Supergirl S02E09: “Supergirl Lives”

Supergirl -- "Supergirl Lives" -- Image SPG209b_0410.jpg -- Pictured: (L-R) Chris Wood as Mike/Mon-El, Melissa Benoist as Kara/Supergirl and Harley Quinn Smith as Izzy -- Photo: Robert Falconer/The CW -- © 2017 The CW Network, LLC. All Rights Reserved

 Photo: Robert Falconer/The CW — © 2017 The CW Network, LLC. All Rights Reserved

Tras el mid-season finale que limpió la mesa en lo que a amenazas respecta, y tras un fantástico crossover con las demás series del multiverso compartido, el retorno de “Supergirl” a las pantallas generaba una oportunidad interesante para continuar aquellas tramas que quedaron en el aire (Mon-El, “Sanvers”), y por otro lado, poder introducir nuevas narrativas que muevan la serie adelante considerando que aún resta la mitad completa de este segundo ciclo.

Si a esto sumamos la expectativa por la presencia detrás de cámaras del director de culto -y mega fan de DC- Kevin Smith (que ya había revitalizado a “The Flash” en la recta final de la segunda temporada), entonces es razonable decir que la vara estaba alta en la previa de “Supergirl Lives”.

Y sin embargo, y pese a la bueno en general del capítulo, es difícil no sentirse ligeramente decepcionado ante lo que observamos esta semana. Podría atribuirse parcialmente a las expectativas, pero lo cierto es que “Supergirl Lives” es un episodio rebosante en carisma y encanto -como casi todos los de la serie-, pero la calidad del conflicto, así como el nivel mismo de la amenaza que Kara enfrenta esta semana (o la ausencia de amenaza casi), terminan por tirar hacia abajo al capítulo.

Supergirl -- "Supergirl Lives" -- Image SPG209a_0248.jpg -- Pictured (L-R): Melissa Benoist as Kara/Supergirl and Chris Wood as Mike/Mon-El -- Photo: Robert Falconer/The CW -- © 2017 The CW Network, LLC. All Rights Reserved

Photo: Robert Falconer/The CW — © 2017 The CW Network, LLC. All Rights Reserved

¿A qué podemos atribuir los problemas? En parte podría deberse a la multitud de tramas que la serie intenta manejar al mismo momento, ya que no sólo se trata de la amenaza principal que significa el retorno de Roulette, ahora en una operación de trata de blancas intergaláctica (secuestrando gente para ser vendidos como esclavos en la luna de Maaldoria); pero además hay una trama sobre la búsqueda de propósito de Mon-El, otra sobre los temores de Winn tras haberse visto en peligro en una misión con Guardian, y también hay algo de drama sentimental cortesía de Alex y Maggie, mientras la primera intenta balancear sus responsabilidades con Kara y el DEO, con su vida personal.

Como vemos, son muchas tramas para un sólo episodio, y más en una serie que usualmente funciona mejor cuando no debe balancear tantos desarrollos -en contraste, por ej., con “Arrow”, que se eleva usualmente en el caos de balancear múltiples desarrollos-. Es tan así la situación que incluso ciertos desarrollos que, bajo otras circunstancias, habrían sido mucho más significativos -como el hecho que el viaje interplanetario pasó a formar parte del arsenal cotidiano de la serie-, de verdad que pasan a un segundo plano cuando el factor novedad no es tratado como uno esperaría, y cuando la amenaza misma no se siente de un nivel tal que podamos pensar que nuestros héroes corren peligro (pese a estar en un planeta donde no pueden utilizar sus poderes debido a la existencia de un sol rojo), entonces estamos ante algo que no está funcionando.

Aún así, no todo en la trama espacial es negativo, ya que no sólo tenemos un simpático comic relief en la figura del alienígena Joe (de quien esperamos ver más a futuro, ahora que es un refugiado más en la Tierra), pero además Kara tiene un par de momentos interesantes, particularmente aquel donde, pese a no contar con sus poderes, decide proteger a los secuestrados que iban a ser comprados por un dominator (simpática conexión con el crossover con las demás series). Incluso Mon-El tiene algo de desarrollo gracias a estas escenas, así como también vale la pena mencionar que el hecho de haber sido reconocido y “protegido” por el dominator ciertamente significa algo en el gran esquema de las cosas (más considerando la presencia al final del capítulo de los extraterrestres que desde el mid-season finale están tras la pista del daxamita).

Otro elemento positivo del episodio está en al trama de Winn, y es que pese a que a estas alturas hemos dicho suficiente respecto a cómo no creemos que todo respecto a James como Guardian derechamente no funciona, Winn se ha mantenido consistentemente como la gran parte positiva de esa trama -de la mano de su alza esta temporada-, y este episodio no fue la excepción, siendo una de las mejores actuaciones de Jeremy Jordan en el show.

supergirl-209-roulette

La trama que también funcionó esta semana fue el ya mencionado conflicto entre Alex y Maggie, mientras ambas -especialmente la primera- trabajan para hacer funcionar la relación, dándole aún más profundidad al vínculo entre las dos. Además también aporta el hecho de que Maggie no tuvo ningún problema en deducir que la hermana de Alex era Supergirl, así que bien ahí también.

Sobre el trabajo de Kevin Smith en el episodio, su presencia se sintió en un par de escenas, como el momento en que Kara aborda el portal, dejándole su ropa a Mon-El. Y claro, también cuenta que la secuestrada Izzy Williams, el catalizador del involucramiento de Kara en la trama, era interpretada por Harley Quinn Smith, la hija del director (y sí, ese es su verdadero nombre).

Quizás la reseña aparezca más drástica de lo que fue considerando que, en general, el capítulo fue una experiencia positiva. Sin embargo, también fue frustrante por lo que pudo haber sido.

Notas al cierre:

  • El nombre del episodio es una más que obvia referencia a “Superman Lives”, la infame película de Superman que sería dirigida por Tim Burton, con guión de Smith, y que contaría con Nicolas Cage como el último hijo de Kryptón (aunque contrario al guión, en esta oportunidad no hubo arañas robot gigantes -pese a que la Thanagarian Snare Beast fue mencionada- ni osos polares).
  • A estas alturas creo que todos podemos dar por hecho que Mon-El era el príncipe de Daxam, y no el guardaespaldas como hubiera relatado en su llegada a la Tierra.
  • ¿Qué opinamos de la granada de luz solar amarilla?
  • “Goofus & Gallant” era una antigua tira cómica, que fue referenciada por Smith en “Clerks”.
  • La luna de Maaldoria (que aparentemente tenía otras lunas) y su raza alienígena fueron inventados para la serie.
  • En las pantallas detrás del escritorio de James, una mostraba una transmisión del Canal 37, otra referencia a la filmografía de Smith.
  • “I’M NOT A REDSHIRT!”
  • En un momento del episodio, Mon-El gritó como insulto la expresión “Grife”, que es una maldición del futuro en el universo DC. Esto es relevante porque, en los comics, Mon-El viene del futuro y es un integrante de la Legión de Superhéroes, quienes ya fueron referenciados en la temporada pasada con la presencia de uno de sus anillos en la Fortaleza de la Soledad de Superman.

1200

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s