The Flash S03E15: “The Wrath of Savitar”

fla315a_0038b2b255bwww-imagesplitter-net255d

Hace semanas veníamos mencionando la gran alza que la calidad de los episodios de The Flash estaba teniendo, en lo que era un gran cambio a una temporada llena de irregularidades. Tras un dubitativo regreso post midseason premiere, la serie logró entregarnos nuevamente capítulos de la buena factura a la que nos tenía acostumbrado en su pasado. Esto debido en gran parte al tremendo talento actoral de los miembros que forman el actual Team Flash; Gustin y compañía han logrado ganarse su espacio entre los talentos emergentes que la televisión estadounidense está dando en la actualidad. Obviamente, otros con más trayectoria como Martin y Cavanagh han aportado considerablemente a lo que semana a semana vemos como una serie que ha sabido enmendar el rumbo.

Además, por fin la serie hace uso del villano principal, siendo claramente algo con lo que estaba al debe, aunque no logra reivindicarse del todo, siendo aún Savitar un villano que si bien impone presencia, no logra causar esa desazón que por ejemplo sí nos producían Reverse Flash o Zoom en sus mejores tiempos. Creemos que a pesar de esto, la serie se está encaminando finalmente a utilizar a su villano de lleno en lo que resta de temporada.

fla315b-0121b-1488479875912_1280w

Pese a lo mencionado, “The Wrath of Savitar” logra posicionarse quizá como el mejor episodio desde el regreso tras el receso de invierno. Cargado de un tren de emociones variadas desde el comienzo, que no hacen más que recordarnos que la felicidad para los miembros del Team Flash es casi efímera. Desde la primera temporada hemos visto como los buenos momentos en sus vidas parecen ser el puntapié inicial para desafortunados y terribles eventos.

Tras un exitoso test para ver si es posible salvar a Iris de su trágico destino en un futuro cercano, Barry e Iris deciden contar al resto del team la decisión que tomaron de casarse. En medio de la alegría y sorpresa, Flash y Kid Flash deben partir a salvar el día una vez más, sin embargo, es el dios de la velocidad quien hace su aparición y ataca a Wally ante un Barry desconcertado al no ver y entender nada.

Luego de que Wally cuente la verdad respecto a sus visiones y lo ocurrido, Barry se enoja por completo con él hasta el punto de sacarlo del equipo por miedo a que Savitar los esté espiando. Es desde este punto en que uno como espectador comienza a atar cabos y darse cuenta de que el Barry de esta temporada ha estado marcado por actitudes egoístas y la toma de decisiones que sólo salvaguardan sus propios intereses emocionales. Desde Flashpoint que hemos visto a un héroe más despreocupado de las consecuencias que sus actos conlleven, muchas veces proyectando su enojo y frustraciones en el resto del equipo y no en él, llegando a niveles casi de antagonista que ni siquiera en el más oscuro Oliver Queen creemos haber visto.

the-flash-large

Esta impresión que uno como espectador desarrolla durante el episodio se refuerza más aún al ver cómo el personaje de Gustin usa a Julian, los verdaderos motivos de su petición de matrimonio a Iris, y en lo que es quizá la gota que rebalsa el vaso, la más que sospechosa quietud ante la desgarradora escena al final con Wally. Todo esto nos hace creer que estamos ante el comienzo de un camino por la delgada línea entre el bien y el mal por parte de nuestro héroe: ¿será este Barry capaz de hacer aquello que lo diferencia de sus villanos?, ¿hasta dónde estarán dispuestos a llegar los escritores con esta nueva faceta del corredor escarlata? Resultan bastante interesante las diferentes posibilidades que se pueden dar, sobre todo si consideramos que en los cómics, Barry sí ha matado.

