The Flash S03E11: “Dead or Alive”

the-flash-s3e11-3

Hace tiempo venimos comentando lo irregular que ha sido esta tercera temporada de la serie hermana de Arrow, debido a factores tan variados como el abuso de la fórmula ya no tan ganadora, un villano principal casi inexistente o villanos semanales que poco o nada aportan a la trama. Sin embargo, tras el hiato de invierno y su regreso en el premiere, The Flash nos entrega un sólido y muy divertido capítulo que de gran forma funciona a muchos niveles.

Lo primero -y más importante a nuestro parecer- es destacar la gran jugada que fue el haberle quitado el protagonismo a nuestros speedsters durante esta semana, en lo que es algo que necesitábamos hace ya mucho tiempo, sobre todo considerando en quienes se puso el principal foco de atención: Cisco y Iris. El primero siempre ha sido parte esencial del Team Flash, estando presente en la dinámica de éste desde el piloto. Su habilidad con la tecnología lo encaminaron como el responsable de todos los avances tecnológicos tanto en Star Labs como en Star City, y de a poco sus poderes metahumanos se han ido manifestando. No obstante, siempre ha parecido que Cisco queda relegado, al igual que Caitlin, a un rol muchas veces casi sin importancia o sólo el de tech guy (como en los comienzos de Felicity en Arrow). No obstante, algunos episodios en las previas temporadas nos sirvieron para ver otras aristas de Cisco, como la relación con su fallecido hermano Dante, y en la tercera, Flashpoint se encargó de mostrarnos un lado más “oscuro” de él, al estar –con justa razón- molesto con Barry por las consecuencias gravísimas de su viaje en el tiempo. En cuanto a Iris, esta temporada sólo se ha encargado de mostrar su dimensión de damsel in distress, tanto al nivel de pareja, de hija y hermana. Más aún si tomamos en cuenta su eventual destino fatal a manos de Savitar y la dependencia que la serie ha tomado respecto a ella en esta faceta de pareja amorosa de Barry.

flashdeadalive2

Sin embargo, “Dead or Alive” se encarga de enmendar esto, prestándole más atención (y por ende minutos en pantalla) a nuestro ingeniero y reportera. Ésta, ya cansada de estar siempre dependiendo de los hombres del clan West, decide comenzar a investigar a un traficante de armas, independiente de los peligros que esto le signifique para ella. Visto desde su perspectiva, esta decisión de ser más atrevida y hacer algo relevante se justifica, ya que Iris teme llevarse a la tumba una intrascendente vida como la de su madre, quien cree no logró nada importante mientras estuvo viva. Si ha de ponerse a sí mismo en peligro con tal de lograr un cambio, lo hará, porque bien sabe que morir antes no es su destino. Esta Iris más atrevida e independiente es algo que hace rato la serie necesitaba, tanto para ella como personaje y para el ritmo que la serie estaba llevando, al sólo tenerla como un mero elemento narrativo sin mayor desarrollo. Esta independencia en ella -y el enfoque que Candice Patton le da- hacen de esta Iris de la tercera temporada una mucho más interesante. Además, al tener ahora un hermano con poderes, en cierta forma busca cumplir con su destino de Flashpoint, y de cierta manera pelear contra el crimen junto a Wally. Resulta muy atractivo para uno como espectador ver más desarrollo en los demás personajes, y esperamos que esta Iris sea la que estaremos viendo durante todo el resto de temporada.

