Supergirl S02E12: “Luthors”

1200

No bien “Supergirl” había estado presentando episodios mayormente positivos -aunque frustrantes- desde su retorno el 2017 tras el hiato de fin de año, la serie había demostrado deficiencias en cuanto a su narrativa y propósito, generando dudas debido a la falta de un hilo conductor para el show -fuera del desarrollo de la relación de Maggie y Alex (pulgar hacia arriba), o el drama entre Kara y Mon-El (pulgar hacia abajo)-. Si a esto sumamos problemas en cuanto a la consistencia y desarrollo irregular de las ideas que sí prometían, y de pronto el fantasma de los peores momentos de la primera temporada.

Pero curiosamente, fueron los Luthor quienes salieron al rescate de Kara en esta oportunidad, ya que fueron los retornos de Lena y Lillian, hermana y madre de Lex -y a quienes no veíamos desde el mid-season finale-, lo que el show necesitó para volver a encontrar el rumbo, no sólo particularmente en cuanto al desarrollo de esta semana, pero para ajustar su narrativa de cara hacia el futuro ahora que sabemos que Cadmus sigue con su misión, ahora reforzada tras el retorno de su líder.

A lo anterior podemos agregar que el traer de vuelta a los personajes de Brenda Strong y de Katie McGrath también cumple el propósito de sacar a Kara del hastío de los últimos episodios, sufriendo no sólo por el drama obligatorio de su no-romance con Mon-El, pero también por el estado de soledad que significa para ella la relación de Alex con Maggie, y la labor justiciera de James y Winn como el “Team Guardian”. Por eso, al traer a ambas Luthor, mantiene a Kara ocupada desde todo punto de vista: en su faceta civil mediante su trabajo de reportera y su amistad (y muchos quisieran, algo más) con Lena; y en su lado superheroico tratando de hallar a Lillian tras su escape, así como combatiendo al también retornado Metallo (Tom Hardy great value Frederick Schmidt).

spg212a-0062b-1486760133424_1280w

El contexto del episodio es uno bastante sencillo: Lillian Luthor se escapa de su juicio por el incidente con Medusa gracias a la intervención de Metallo, y las sospechas -y un video trucado- inculpan a Lena como cómplice en toda la acción. Ante esa situación, Kara deberá enfrentarse no sólo a los villanos, pero también a la opinión pública y la de su círculo cercano para defender a Lena y permitir que ésta se sacuda el karma que significa ser una Luthor (y ahora sabemos que lo es biológicamente y ya no sólo de forma adoptiva, tras la confesión de Lillian de que en verdad Lena había nacido producto de un amorío de Lionel Luthor, quien la acogió y se hizo cargo de ella luego de la muerte de su madre biológica).

Ante esta circunstancia, el episodio temáticamente busca poner a prueba a Kara y sus convicciones, especialmente en lo que respecta a Lena, usándola como proxy para el resto del elenco y la confianza -o falta de ella- que Supergirl demuestra en ellos. Para esto el capítulo se nutre de mucho diálogo en contraste con la acción que, no bien está presente, lo hace en menor cantidad y calidad que en los demás capítulos. Aún así, el diálogo y el drama derivado es suficientemente fuerte para suplir a la acción, lo que nos entrega un necesario desarrollo de personajes, especialmente para Kara, quien necesitaba sacudirse el letargo del último mes.

Quizás si algo se le puede criticar a la trama principal es el hecho de contrastar la amistad -y la fe- entre Kara y Lena, con la que nuestra heroína tiene con su círculo más cercano. Porque claro, por mucho que nos reiteren el fuerte vínculo entre ambas, cuesta creer que el vínculo con Lena, pese a los problemas actuales con su círculo cercano, que dicha relación sea más fuerte que la que tiene con James o Winn. Claro, no hay problemas en la fe irrestricta que Kara suele tener con todos, pero por ahí a la audiencia le cuesta comprender la confianza en Lena solo porque nuestra heroína así lo dice (de la misma forma que cuesta entender que Kara, como reportera, decida confiar en Lena sólo porque esta dijo algo y quedó registrado).