Así como Barry nos demuestra lo que es quizá su lado más negativo como héroe, otros que se abren y nos muestran su lado más débil son los hombres West. Es por lo mismo que esta semana se hace necesario destacar las diferentes actuaciones que dan pie a este gran capítulo. Las diferentes dimensiones de los personajes acá logran brillar y funcionar en muchos niveles de principio a fin; Wally (Keiynan Lonsdale) y Joe (Jesse L. Martin) son quienes esta semana marcan el punto más alto, en lo que son interpretaciones llenas de una emotividad.

captura-de-pantalla-2017-03-08-a-las-20-33-12-780x445

Vemos al más joven de los West atormentado no sólo por Savitar, sino también por lo que significa salvar a su hermana y además lo que es para él la falta de su madre, quien fuera hasta hace poco su pilar más importante en la vida. La culpa de no haber estado con ella es algo que aún le carcome por dentro, y Savitar logra aprovecharse de eso para llevarlo directo a su trampa. La evolución narrativa de Wally West/Kid Flash ha sido uno de los mejores elementos que ha tenido esta temporada, incluso cuando muchos no estábamos convencidos de lo que éste pudiese aportar a la serie. La buena performance de Lonsdale ha ido in crescendo, logrando sentirse realmente como parte esencial de la trama.

En cuanto al detective West, si bien éste no ha tenido tanto tiempo en pantalla como veces anteriores, su presencia logra imponerse siempre. Vemos esta semana una entrega de talento por parte de Jesse L. Martin que es para aplaudir; las diferentes emociones que expresa, tanto al principio como en el triste final, logran conmover a cualquiera. Uno no puede quedar indiferente ante la desolación que expresa como padre al ver que su hijo está siendo arrastrado hacia algo peligroso y desconocido. La serie sólo puede beneficiarse al tener a un actor como él, y eso queda más que demostrado en escenas como ésta.

fla315b-0035b-1488479875911_1280w

Con un devastado Team Flash finaliza un tremendo episodio, que nos dio momentos de tranquilidad sólo para luego dejarnos a la deriva emocional tras lo sucedido a Wally y la tristeza que significa la incertidumbre de no saber qué sucederá con él. Como mencionábamos, “The Wrath of Savitar” logra asegurarnos el gran repunte que la serie ha demostrado tras su regreso invernal, y de paso incrementar las ganas de descubrir todos los misterios que envuelven al dios de la velocidad.

Notas al cierre:

  • Muchos creen que Barry intencionalmente dejó que a Wally le ocurriera lo que vimos, en lo que sería su decisión más egoísta hasta el momento, y vaya que tiene varias esta temporada.
  • Algunos espectadores en redes sociales han llegado a pensar que Savitar es Wally del futuro, corrompido por todo el tiempo que se supone va a pasar en la speedforce.
  • Por otra parte, y considerando algunas de las cosas dichas por Savitar, muchos creen que la identidad verdadera del dios de la velocidad es el Barry Allen del futuro aka The Future Flash, quien en los cómics es el mismo Barry Allen pero dañado por el trauma emocional de la muerte de Wally West.
  • Al parecer, Caitlin fue la que cumplió la parte de la traición según la profecía de Savitar.
  • Pobre Julian; usado por Barry y dañado tras la revelación de Caitlin. Imaginen lo que le sucederá si realmente lo suyo con la doctora Snow funciona.
  • Dicho sea de paso, hasta el momento es más aterrador escuchar a Savitar por medio de Julian que verlo en su forma corporal.
  • Gran y emotivo momento el de Jesse Quick y H.R., que sólo agrega más tristeza a lo que ya era un triste momento.
  • La escena final de Wally está muy bien lograda, y escucharlo pedir ayuda a Barry realmente llega a ser desgarrador.
  • Barry Allen/The Flash, el verdadero bad guy de esta temporada.
  • El próximo episodio nos trae el regreso de caras familiares: Leo Snart aka #ElMejor (Wentworth Miller), Eddie Thawne (Rick Cosnett) y Ronnie Raymond (Robbie Amell).
Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s