacto y duración en pantalla.

163244

El epítome de todo lo anterior es el ya mencionado -y alabado- tercer acto, una confluencia de tramas y personajes que elevan a alturas insospechadas a lo que ya era un buen filme, y que se vuelve un tour de force de todas las fortalezas de “Star Wars” como franquicia, regalando combates espaciales y terrestres como nunca habíamos visto, canalizando no sólo la influencia de los filmes de guerra, pero además por grandes cantidades de fan service, el cual no sólo está hecho de gran forma, pero que además sacará sonrisas y lágrimas en partes iguales.

También vale la pena dedicarle un párrafo al trabajo de Michael Giacchino en la banda sonora, y es que el compositor tenía la tarea titánica no sólo de musicalizar la primera película que no contaba con el trabajo de John Williams, pero además de reemplazar a Alexandre Desplat, quien renunciara a su labor meses antes de su estreno. Así, el trabajo de Giacchino -compuesto apenas en 4 semanas- cumple de forma correcta con el filme y suena como música de “Star Wars”, a la vez que se nutre del trabajo de Williams en dosis necesarias en momentos justos. Y si bien no está a la altura de lo realizado en las 7 cintas principales, no por eso es menos digno de alabanza, más considerando las circunstancias.

En resumidas cuentas, “Rogue One” cumple con creces las expectativas respecto a ella, ya que no sólo demuestra la posibilidad -y profitabilidad- de realizar historias ambientadas en este universo que sean ajenas o anexas a los episodios principales, pero además permite analizar desde una luz distinta y más compleja, los eventos de las cintas anteriores, incluso rellenando algunos de los plot holes más notorios de la trilogía original. Además, y considerando el escenario sociopolítico del 2016, “Rogue One” viene a romper la monotonía con un mensaje de lucha, inclusión y optimismo ante la adversidad que resulta más que adecuado para los tiempos que vivimos.

Anuncios

6 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s