Marvel’s Agents of S.H.I.E.L.D S04E15: “Self Control”

aooy2j2

Por mucho tiempo, Agents of S.H.I.E.L.D. fue una de las series más débiles en cuanto al género de los cómics, con entregas que cosechaban más dudas que certezas. No obstante, a ratos parecía levantar el nivel, ilusionándonos con que finalmente seríamos testigos de una serie que cumpliría en gran parte lo que Marvel estaba haciendo en la pantalla grande. Tristemente, en otros momentos, la serie de ABC desaprovechaba todo lo construido para volver a decepcionar a sus televidentes. En general, ésta es una de las series que avanza dos pasos y termina retrocediendo tres. Cada temporada se ha caracterizado por este fenómeno de la irregularidad, y esta última no ha sido la excepción, pecando de los mismos errores en su segunda parte titulada LMD (Life Model Decoy).

Siendo justos, la primera parte de la cuarta temporada (titulada Ghost Rider) ha sido de lo mejor que hemos visto desde los comienzos de la serie. Cada capítulo era una entrega muy sólida, que parecían por fin disipar todas las dudas que siempre parecían rondar a la serie, especialmente las de renovación. La inclusión de un personaje tan conocido como Ghost Rider le otorgó nuevos aires a esta producción, elevándola a poder ser comparada –de buena forma- con sus pares de Marvel/Netflix, por ejemplo. El tono que la serie misma tomó fue un gran cambio, evitando de paso tramas largas, tediosas y sin mayor impacto en el desarrollo principal.

Sin embargo, lo mismo no se puede decir de esta segunda parte, aka LMD, ya que, si bien tiene elementos bastante destacables (de los cuales hablaremos a continuación), erra en su ejecución final, extendiendo una trama que creemos no ha sido trabajada de la forma más óptima, tomando un rumbo ultra conocido, poco sorprendente y hasta insulso. Toda la trama del Framework y las motivaciones de Radcliffe y Aida respecto a éste se sienten tan ficticias [no pun intended] que como espectadores no nos logran convencer del peso narrativo dentro de la serie.

MALLORY JANSEN

Ya habiendo logrado infiltrar los LMD de los altos mandos de SHIELD dentro de la base, el plan ahora es poder reemplazar a los que quedan –y suponemos- son de importancia para el plan final de Radcliffe: Fitz-Simmons, quienes además saben que sus amigos han sido reemplazados por modelos similares, que actúan y piensan como ellos De este conocimiento es donde surge el punto más destacable de este episodio, y que nutre gran parte de las tramas del capítulo: el juego psicológico que la serie plantea respecto a la desconfianza que existe entre quienes aún, se supone, no han sido reemplazados. Esta especie de juego de saber quién es quién es ideal para una serie que se supone es de espías, ya que logra elevar el suspenso y, siendo bien ejecutado, puede lograr atraparnos ante un misterio que quisiéramos se resolviera lo más pronto posible.

El mérito de todo esto obviamente reside en gran parte en los actores, que logran marcar esa sutil diferencia entre el personaje real y el personaje LMD, sobre todo en el caso de Ming-Na Wen, quien ya al terminar el episodio se roba las miradas en su interpretación de un LMD a quien ya no le queda nada, y que está dispuesta a todo con tal de despedirse de este mundo de la forma en que la verdadera May lo haría. Es en base a esta acción de donde se desprende el nombre del episodio, ya que una vez que está bajo su propio control, el LMD de May se sacrifica para salvar a quienes considera sus seres cercanos, incluso a sabiendas de que ella no es real.

MING-NA WEN

Dichos argumentos de la propia consciencia, las crisis existenciales y el debate ético de querer sentir sabiendo que no se es “alguien” real hubiese sido un gran camino al que la serie le pudo haber dado mayor desarrollo, en lugar de la forma en que buscan plantear esto a través de Aida, a quien aún no podemos catalogar como la verdadera villana o no de este arco argumental. Creemos que incluso sólo enfocándose en esto la serie pudo haber acertado de mejor forma, en vez de errar mezclando las tramas de Radcliffe, el rechazo a los Inhumans y los Watchdogs, en lo que no es más que una mezcolanza innecesaria para lo que la serie venía mostrando antes del desenlace de Ghost Rider.

Finalmente, este irregular capítulo finaliza con el ingreso de Daisy y Simmons a esta realidad “virtual” y una muestra de cómo se ve cada personaje al interior del Framework, en lo que suponemos será la fuente de desarrollo para el o los próximos capítulos, además de servir como el próximo arco argumental. Esperamos la entrega esté a la altura de las expectativas que una posible realidad así pueda significar para cada integrante de SHIELD, de otra forma, Agents of SHIELD seguirá bajo el alero de las constantes dudas y un incierto futuro con respecto a su renovación y planes a futuro.

Notas al cierre:

  • Agradecemos la paciencia que han tenido con nosotros y la ausencia de reseñas de Agents of SHIELD. Durante estos días estaremos poniéndonos al día con los capítulos anteriores a éste
  • En el Framework, Simmons está muerta. No sabemos qué pensar, sobre todo si consideramos que se supone que si mueren ahí, su cuerpo real muere también.
  • May trabaja para HYDRA, y su oficina queda en el mismo edificio que vimos tiempo atrás como los cuarteles de SHIELD en Captain America: The Winter Soldier
  • Dicho sea de paso, esta escena sirve como teaser para lo que se supone será el próximo arco argumental de la serie y temporada: Agents of HYDRA
  • Aida quiere tener sentimientos, y es por lo mismo que ha modificado a The Superior (que mal nombre, dicho sea de paso) para que éste pueda descubrir los secretos que el Darkhold no le mostró a ella
  • En la realidad virtual del Framework, ¡Daisy está con Grant Ward! ¿Significará esto el retorno de Brett Dalton a la serie? El personaje ya casi parece comodín de la producción
  • La serie se toma un break, y regresa en abril, bajo el nombre de Marvel’s Agents of SHIELD: Agents of HYDRA

 

 

 

Anuncios

Un comentario

  • Lástima que no pudieron hacer las reviews de los capítulos anteriores en su momento. Me parece que ahora ya no tiene sentido: La gente que vio los anteriores ya no tiene por qué leer una review de un capítulo que salió hace meses, y la que no los vio y leyó esta nota ya sabe cómo termina el arco. Me hubiese gustado que siguieran con esta serie, que para mi sí continúo levantando en este segundo acto de la temporada (en lugar de las reviews de las CUATRO pésimas series de DC).
    El final me parece genial, porque a los que son fans de la serie desde su comienzo pueden ver otros caminos que pudieron haber recorrido los personajes. Seguramente será una última parte satisfactoria. Aunque sí estoy de acuerdo que lo mejor de esta temporada fue la parte de Ghost RIder. El episodio de origen del personaje de Robbie Reyes fue, junto a este, de lo mejor de este cuarto año y de Agents of SHIELD en general.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s