Hell or High Water (2016)

 HELL OR HIGH WATER

País: USA
Año: 2016
Género: Western/Thriller
Duración: 102 minutos
Título en español: "Sin nada que perder"

Elenco: Chris Pine, Ben Foster, Jeff Bridges, Dale Dickey, 
Gil Birmingham 

Director: David Mackenzie
Guión: Taylor Sheridan.
Basado en: Historia Original.
Música: Nick Cave y Warren Ellis

En el panorama actual de Hollywood -y del cine en general-, con todo lo bueno y lo malo que conlleva, no es difícil encontrar cierta añoranza a tiempos pasados por parte de alguna gente, particularmente en lo que se refiere a temas, géneros o estructuras fílmicas. No tanto por un tema de creer que todo tiempo pasado fue mejor, sino más por un tema de variedad en una industria subsumida en la competencia bajo ciertos géneros o fórmulas, lo que muchas veces limita la creatividad por intentar mantenerse en los parámetros establecidos.

Iniciamos la reseña con esa crítica porque la película en comente en esta oportunidad, “Hell or High Water”, es un balde de agua fresca justamente por la forma en que canaliza estructuras y géneros que ya casi no se ven. En primer lugar, por ser un thriller que, pese a su carácter policial, está armado en virtud de los diálogos y las conversaciones entre sus pocos personajes más que en las escenas de acción (pese a que las tiene, y de buena factura); y en segundo lugar, porque estamos ante una película que es básicamente un western contemporáneo -neo western como muchos han dicho-, ya que perfectamente se podría cambiar la época del presente al siglo XIX y la película probablemente funcionaría igual.

La cinta está protagonizada por dos hermanos, Toby (Chris Pine) y Tanner (Ben Foster), quienes difieren mucho en sus personalidades y actitudes, pero que se han unido para hacer un poco de justicia poética mediante el robo de una cadena de bancos siguiendo un patrón muy específico: robarle sólo a una cadena de bancos en particular, robar sólo el dinero con el que cuentan los cajeros, y robar sólo a nivel local para evitar que el asunto escale a una amenaza que requiera presencia de la justifica federal. ¿El motivo de los robos? Poder pagar la hipoteca inversa afecta al rancho que pertenecía a su recientemente fallecida madre, para poder obtener el alzamiento y disfrutar del terreno, en el cual recientemente se encontró un yacimiento de petróleo. ¿Y la justicia poética? El banco al que le están robando es el mismo que constituyó la hipoteca, por lo que básicamente le están pagando con su mismo dinero, previo blanqueo en un casino.

hohw_exf_og

Ante esta situación, y considerando la escala local de los crímenes de los hermanos, la tarea de intentar darles captura recaerá en 2 texas rangers, Marcus (Jeff Bridges) y Alberto (Gil Birmingham), donde el primero destaca por ese clásico elemento de las películas, cuál es, el trope del policía que está a punto de retirarse, lo que no sólo pone un blanco constante sobre su cabeza, pero que además nos lleva a cuestionar las motivaciones del sistema por jubilar a alguien que claramente lo hace funcionar mejor.

De ahí en más la película obviamente se mueve en una lógica de gato persiguiendo al ratón, a la vez que traza comparaciones entre las relaciones de policías y ladrones, todo delineado por un impecable guión de Taylor Sheridan (guionista de “Sicario” y de la serie “Sons of Anarchy” -donde también actúa-, pedigree que expone en la película), el cual pone un énfasis tanto en las tensas conversaciones, como en escenas de acción que destacan por su crudeza, simpleza y ejecución, todo lo cual dota a la película de un ambiente muy íntimo, el cual destaca aún más con los grandes y hermosos planos de las llanuras y del desierto de Texas, donde se ambienta el filme.

Alcanzar este balance no es tarea fácil, y por eso vale la pena destacar la labor del director David Mackenzie, un poco desconocido por estos lados, pero que goza de una carrera bastante ecléctica, lo que sale a la luz en esta película que muchas veces transita de la acción a la introspección, pasando por escenas de un marcado humor ácido y negro (como la visita de los rangers a la cafetería del pueblo donde hacen guardia).

Otra punto que vale la pena destacar dentro de la cinta y su inspiración de los westerns, es que básicamente trata el pedazo puntual de Texas donde está ambientada como una mezcla entre una tierra de nadie y una tierra de principios y tradiciones que van desapareciendo ante la modernidad. Es una combinación interesante no sólo porque refuerza nuestro punto de que este filme podría haber sido un western tradicional y funcionar igual, pero además porque le permite al director permear a todos sus personajes de una moralidad gris y una impredecibilidad particular en su accionar, lo que genera una gran reacción por parte de la audiencia, ya que nos mantiene expectantes respecto a lo que pasará, lo que combinado a la sensación nostálgica respecto a la estructura y elementos de la cinta, permite revalorar y sorprenderse ante la ejecución de la película.

hell-or-high-water-4-1200x899

Y esto se debe no sólo a los ya elogiados director y guionista, pero también a la labor de sus intérpretes, destacando obviamente ambas duplas, lo que nos permite justificar no sólo las 4 nominaciones que recibió a los Oscar -mejor película, actor de reparto (Bridges), guión original y edición-, pero además dejándonos con la sensación que se podría haber optado incluso por más.

Otro punto a alabar es la banda sonora a cargo de Nick Cave y Warren Ellis, y es que no por nada fueron incluidos en nuestro listado de mejores bandas sonoras del pasado año, ya que su labor ayuda a encapsular a la perfección la atmósfera de la película.

En definitiva, “Hell or High Water” es una muy buena y completa película, a la cual no le sobra ni le falta nada en su poco más de hora y media de duración, justificando no sólo sus elogios, pero también su presencia constante durante la temporada de premios. Sí nos gustaría decir que habría sido ideal si esta película hubiera llegado cuando correspondía a nuestro país, ya que no sólo se trata de una cinta que se estrenó en agosto del año pasado en EE.UU., pero cuya llegada a nuestro país fue retrasada sistemáticamente por la distribuidora, hasta hacerla calzar con el buzz de la temporada de premios -una práctica que, lamentablemente, es muy común en nuestros cines-.

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s