No obstante, quien más se roba la pantalla esta vez es Vibe aka Cisco Ramón. Por fin pudimos gozar de la instancia de ver al ingeniero de Star Labs usando sus poderes metahumanos en una forma más “activa”, batallando ante la villana (?) de la semana: Gypsy (Jessica Camacho), quien tiene poderes idénticos a los de Cisco, a excepción que los de ella están ya trabajados. Si bien Gypsy no es en sí una villana, entendemos que desde la perspectiva de Earth-1 los propósitos que la caza recompensas de Earth-19 tiene no van de acuerdo a lo “éticamente correcto”. Es en base a esta metahumana y la dinámica con Cisco en donde la serie se toma principalmente para dar desarrollo a este episodio, y es dicha dinámica la que marca los puntos más altos de esta entrega. Cisco, obviamente atraído de forma inmediata hacia Gypsy, busca defender a H.R. del fatal destino que le espera al volver a su tierra original por medio de un trial by combat, enfrentándose a muerte por la vida del escritor, quien es considerado un criminal en su tierra debido a la prohibición del viaje interdimensional; crimen que es castigado con la pena de muerte. Desde esa decisión en más, las intervenciones tanto de Cisco como del Team Flash (en especial del nuevo miembro, Julian Albert) son oro puro; por fin tenemos una trama más liviana, volviendo a lo que podríamos llamar los orígenes de la serie, que en su comienzo se caracterizó por ser distinta a Arrow y su tono más serio. Cisco brilla cuando toma esa dualidad de seriedad/comic relief, y el aporte a The Flash y su calidad es indiscutible. Aquí, tanto en el coqueteo con Gypsy como en la conversación honesta con H.R., Carlos Valdes saca a relucir su carisma, otorgándole aquel elemento mencionado que sentíamos le hacía mucha falta a la serie.

fla311a-0149b-1485537570748_1280w

Es bueno cuando series como éstas se salen un poco de la zona de confort y otorgan más atención a los personajes secundarios, que si bien no son protagónicos, resultan esenciales para series en donde las dinámicas se basan en trabajo en equipo. Ya vimos como Caitlin tenía sus momentos en la transición hacia Killer Frost, y por fin nos llegó el turno de prestar más atención a una fiera Iris y un heroico Cisco, que juntos a Wally y H.R. nos muestran el lado B del Team Flash (siendo Barry el A). Si bien estas historias se alejan –y a la vez se relacionan- con la trama principal, descansar un poco de ella es necesario, sobre todo si consideramos lo irregular que ésta está siendo llevada a cabo.

Finalmente, Cisco salva a quien podría considerar ahora su amigo H.R., y Iris consigue hacer el bien por medio de sus dotes de reportera, consiguiendo a la vez una primera plana para su hermano superhéroe Kid Flash. Además, se nos muestra al terminar que quien tiene una oportunidad en cuanto a salvar a Iris no es Barry, sino que Wally, cerrando así un entretenido y buen capítulo. Por fin tenemos una cuota de seguridad, ya que creemos que la producción está volviendo a encontrar el rumbo de lo mostrado en sus temporadas anteriores (sobre todo en la excelente primera temporada), por lo que pensamos el futuro augura cosas positivas, y que, imitando a su serie hermana, estaremos ante una mejora considerable.

Notas al cierre:

  • Primero que todo, pedimos disculpas por la demora de la reseña, no nos odien (?)
  • R. escribe historias sobre Earth-1, aunque aquí el héroe es él.
  • No nos compramos por completo que ese sea el único delito que H.R. haya cometido. Todavía no olvidamos las palabras acuñadas por Savitar (“Fake Wells”)
  • Al parecer, tendremos más de Gypsy en el futuro, lo que nos asegura que Cisco se vuelva a poner de los coquetos
  • La batalla entre ella y Vibe está muy bien lograda, transportándose por distintas tierras, entre ellas la de Supergirl y Earth-2
  • ¿Habrá sido ese lugar de lava el infierno? ¿Sera un guiño a Constantine? Lo más probable es que no, pero siempre es lindo soñar
  • Julian Albert (Tom Felton) es un gran elemento en el Team Flash. Ojalá que sus habilidades sociales no mejoren, porque el personaje perdería su gracia de decir cosas incomodas.
  • ¿Savitar quién?
  • Gypsy: “You are cute, but you talk too much”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s