South Park: Bigger, Longer & Uncut (1999)

 SOUTH PARK: BIGGER, LONGER & UNCUT

País: USA
Año: 1999
Género: Animación / Comedia / Musical
Duración: 81 minutos
Título en español: "South Park: La Película" 

Elenco: Trey Parker, Matt Stone,
Mary Kay Bergman, Isaac Hayes.
Director: Trey Parker 
Guión: Trey Parker, Matt Stone y Pam Brady
Basado en: "South Park" de Trey Parker
y Mark Stone
Música: Marc Shaiman
Trailer

 

Lejos de los tiempos post-Deadpool, donde los estudios se arriesgan con proyectos “adultos” cimentados en el éxito de dicha película, en el año 99′ los creadores de South Park dieron el salto a la pantalla grande con “Bigger, longer and uncut”, un largometraje con la misma estructura de la serie, pero con un arma secreta: la música.

La película está ligeramente basada en el episodio “Death”, de la primera temporada: el fanatismo de los niños de la Primaria de South Park por el Show de Terrance y Phillip lleva a Sheila Broflovski a organizar a los padres para cancelar el programa. En la película, las cosas se salen de control cuando una apuesta entre Cartman y Kenny a la salida de la ahora película de los comediantes canadienses, “Terrance and Phillip: Asses of fire”, además de disparar la inevitable muerte de Kenny, también motiva una ofensiva de la madre de Kyle no solo para cancelar la película de circulación, sino también para encarcelar y matar a los comediantes, e de invadir la siempre tranquila nación canadiense.

“Bigger, longer and uncut”, a diferencia de numerosos intentos de la TV para impactar en el cine, no cambió ni sus valores de producción en la animación, ni mucho menos el tono y la estructura de su comedia, sin ir más lejos, la historia pudo ser condensada en un episodio del show. Lo que marca la diferencia en este caso es la música: el impacto de “Blame Canada“, canción que le valió una nominación al Oscar (incluyendo la interpretación del gran Robin Williams), es el destacado de una batería de grandiosos temas compuestos para la película, donde “Uncle Fucka“, “La Resistance“, “Mountain Town” y “What Would Brian Boitano Do?” destacan sobre el resto.

La película, además de ser un grandioso ejercicio de comedia y musical, es también una abierta crítica a una sociedad reaccionaria y fascista, donde los síntomas de la irresponsable crianza de los niños son atacados con censura y violencia por parte de los adultos, que son capaces de reprimir la libertad de expresión en pos de evitar que sus hijos se expongan a material que debiesen consumir con el acompañamiento de sus padres. En ese sentido, la película es abiertamente una metacrítica a su propia audiencia, y a las respuestas que originaba South Park en sus primeros años de emisión.

Con agradables 81 minutos de duración, South Park: Bigger, Longer and Uncut es una pieza fundamental de una generación, una película que generó bromas que pronto cumplirán 20 años, y un puñado de canciones que todavía se sienten frescas, gracias en parte a una sociedad occidental que pareciera no haber avanzado tanto desde el estreno de la película. Y que sigue culpando al resto por sus propios problemas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s