Batman: The Killing Joke (2016)

 BATMAN: THE KILLING JOKE

País: USA
Año: 2016
Género: Animación / Acción
Duración: 76 minutos


Elenco: Kevin Conroy, Mark Hamill, Tara Strong, Ray Wise,
John Dimaggio, Nolan North, Robin Atkin Downes

Director: Sam Liu 
Guión: Brian Azzarello
Basado en: "Batman", creado por Bob Kane y Bill Finger;
"The Killing Joke", escrita por Alan Moore con dibujos
de Brian Bolland; personajes publicados por DC Comics.
Música: Kristopher Carter, Michael McCuistion 
y Lolita Ritmanis

 

Hablar de “The Killing Joke” es hablar de una de las historias más emblemáticas de DC Comics, para bien y para mal. Para bien porque el comic escrito por Alan Moore y dibujado por Brian Bolland no es sólo una de esas icónicas historias que a menudo se citan como gamechangers dentro de la maduración del género en la década de los 80’s, además de entregar una de las mejores historias de Batman y del Joker -incluyendo el que para muchos es lo más cercano a un origen para el príncipe payaso del crimen; y para mal porque es una historia que demuestra lo peor de la misoginia que durante muchos años reinó en el medio de los comics, la cual se vio completamente volcada en el daño que sufre Barbara Gordon a manos del Joker, todo aprobado por un sonoro “Yeah, okay, cripple the bitch” de parte de Len Wein, legendario creador de comics y que fuera el editor original del libro, antes de ser reemplazado por otra leyenda, Dennis O’Neil.

Y no bien lo ocurrido con Barbara Gordon supuestamente estaba fuera del canon -como toda la historia-, finalmente la recepción y ventas llevaron a DC a canonizar la historia, incorporando todos los eventos en la cronología del universo, generando un daño en uno de sus personajes femeninos más emblemáticos que tomaría años superar, comenzando por el momento en que Babs adoptó la figura de Oracle.

Tan grande fue el impacto y el legado divisivo de esta historia que el mismo Alan Moore se desmarcó de su creación años después, en parte motivado por el pésimo estado de sus relaciones con DC, pero también como una especie de mea culpa en torno a la forma en que esta historia no sólo sentó precedente para lo que convertiría el trope de “Women in refrigerators” durante los 80’s y 90’s, pero terminaría definiendo y reforzando una serie de malos tratos y estereotipos en los comics que recién en los últimos años la industria ha comenzado a dejar atrás, a medida que se ha ido diversificando y adaptando a los tiempos modernos.

Es por esto que llamó poderosamente la atención cuando se anunció la adaptación fílmica animada de la historia, porque existía un manto de duda respecto a las extensiones del concepto mismo: ¿Sería una adaptación literal, casi como un motion comic? ¿Habría elementos que serían cambiados o editados? ¿Qué hacer con el formato, considerando que “The Killing Joke” es una historia corta y adaptarla no daría para la duración de película animada?

Vamos entonces desmenuzando por partes la película en base a estas interrogantes: en primer lugar, el formato de la película es una combinación entre una adaptación casi literal de la obra de Moore y Bolland, a la cual se agrega un prólogo extendido centrado en Batgirl, supuestamente diseñado para darle mayor profundidad al personaje. Todo esto genera ciertos problemas, por un lado, lo literal de la adaptación del material de origen deriva en una película que a ratos intenta ser un motion comic, pero con un estilo visual distinto, considerando lo difícil de replicar el estilo de Bolland en formato animado, por lo cual la cinta toma el estilo tradicional de Bruce Timm y lo mueve hacia las sensibilidades de Bolland, abandonando las líneas más rígidas y angulares, y dotando de un poco más de realismo y detalles el estilo. No bien esto funciona bien, particularmente en la necesidad de mostrar las viñetas más emblemáticas de la historia, lo cierto es que el apego a la historia original genera problemas, especialmente en torno a la animación, la cual constantemente se ve rígida y carente de cierta fluidez, entregando un resultado final que queda a medias entre un motion comic y una cinta animada, sin convencer hacia ningún lado.

 Si la adaptación sufre de estos problemas, lamentablemente la parte más decepcionante, o más bien derechamente mala de la cinta, es el prólogo centrado en Batgirl. Y esto es así por un sinnúmero de razones: en primer lugar, porque los intentos por darle más profundidad a Barbara y mayor impacto a su muerte terminan haciéndole más daño, ya que además de revictimizarla tras el ataque del Joker, la película también la sacrifica ahora no sólo para darle motivación a Jim Gordon, pero además a Bruce, de mano de lo que es, por lejos, lo peor de la cinta, a saber, la relación sexual entre Batman y Batgirl. La escena no sólo es absolutamente innecesaria, presente casi para seguir justificando el rating R de la cinta, además de atentar contra las caracterizaciones y el espíritu mismo de los personajes.

Finalmente toda la historia adicional que Bruce Timm y Brian Azzarello, dos leyendas de la narrativa animada y gráfica, terminó siendo un despropósito que no hizo más que poner en evidencia y ahondar aún más los notorios problemas inherentes a la historia original. Tanto así que luego del estreno de la cinta, ambos escritores trataron de desligarse del guión y el filme que ambos ayudaron a adaptar, lo que demuestra que el proyecto pareciera que se hizo sólo por cumplir con la demanda por una versión animada de la historia sin ir más allá.

Misma sensación queda con parte del elenco de voces, y es que pese al trabajo estelar en este departamento en las películas animadas y al talento involucrado en esta película, pareciera que sólo Mark Hamill estaba verdaderamente interesado en cumplir su sueño de interpretar los famosos monólogos del Joker en esta historia, ya que tanto Kevin Conroy como Tara Strong, pese a ser grandes estrellas en el ámbito de las voces, pareciera que participaron por el cheque y por cumplir más que por otra cosa.

En definitiva, “The Killing Joke” es una más que decepcionante cinta animada, que cumple a medias con la labor de adaptar una historia tan emblemática. Aún así, considerando el carácter aislado y excepcional de esta cinta dentro de los planes animados de DC, el resto de las películas que conforman una sola continuidad no se vieron afectadas por el impacto negativo. Aún así, y considerando que se viene una adaptación -más libre- de otra historia emblemática como “The Judas Contract”, esperamos que DC/WB hayan aprendido la lección.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s