Samurai Jack S05E01: “XCII”

Si hace un par de años nos hubieran dicho que “Samurai Jack” iba a retornar a las pantallas años después de su inconcluso aunque satisfactorio término, que lo iba a hacer en el bloque de “Adult Swim”, y que lo haría mezclando lo mejor de la serie original junto a sensibilidades más modernas y adultas, probablemente no lo habríamos creído, por ser algo demasiado bueno para ser verdad.

Y sin embargo, aquí estamos, comentando el season premiere de la quinta -y aparentemente final- temporada de “Samurai Jack”, 13 años después de que la serie fuera cancelada, y con mucha agua bajo el puente, tanto para el personaje (que tuvo un revival en forma de comics que ha sido de lo mejor que se ha publicado en los últimos años, tanto en formato all-ages como en adaptaciones de licencias conocidas), como para su creador, ya que la leyenda de la animación Genndy Tartakovsky había estado ocupado con diversos proyectos desde el final de Jack, a saber: su trabajo en “Star Wars: Clone Wars”, la creación de la infravalorada serie “Sym-Bionic Titan”, su labor de producción en diversas series como “The Grim Adventures of Billy & Mandy” y “Steven Universe”, y en el cine con la saga de “Hotel Transylvania”.

Entonces, y pese a toda la expectación que teníamos todos quienes crecimos viendo esta serie y el trabajo de Tartakovsky en general, quizás la mayor duda al respecto del revival de la serie guardaba relación con una verdadera justificación para el retorno de Jack, más allá del “la serie nunca tuvo un verdadero final”. Afortunadamente para todos, la serie no sólo trajo de vuelta todo el estilo visual y de diseño tan distintivo de Tartakovsky, pero lo hizo aportando algo nuevo y sustantivo al mito de Jack, que le permite a la serie transitar terreno inexplorado en sus 4 temporadas anteriores y demostrando una madurez narrativa tanto para el show como para su creador, demostrando que los años no pasan en vano, en este caso de forma positiva.

Y a propósito del paso del tiempo, mucho ha transcurrido en la serie. 50 años desde la última vez que vimos a Jack (Phil Lamarr) para ser precisos, pero el transcurso de las arenas temporales no ha sido del todo generoso con el samurai. Su status de viajero en el tiempo le ha impedido envejecer, por lo cual pese a un nuevo look con un cabello más largo y una prominente barba, su físico es el mismo; sin embargo, es su sanidad mental la que ha sufrido el golpe más fuerte, ya que la pérdida de la katana mágica, el no envejecer y el abandono de su misión ha generado estragos en la psiquis de nuestro héroe, quien desvaría por la vida sufriendo alucinaciones donde toda la gente a la que le falló le recriminan su fracaso, partiendo por la imagen de sus padres.

Sin lugar a dudas son secuencias perturbadoras, ayudadas por la presencia de la serie ahora en el bloque para adultos de Cartoon Network, dejando de lado un poco la faceta más infantil de las primeras temporadas, y cambiándolo por algo más de violencia gráfica -hermosamente animada, dicho sea de paso, gracias al estilo inigualable de Tartakovsky y su equipo-, pero por sobre todo de seriedad y madurez narrativa, especialmente tratando un tema como la salud mental de Jack. Esto porque durante la duración original de la serie, fue un tema que nunca fue abordado, esto debido a que Jack en general era una figura básica, no sólo por ser un show más para niños -en una época donde la serialización no estaba del todo arraigada en la animación norteamericana-, pero también porque nuestro héroe era más la encarnación de sus ideales que un personaje en sí, siempre más una figura silente dispuesta a ayudar a los desvalidos en el futuro post-apocalíptico gobernado por Aku.

Pero esa clase de enfoque, en el panorama televisivo actual -en general y en la animación-, no iba a funcionar. Por lo mismo, el mérito de la serie es doble, por un lado tratar un tema nuevo que le da una razón de ser al revival, y por otro lado, porque actualiza la serie para el mercado más adulto al que se está apuntando -básicamente a quienes crecieron con el show, la mayoría ya adultos transcurridos 13 años-.

