Supergirl S02E10: “We Can Be Heroes”

supergirl-we-can-be-heroes-feat

“We Can Be Heroes” es un episodio interesante de “Supergirl”, y no sólo porque, pese al nombre, no utiliza “Heroes” de David Bowie en su banda sonora. Nos referimos a los cambios en el foco del show, así como al particular tono del mismo.

Lo anterior es así porque, pese a que este episodio marca el retorno de Livewire a la serie, el episodio no está entrado enteramente en el esperado conflicto entre la eléctrica villana y Kara; en lugar de eso, son los personajes masculinos en quienes la serie posa su atención, lo que es curioso no sólo por ser un show centrado en Supergirl, pero además porque los personajes femeninos siempre han sido el punto focal de la serie.

Es así porque llama la atención -y hasta cierto punto extraña- el contenido del episodio, porque es un capítulo que puede moverse de un momento para otro de situaciones de pura comedia a otras de serio drama y desarrollo de personajes, y en general lo logra casi sin problema. Pero por sobre todo, este episodio también se hace cargo de ciertas deficiencias y plot holes que habían estado presentes en esta temporada, y no bien el resultado y las soluciones no funcionan en su totalidad, se agradece no sólo el intento, pero el lograr mover la trama general de la serie de esta forma, especialmente considerando lo dispersa de la narrativa y los desarrollos del show desde que regresó del parón de fin de año.

supergirl-season-2-photos-4-www-imagesplitter-net

Vale la pena volver al hecho del desarrollo de los personajes masculinos, especialmente porque eran quienes más necesitaban de ésto, considerando que estamos ante una serie cuyo foco ha estado siempre en sus personajes femeninos. De alguna forma, el hecho mismo de que la serie decida darles un respiro a Kara, Alex y Maggie, y centrarse en otros personajes hace que esta inusual situación se sienta adecuado, no sólo para desarrollar a los eslabones más débiles, sino también porque se ve alterada la fórmula, entregando algo de frescura a la serie.

Partamos el análisis con J’onn, no sólo porque se mantuvo casi 100% ausente la semana pasada, pero también porque en este capítulo es donde tiene uno de sus momentos más potentes, todo gracias a la actuación de David Harewood. Tras recibir M’gann un ataque psíquico cortesía de sus parientes marcianos blancos, J’onn se vuelve el único que puede salvarla, no sólo devolviéndole la mano considerando que M’gann ya lo había salvado antes, pero también poniendo de lado su odio y prejuicios con tal de ayudar a la que quizás sea la única marciana blanca que se merece un gesto así. Ya estábamos al tanto de que M’gann se había rehusado a perpetuar el genocidio que su especie realizó contra sus primos verdes, huyendo así a la Tierra; mas ahora tenemos la imagen completa y el contexto para encausar su conducta, a la vez que sabemos que M’gann también asesinó a varios marcianos blancos en su insurrección para salvar a un pequeño marciano verde. Finalmente, J’onn salva a M’gann, encontrando el valor para perdonarla y comprenderla, formando así un vínculo en base a la culpa que ambos sienten sobre sus pasados -uno por haber sobrevivido cuando el resto de su raza no, la otra por haber sido cómplice del casi exterminio de una especie-. Y no podría haber ocurrido en un mejor momento porque, como ya sabemos, los marcianos blancos se acercan a la Tierra, en busca de M’gann.

Dejando un poco de lado a los habitantes del “planeta rojo”, centrémonos en la trama principal, la cual contaba con el gancho del retorno de Livewire. Y no bien Brit Morgan entrega una actuación un tanto más mesurada en comparación con sus participaciones en la temporada anterior, su presencia en el episodio sirvió para exasperar a Kara, pero también para sacar a la palestra las carreras heroicas tanto de Mon-El, como de Guardian -y su sidekick, Winn-.

En el caso de Mon-El, tras haberse graduado del “kindergarten” para superhéroes, el daxamita siente que ya está listo para salir a realizar actos heroicos, sin embargo, sus motivaciones y su corazón no están completamente en el lugar correcto. Esto porque, no bien Mon-El genuinamente quiere hacer bien, su preocupación principal es Kara, tanto la seguridad de ella, como el pasar tiempo con ella. Y es justo en esa desconexión donde se produce el choque, ya que como bien le recuerda una y otra vez Supergirl, la prioridad n° 1 es la seguridad de los civiles (otro lindo palo a “Man of Steel”), y cuando Mon-El pasa esto por alto para ayudar a Kara, fue necesaria la intervención de Guardian para salvarle la vida a un policía del ataque de los faux livewires. Claro, como se nos revela al final del episodio, Mon-El sí tenía sentimientos románticos hacia Kara, pero esta termina no correspondiéndolos (y Mon-El tampoco le da la oportunidad para hacerlo), no sólo enojada por todo lo ocurrido durante el episodio, pero además por las mentiras del personaje de Chris Wood (y hasta cierto punto, creemos que quizás la producción se dio cuenta durante el hiato que la gran mayoría del público se oponía al romance).

supergirl-s2-ep-10-15-650x434

La otra gran trama corresponde a James, su labor como Guardian, el soporte de Winn y el momento donde, por fin, Kara se entera -a la mala, era que no- de que el personaje de Mehcad Brooks era el nuevo vigilante de National City, lo que obviamente no la pone contenta, mal que mal, a sus ojos todo quien no tenga poderes o alguna habilidad especial no puede ser un justiciero. Y no bien Kara tiene razón en preocuparse (aunque hay algo de hipocresía considerando que ningún agente del D.E.O. tiene poderes, lo que incluye a Alex), también la tiene James al exponer su motivación, lo que por lejos marca la mejor instancia de la trama de Guardian en la serie hasta ahora -hemos sido constantemente muy críticos de ésta, pero ahora que el gato salió del saco, las cosas realmente funcionaron bien-.

Otro gran detalle fue la revelación de que Livewire era una víctima más en este episodio, destruyendo parcialmente los prejuicios de Kara sobre su némesis. Y no bien el científico malvado que buscaba comercializar las habilidades de la villana fue uno de los villanos más débiles de la serie hasta ahora, fue una grata sorpresa en un capítulo dedicado a alterar el status quo narrativo del show.

Notas al cierre:

  • Entre los extraterrestres que buscan a Mon-El, el dominator de la semana pasada, y ahora los marcianos blancos, da para pensar que quizás se viene una amenaza cósmica más grande para el show.
  • Ojalá que el traje negro con gafas no sea el traje definitivo de Mon-El.
  • Poco “Sanvers” esta semana, pero la apuesta entre Alex y Maggie fue un gran detalle.
  • CatCo ha pasado a ser casi una locación ocasional en la serie, todo tras la partida de Cat Grant y las formas en que tanto el ascenso de James, como la labor periodística de Kara, no se han sentido parte íntegra para la serie.
  • “Professionally handsome desk person.” – Está como para epitafio.

supergirl-we-can-be-heroes-livewire-615x385

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s