Beauty and the Beast (2017)

País: USA
Año: 2017
Género: Fantasía Romántica Musical
Duración: 129 minutos
Título en español: "La Bella y la Bestia"

Elenco: Emma Watson, Luke Evans, 
Dan Stevens, Kevin Kline, 
Josh Gadd, Ewan McGregor, 
Stanley Tucci, Ian McKellan, 
Emma Thompson
Director: Bill Condon
Guión: Stephen Chbosky y Evan Spiliotopoulos 
Basado en: "Beauty and the Beast" Jeanne-Marie Leprince de Beaumont
Música: Alan Menken 
Dirección de fotografía: Tobias Schliessler
TRAILER

Comentamos La Bella y La Bestia, un nuevo clásico animado que es traído de vuelta a la pantalla grande en “live action”.


Antes de hablar de La Bella y la Bestia, cabe decir que la versión animada de 1991 no es sólo un clásico, si no que para muchos representa el peak en el renacimiento de Disney en los 90’s. La película no sólo logro una nominación a Mejor Película, algo inédito para la época, sino que además representó un quiebre con varios estereotipos y lugares comunes de los filmes de Disney: desde el hecho que Belle fuera estudiosa y culta, al hecho que la historia amorosa no se centra en un amor predestinado a un bello príncipe unidimensional. Adicionalmente, cabe recordar que visual y musicalmente, la cinta animada era un verdadero espectáculo, siendo la ultima película con líricas escritas por el genial Howard Ashman antes de su muerte. Es importante tener todo este contexto en mente al revisar está versión animada, que a diferencia de la original, trae mucho carisma y nostalgia, pero no rompe con esquemas ni produce nada nuevo.

La cinta de Bill Condon vuelve a relatar casi paso por paso la historia de Belle (Emma Watson) una chica estudiosa y amante de la literatura atrapada en una monótona vida provincial junto a su padre Maurice (Kevin Kline). Ya es bien conocido como Belle termina en el castillo de La Bestia (Dan Stevens), cambiando su libertad por la de su padre, y como es acompañada en su cautiverio por los curiosos habitantes del castillo, Lumiere (Ewan McGregor), Cogsworth (Ian McKellan) y Mrs.  Potts (Emma Thompson). Si bien en la narrativa no hay ninguna novedad, es en las interpretaciones y traducciones de estos personajes del medio animado al “live-action” donde podemos notar las primeras dificultades de la película en lograr agregar algo a la versión original.

Uno de los problemas de la película es justamente que muchos de los elementos que funcionan muy bien en la película animada, no se traducen de la mejor manera al “live-action”. Ojo, esto no siempre es por alguna falencia del filme, como en el caso de los objetos personas que simplemente se prestan para una interpretación en la vida real equivalente a su rol en el filme animado, pero si hay otros elementos, como los show musicales, que dejan que desear versus el original. Si bien “Little Town” y “Gaston” son recreados de una manera muy fidedigna, y bien interpretados por Emma Watson y Luke Evans,  se sienten más como algo sacado de una obra de teatro que una escena en una película. De similar manera, “Be Our Guest” y “Beauty and the Beast” tienen síntomas parecidos, son entretenidas y cautivantes más por su nostalgia que por la nueva rendición, que en ambos casos palidece versus la original.

Con esto, uno puede pensar que La Bella y La Bestia es un mal filme, algo que no es así, más bien comienza a dar la sensación de que la película es innecesaria. Las actuaciones de Emma Watson y Dan Stevens son buenas, pero al igual que los habitantes del castillo, no es suficiente para realmente diferenciar estas nuevas interpretaciones de la película original. Si bien se agradece que los 45 minutos extra que tiene esta versión versus la original se utilizan para darle más tiempo a la relación de Belle y la Bestia, incluyendo una exploración un poco más profunda al pasado de Belle, esto no cambia nuestro goce de la narrativa o de la relación entre los personajes. Asi mismo, las nuevas canciones que aparecen en el filme son blandas y genéricas, y esto se siente particularmente obvio frente al genial sound track original de Howard Ashman. En todos los elementos audiovisuales, técnicos y actuaciones se puede decir que la película cumple, pero simplemente no logra dar un giro o agregar suficiente novedad para realmente dar vida nueva a un clásico.

Como mencionamos al principio de la crítica, la cinta del 1991 es probablemente uno de los mejores filmes animados de la historia, y esa reverencia se siente a lo largo de La Bella y la Bestia, logrando recrear la nostalgia y el carisma de la original, pero en ningún momento logra que este remake agregue algo más. La Bella y la Bestia es una película entretenida, pero innecesaria, creada más como una apuesta segura que como una obra que debiese agregar valor al medio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s