Claro que esto no es lo único que ocurre, ya que cuando Jack decide comenzar a enmendar su rumbo, ocurre un encuentro con un particular asesino robótico amante del jazz llamado Scaramouche (el genial Tom Kenny), quien viene en nombre de Aku para cazar a Jack. Quizás estas escenas son las más similares al espíritu clásico de la serie, tanto por el humor y la personalidad que trae consigo Scaramouche, pero también por la acción y la contraposición entre un villano carismático y el estoico y serio Jack. El duelo entre ambos es uno de los puntos altos del episodio, tanto por la calidad de la animación, como por lo creativas de las tácticas del asesino, quien finalmente termina sucumbiendo ante este Jack más sombrío, pero no por eso menos proficiente en el combate.

Pero todo esto no fue lo único que ocurrió durante el episodio, ya que intercalados con los segmentos de Jack, vimos el nacimiento -literalmente, otra señal de la época “Adult Swim”– y crecimiento de un grupo de villanas, conocidas como Las Hijas de Aku, un particular grupo de asesinas silenciosas que han sido criadas desde la cuna con el solo motivo de acabar con Jack. Son básicamente un ejército de Cassandra Cain, lo que es tan genial como suena.

Su montaje de entrenamiento también genera muchos ecos con la propia instrucción que Jack recibiera en el primer capítulo del show, ayudado por la genial estética visual de la serie. Y no bien hay un leve problema de ritmo en el sentido de los saltos temporales que vemos en su entrenamiento, en contraposición a lo linear de la trama de Jack, lo que nos deja pensando si los segmentos de las Hijas de Aku ocurren en paralelo y de forma acelerada por la magia involucrada en su formación, o si acaso estamos presenciando un montaje de algo que ocurrió hace mucho tiempo, y cuyo final se alinea con el presente de Jack.

Aún así, es una queja menor en el panorama general de un episodio magnífico que trae de vuelta en gloria y majestad a Jack para un último rodeo, a ver si en esta oportunidad puede derrotar a Aku, volver a su época, o ambas. Al menos a juzgar por este primer episodio, nos espera un gran viaje.

Notas al cierre:

  • Bienvenidos a nuestra cobertura de la nueva temporada de “Samurai Jack”, han sido largos 13 años de espera, y por lo mismo estaremos atentos, como siempre, a sus comentarios y opiniones.
  • No hablamos mucho de la calidad de la animación ya que hay un estándar que uno espera de Tartakovsky, pero vale la pena reiterar no sólo la maestría y belleza audiovisual de la serie -incluso en sus momentos más brutales-, sino también lo hermoso que se ve todo en HD, reforzando el aspecto de clásico instantáneo del estilo visual del show.
  • Pese a que su presencia se sintió durante todo el episodio, no vimos a Aku propiamente tal nunca -descontando su estatua-, y sólo oímos su voz al teléfono con Scaramouche. Y sí, su voz ahora es interpretada por Greg Baldwin. Vale la pena recordar que su voz original era provista por Mako Iwamatsu, quien tristemente falleció el 2006; Mako también era la voz del Tío Iroh en “Avatar”, y tras su muerte, fue reemplazado también por Greg Baldwin, por lo cual el cambio tiene sentido y nos deja al personaje en buenas manos.
  • Las referencias visuales a episodios anteriores, particularmente los primeros, abundan a lo largo de este episodio, como por ejemplo las espinas en las ruedas de la moto de Jack, evocando los tanques al servicio de Aku.
  • La cantidad de armas disponibles ahora para Jack lo hacen parecer el sueño de todo niño -y dibujante de comics- de los 90s.
  • Desde ya preguntamos, ¿Quién creen que es el samurai que vemos en las visiones de Jack? ¿Una versión corrupta de sí mismo?
  • El énfasis en Ashi, una de las 7 Hijas de Aku, nos dice desde ya que su personaje será importante de ahora en adelante, y desde ya nos la jugamos por un potencial arco de redención.
  • No bien su presencia dentro del canon oficial nunca estuvo del todo clara, no podemos dejar de recomendarles los comics de “Samurai Jack” publicados por IDW.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s