Supergirl S02E11: “The Martian Chronicles”

spg211b-0140b-1486406834369_1280w

Otra semana, otro extraño episodio de “Supergirl” que no sabe bien qué hacer con esta segunda parte de la temporada -o que tal vez está ganando tiempo para una trama más extensa-. Esto no significa que “The Martian Chronicles” sea un mal capítulo, pero a estas alturas se está generando una fatiga en base a la falta de dirección o propósito de la serie en estos momentos, más que mostrarnos a Kara cada vez más miserable mientras siente que todos la están dejando sola, a la vez que ella misma contribuye a alejar a sus seres queridos.

Y quizás la decepción se acentúa aún más cuando consideramos que este capítulo terminó por agotar la trama de los marcianos blancos, la cual ilusamente pensamos la semana pasada que se volvería el foco de la serie, luego de la ominosa advertencia hecha por M’gann en torno al potencial retorno de su especie a la Tierra, quienes irían tras ella y J’onn.

En lugar de eso, sólo fueron 2 marcianos blancos los que se apersonaron esta semana para causar algo de caos en un episodio que durante gran parte de su duración funcionó como un bottle episode, confinando al elenco al edificio del D.E.O. para lidiar con la amenaza que significaba la presencia de los marcianos y el misterio de a quién se encontraban impersonando. Claro, en cuanto bottle episode funciona bien en su ejecución -pese a que no todos los temas y el drama terminaron de cuajar-, y se puede incluso justificar la naturaleza del capítulo en base a la cantidad de tomas con efectos especiales que se utilizaron en esta oportunidad (básicamente balanceando el presupuesto). Y aún así, cuesta no sentirse decepcionado ante la forma en que la serie quema y quema tramas sin mantener una constante que no sea el drama de Kara (que ha funcionado a medias), y la relación de Alex y Maggie (el único hilo conductor hasta ahora -y que ha funcionado muy bien-).

spg211a-0108b-1486406834366_1280w

Ahora bien, como cuasi bottle episode, es justamente la parte “embotellada” del capítulo la que mejor funciona, no sólo por ser la trama principal, pero además por todos los agregados: el duelo doble entre Kara, J’onn, M’gann y los 2 marcianos blancos, así como el misterio, la tensión y la incertidumbre respecto a quién era el marciano encubierto, y la posterior revelación de que habían en realidad dos marcianos y no uno como creíamos. Bajo este punto vale la pena alabar 2 escenas particularmente: la entrada de M’gann a la mesa central del D.E.O. cuando ya la habíamos visto un par de minutos antes ingresar ahí; y la escena del test del mechero y la genial actuación de Jeremy Jordan como el marciano que se hacía pasar por Winn.

Y claro, tampoco podemos dejar pasar la oportunidad para alabar la posterior revelación de que habían en realidad 2 marcianos blancos, y que una siempre se estuvo haciendo pasar por Alex, porque es un gran giro sobre el arco emocional del episodio ya que le quita el peso a todo el desahogo de Kara, y sirve para justificar varias cosas, entre ellas, el por qué Kara pensó que era buena idea tratar esos problemas con su hermana cuando estaban a pocos minutos de que explotara el reactor nuclear del edificio del D.E.O., o el esfuerzo adicional que Supergirl pone en la pelea final, claramente frustrada por la traición y por haber expuesto todos sus problemas ante alguien que no la estaba realmente escuchando.

Como dijimos, toda la porción de bottle episode del capítulo es la mejor; pero lamentablemente no podemos decir lo mismo del resto del episodio, particularmente los dramas sentimentales que se mantienen a flote. Partamos por Alex y Maggie, no tanto por ellas -que por fin tienen una buena semana-, pero principalmente por el drama que proviene de Kara y su resentimiento hacia Alex por anteponer su felicidad y la relación con Maggie, antes que al “cumpleaños” terrestre de Kara. Y no bien hay una raíz sobre traumas de abandono y conflictos paternos que Kara no ha podido superar, la escena final de reconciliación con Alex nos demuestra que lo que el personaje de Melissa Benoist hizo durante todo el episodio fue proyectar sobre su hermana los problemas que tenía por todo el conflicto sentimental con Mon-El. Y ahí es cuando todo se cae a pedazos, porque no sólo refuerza la sensación de que el conflicto entre hermanas era extremadamente forzado e injustificado, pero además porque todo el drama sentimental entre Kara y Mon-El es algo que hemos criticado toda la temporada, por lo que utilizar eso como excusa para causar problemas entre las hermanas no es algo que nos guste para nada.

Siguiendo con los problemas, pasemos a la otra trama sentimental del episodio, la cual fue estelarizada por J’onn y M’gann y, bueno, digamos que tampoco fue una muy buena. De nuevo, hay un tema de forzar tramas que sigue estando presente, ya que en ningún momento durante la cambiante relación entre ambos marcianos a lo largo de la temporada, la serie realmente plantó semillas como para que ambos desarrollaran sentimientos románticos entre sí -y para qué mencionar el hecho de que para los fanáticos de los comics, ver a ambos en una relación así es extraño por decir lo menos (recordar que M’gann se hizo pasar por sobrina de J’onn -y en algunas continuidades, como en la serie Young Justice, efectivamente eran familia)-.

3906-supergirl-s2e10-the-martian-chronicles-trailer-1024x576

Por lo mismo, la revelación de que uno de los marcianos blancos que vino a la Tierra era el “esposo” de M’gann terminó siendo otra fuente artificiosa de conflicto, forzando aún más la trama. Y claro, el hecho de que al final del episodio M’gann decida retornar a Marte en busca de más marcianos blancos que compartan sus ideales es algo extraño por decir lo menos, ya que no sólo debilita aún más la trama, pero además termina volviendo al planeta donde es una perseguida, donde los villanos de la semana la querían devolver -por la malas-, y bueno, mal sabor de boca en general.

¿Qué podemos decir entonces de “The Martian Chronicles” para finalizar? Que es un episodio sobre la media, que tiene una trama principal muy buena, pero que tiene tramas secundarias que no sólo se siente forzadas y que tiran para abajo la sensación general, pero además contribuyen a la decepción que significan la falta de propósito de la serie donde, a estas alturas, casi se está saliendo adelante a base de encanto y carisma, como ocurriera en algunos pasajes de la primera temporada. Y sí, tras 3 capítulos seguidos así ya es como para empezar a preocuparse.

Notas al cierre:

  • Para los fanáticos de Barenaked Ladies, este capítulo fue todo un premio.
  • Alex y su pistola alienígena, una mejor historia de amor que Kara y Mon-El.
  • No, pero en serio, no hay nada en la trama entre Melissa Benoist y Chris Wood que no se hubiera hecho el año pasado bien sea entre Kara y Winn, o con James.
  • Hace tiempo que no veíamos a la agente Vásquez.
Supergirl -- "The Martian Chronicles" -- Image SPG211a_0290 -- Pictured (L-R): Sharon Leal as Megan/M'Gann, Melissa Benoist as Kara/Supergirl, and Chyler Leigh as Alex Danvers -- Photo: Dean Buscher/The CW -- © 2017 The CW Network, LLC. All Rights Reserved

Photo: Dean Buscher/The CW — © 2017 The CW Network, LLC. All Rights Reserved

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s