Hacksaw Ridge (2016)

 HACKSAW RIDGE

País: USA / Australia
Año: 2016
Género: Biográfico/Drama/Guerra
Duración: 139 minutos
Título en español: "Hasta el último hombre"

Elenco: Andrew Garfield,
Sam Worthington, Luke Bracey,
Teresa Palmer, Hugo Weaving,
Rachel Griffiths, Vince Vaughn. 

Director: Mel Gibson 
Guión: Andrew Knight y Robert Schenkkan
Música: Rupert Gregson-Williams
Dirección de fotografía: Simon Duggan

Mel Gibson regresa a la silla de director tras las polémicas que rodearon una década de silencio luego de Apocalypto, esta vez contando la historia de Desmond T. Doss, el objetor de conciencia que salvó las vidas de 75 soldados en la Segunda Guerra Mundial.

Andrew Garfield interpreta a Desmond Doss, quien durante la Segunda Guerra Mundial no puede permitir que sus hermanos, amigos y compatriotas entreguen la vida para defender a Estados Unidos, mientras él sigue en la comodidad de su hogar, y en los brazos de su amada Dorothy (Palmer). El conflicto de dicho deseo es que Desmond ha jurado a Dios jamás volver a tocar un arma, tras un par de violentos incidentes que sacaron lo más feral de sus instintos, amenazando la vida de dos de sus seres queridos.

La de Doss es una de las más conocidas historias de los que batallaron en la secuela de la Gran Guerra. Doss sirvió en uno de los más sangrientos campos de batalla de dicho conflicto, como fue Okinawa, donde los cuerpos de los soldados estadounidenses prácticamente sirvieron de señuelo para que la artillería desde el mar acabara con las tropas japonesas que se resguardaban en túneles subterráneos.

36af589100000578-3713755-image-m-34_1469751646887

Hablar de lo conocido del caso de Doss sirve para contextualizar qué tanto importa la primera hora de película, donde más que ver a un ser humano, vemos a un santo. Gibson idealiza la figura de Doss a la de un modelo sobrehumano de tolerancia, perdón y virtuosismo, que no tiene reparos con participar de un conflicto armado. Si bien Doss peleaba su propia guerra asistiendo a sus compañeros, estaba en misiones cuyo fin último era el exterminio de otro batallón de seres humanos. Es ahí donde está el conflicto que nunca se discute en Hacksaw Ridge, una perspectiva más interesante que usar planos heroicos para retratar a este “hombre común” que arriesga su vida para salvar otras.

Vale la pena discutir la calidad de la interpretación de Andrew Garfield. Si bien su registro permite que la aparente misión que la película le solicita, esto es, generar compasión y simpatía con la empresa de Doss, hay que decir que su actuación tiene falencias a la hora de enfrentar el ámbito más humano del personaje: está bien que se muestre como un pacifista a toda prueba, pero hay escenas en la que sus reacciones son casi caricaturescas en dicho sentido.

Donde la película triunfa es en el campo de batalla. Gibson utiliza un mar de sangre, miembros destrozados, cuerpos por doquier, y derroches de violencia como escenario para que el pacifista demuestre su heroísmo. Hay una escena que es prácticamente un evangelio a la misión de Doss, que hasta el más cínico puede sentir empatía, y donde el público teme por el destino de su héroe y del puñado de compañeros que todavía quedaba con vida. Una mención especial al trabajo de Vince Vaughn en esta película, con un muy buen papel pequeño.

hacksaw-ridge-2016-images-andrew-garfield

Pero la película fracasa en su introducción al mundo de Doss, porción del filme que se siente sumamente anticuado, casi como filmado en los 90’s. Nunca se siente temor en que Doss asista a la batalla, porque sus amenazas nunca se sienten suficientemente serias como para considerarlo (más sí la película parte con un flash-forward adelantando que Doss es dañado en misión). Si bien Garfield y Palmer tienen buena química romántica, su relación tampoco se siente significativa. Y para cerrar, la película aborda con mucha naturalidad la violencia que recibía la madre de Doss por parte de su padre, un veterano de la Primera Guerra que bailaba con el alcohol la mayor parte del día. Sí, sabemos que al final se revela una condena a dicho acto, pero no nos parece suficiente en el marco de la película, más si consideramos que el personaje de Hugo Weaving termina siendo el héroe del momento más complicado de su hijo antes de llegar a Japón. En todo caso, Weaving es por masacre el mejor actor de la película, mostrando todo lo que conlleva participar de una guerra, en particular lo que significa “perder ganando”.

La película es totalmente funcional. Muestra la calidad de Gibson en un género cada vez más olvidado. Un segmento de la población celebrará al héroe trágico en Desmond Doss, aplaudiendo cuando pida rescatar a “uno más”. Pero las carencias que acarrea por su primera mitad, además de algunos problemas valóricos trascendentales (entre ellos, el patriotismo como religión), hacen que Hacksaw Ridge sea de esas película que, contando con muchos puntos positivos, cuesta catalogar como una muy buena película.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s