Loving (2016)

loving



Loving.
Año: 2016.
Director: Jeff Nichols.
Productores: Ged Doherty, Colin Firth, Nancy Buirski, Sarah Green, 
Marc Turtletaub, Peter Saraf.
Guión: Jeff Nichols.
Elenco: Joel Edgerton, Ruth Negga, Marton Csokas, Nick Kroll, 
Michael Shannon.
Compositor: David Wingo.
Fotografía: Adam Stone.
Países. Reino Unido y EE.UU.
Duración: 123 minuros.

Jeff Nichols se está convirtiendo lentamente en uno de los directores favoritos de lo que podríamos llamar la nueva camada de directores norteamericanos. Si bien sus películas no eran obras maestras, tienen un sabor especial que las hacía únicas. Acudiendo generalmente a lo simbólico, sus películas dieron mucho que hablar. En “Take Shelter” (2011) nos invitó a acompañar a un personaje con delirios (o no) apocalípticos, en “Mud” (2012) nos cautivó con un misterioso fugitivo y recientemente en “Midnight Special” (2016) nos deslumbró con un niño con poderes especiales, a lo “Stranger Things”. Todas esas películas tenían un claro elemento común. Ese sabor especial del que les hablo, que puede definirse simplemente como atracción. Cada una de las cintas de Nichols te atrapaba desde un comienzo, y te hacía mirar ansioso qué iba a pasar, preguntándonos constantemente a quién creerle y cuánto creer, deslumbrándonos siempre con sus desenlaces. Desde cierto punto de vista, “Loving” es totalmente lo contrario. Dejamos de lado la fe (en sentido amplio), para sentarnos como espectadores sabiendo qué va a pasar y a buscar ser convencidos con el recorrido. Basada en el caso “Loving v. Virginia” (que dejó sin efecto la ley que prohibía los matrimonios inter-raciales en el Estado de Virginia mediante una decisión de la Corte Suprema norteamericana), “Loving” se vuelve la crónica de un desenlace anunciado. Tampoco hay que ser experto en derecho internacional o estar inmiscuidos en la historia reciente de EE.UU. para poder concluir que aún cuando hayan sufrido, el desenlace de los Loving será favorable. Observaríamos, sin duda, una película de injusticias pero con un final feliz. Un riesgo que deben asumir directores cuando cuentan relatos que son al menos comunes, o que se apoyan conflictos tan evidentes de la sociedad norteamericana (aunque pasa en películas tan distintas como “Rogue One”, donde el director debía convencernos sabiendo que de todas formas se logran robar los planos). El desafío es entonces atrapar al espectador no ya con la sorpresa, sino con lo humano.

Joel Edgerton y Ruth Negga representan al Sr. y Sra. Loving. Un joven matrimonio que contra las absurdas leyes de su estado, deciden cruzar la frontera para obtener lo que su tierra no les da, la oportunidad de casarse. ¿Por qué es tan difícil hacerlo?, se preguntarán, y la respuesta es simple. Ambos pertenecen a distintos grupos raciales y por entonces Virginia impedía ese tipo de vínculos. Pero donde hubo mucho espacio para la pasión, hubo poco para la cordura. La lucha de Richard y Mildred se tradujo en una sentencia a cárcel, que pudieron conmutar con un verdadero exilio. Por los próximos 25 años, no podrían visitar juntos su tierra natal. A lo Dalai Lama, entonces, iniciarán una lucha por reivindicar sus derechos. Explotando al máximo sus personalidades (él silencioso, tímido y sumiso; ella, carismática como nadie) y de la mano de una estrategia judicial que buscaba llevar su caso a la máxima autoridad judicial norteamericana, lo suyo fue una lucha propia pero con un claro enfoque nacional. De cierta forma, por amor, decidieron inmolarse y arriesgar lo poco que habían construido en la clandestinidad (una casa donde ella viviría recluida cuidando a sus hijos y la imposibilidad de tener alguna relación social).

maxresdefault

Pero comentábamos, la atracción que derrochan los proyectos de Nichols con anterioridad es el ingrediente que más echamos de menos. De hecho si no fuera por dos escenas bastante absurdas y forzadas (¿alguien puede explicarme el atropello sin consecuencias del hijo que desencadena las ganas de volver al campo o el susto al ver llegar a sus amigo a máxima velocidad?), lo cierto es que “Loving” tiene poco o nada de tensión. Es, en cierta medida, un hermoso pero plano relato que incluso puede ser un poco excesivo en su tiempo (123 minutos de producción). Por ello, lo que se debe rescatar es el mensaje, y no su presentación. Ese mensaje que es claro: hasta dónde exponerse para ser el rostro de esta lucha, hasta dónde alargar está desigual contienda, preguntarnos si habrá justicia alguna vez, etc. Es cierto que el final emociona, pero los invito a preguntarse si fue por la película o por la historia de lucha de los Loving. ¿Cuánto aporta el guión del mismo Nichols en que nos dejemos tocar por el desenlace? Quiero ser bastante claro en este punto. El mensaje de “Loving” es claro, bien logrado y potente (ganas dieron de gritar “¡aprendan algo los que se oponen al matrimonio homosexual!”, los verdaderos “racistas” de nuestra época). Pero no se cuánto de ello se debe a una buena construcción argumentativa y cuánto se debe simplemente a una fuerte historia.

En suma, esta no es la receta de Nichols. No estamos ante algo malo, ni podría afirmar algo remotamente cercano. “Loving” es una película buena. Plana, pero buena. Mi problema es que conozco a Nichols y ya nos acostumbró a más. Cayó en un lugar común de ese cine que a todo el mundo le gusta, en especial a la “familia” que se sienta junta a ver una película. Pero para los fanáticos de si trabajo, al menos un avance no es. Por rescatar las conmovedoras actuaciones de los protagonistas (ella en especial, aunque él sorprende en una faceta desconocida) y la banda sonora del “aliado” David Wingo (quien ha compuesto sus trabajos anteriores).

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s