Ahora bien, estas preocupaciones pasan a un segundo plano luego de que la serie nos muestra que, efectivamente, Kara tenía la razón en confiar en la inocencia de una Lena Luthor que tuvo un fuerte episodio, especialmente con el terremoto para sus convicciones que significa el conocer que ella sí era una Luthor biológica, lo que para un personaje que se construyó como una paria dentro de su familia justo por los problemas con su madre, es un tema complejo, más si consideramos que estamos ante una serie de comics, donde el melodrama familiar, particularmente entre los villanos, es un tema habitual, por lo cual, tal como ocurriera la otra vez, Lena se ve tentada a caminar por el filo de la navaja y caer en la maldad familiar que pareciera correr por sus venas.

spg212a-0007b-231130

Y la serie sabe también con la clase de material que está jugando, por lo cual mantiene a la misma Lena casi como un proxy de la incertidumbre que manifiesta la audiencia en torno a saber si la menor del clan Luthor traicionará a Kara y unirá fuerzas con su madre, ayudada ya no sólo de Metallo pero también de Cyborg Superman. Aún así, Lena mantiene su dosis de escepticismo durante todo el episodio, por lo cual la eventual traición de Lillian no resulta ni tan sorprendente para ella ni para nosotros, demostrando las sospechas de que Lena está en el lado de los ángeles, que Lillian es igual o peor que su hijo, y que Kara hizo bien en nunca perder la fe en la CEO de L Corp.

Claro, como dijimos previamente, la confianza irrompible de Kara parece sólo funcionar respecto a Lena, ya que esto no se vio reflejado en lo que ocurre con James -y Winn- durante el episodio, ni tampoco con Mon-El en la evolución de la trama romántica de la cual mientras menos se diga, mejor. De todas formas, Kara termina el episodio en buen pie con todo el mundo ya que la confianza que tuvo en Lena se vio recompensada en el arreglo de su amistad con James, y con el cuasi-beso con Mon-El que iba a consolidar dicha relación, el cual fue interrumpido -afortunadamente- por la aparición de Mr. Mxyzlptlk (edición The CW), quien viene a declararle su amor a Kara.

Para redondear, “Luthors” es la clase de episodio que “Supergirl” necesitaba desesperadamente, y es que no bien no se trata de un capítulo perfecto ni algo que reinvente la rueda, es un episodio sólido y por sobre el promedio, y que permite a la serie reencontrarse con el foco extraviado.

Notas al cierre:

  • No, pero en serio, BASTA de Kara y Mon-El.
  • Katie McGrath, cuánto te echábamos de menos.
  • La pura escena final entre Kara y Lena tuvo mejor química y tensión sexual que todas las interacciones entre Kara y Mon-El.
  • Los efectos de Cyborg Superman siguen viéndose tan mal como siempre.
  • La serie debería integrar más a Snapper Carr de la forma en que lo hizo en este episodio, en lugar de tenerlo un capítulo, después no verlo por un par de semanas, y luego traerlo de vuelta, etc.
  • Al igual como ocurriera con Superman previamente, la serie nos presentó el debut de Lex, sólo que en su versión infantil. Esperemos que, siguiendo lo que ocurrió con el “hombre de acero”, esto también nos traiga a futuro una aparición del Lex adulto (aunque el look de su padre Lionel estaba claramente diseñado para trazar paralelos).
  • Siguiendo con Lex y Clark, James confirmó que ambos fueron amigos durante años en su infancia, así que ahora sabemos que al menos en esta adaptación están ocupando esa versión de la historia temprana entre ambos (seguramente también debe ser una referencia a “Smallville”).
  • Considerando que había kryptonita -sintética- de por medio, cuesta comprender el por qué no decidieron enviar a J’onn primero a combatir a Cadmus, en lugar de Kara (la respuesta obvia es que para evitar filmar otra pelea que involucre a David Harewood haciendo de 2 papeles considerando la presencia de Henshaw).
  • No creemos que esta sea la última vez que veamos a Metallo (aunque seguramente a futuro tomará una apariencia más robótica, como algunas versiones del personaje lo han hecho).
  • La base secreta de Lex no sólo contenía su icónica armadura (si no nos equivocamos, en su debut live action), pero además algunos easter eggs a la historia de la serie, como el hacha de Vardox o una black mercy.
  • Alex salió del closet públicamente ante sus cercanos, todos quienes tuvieron muy buenas reacciones, aunque nadie supera a J’onn: “Of course I knew. I’m psychic.”
  • “You’re an arrogant dude-bro, and I’m the personification of the American way.”

supergirl-212-donuts

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s