Nuestras impresiones sobre “Ogygia”, el regreso de Prison Break

Algunos comentarios en torno al primer capítulo de la novísima quinta temporada de Prison Break:

  • Por ser el primer capítulo, obviaremos la falta de explicación en torno a cómo un hombre que no solo sufría cáncer terminal, sino también fue electrocutado hasta la muerte, regresó a la vida y ahora vive un nuevo presidio en medio de Yemén.
  • “Ogygia” construyó el episodio casi como un espejo a “The Force Awakens”, en el sentido de armar este cuasi-piloto en torno a la revelación de que Michael está con vida, y por ello el capítulo sufrió dos importantes problemas: ser protagonizado por Dominic Purcell, y la historia de T-Bag.
  • Hablemos de Purcell primero: es evidente de que Lincoln funciona como el músculo de la relación en Prison Break, y como tal, su rango dramático es insuficiente para llevar en los hombros la carga de descubrir que su hermano estaba con vida. Salvo los toques nostálgicos de la música, ni Sarah Wayne Callies ni Dominic Purcell están a la altura de la premisa del episodio.
  • Un pequeño paréntesis en torno a Sara: quizás lo mejor del capítulo sea la relación con su hijo, y los diálogos en torno a lo que evoca la mística y gris figura de su padre, Michael Scofield.
  • Hablemos de T-Bag. Yo entiendo que existe la “suspension of desbelief”, y considero que no tengo problemas en general con entrar en premisas ridículas si el fin de aquello es una buena historia, PERO INSERTAR UNA MANO BIÓNICA CEREBRALMENTE CONTROLADA, CUAL ANAKIN SKYWALKER, EN UN PROCEDIMIENTO AMBULATORIO ES PRÁCTICAMENTE ROMPER TODO COMPROMISO CON LA LÓGICA. De nuevo, todavía no nos explican cómo Michael sigue con vida.
  • Ni siquiera la acción sobresalió en este episodio: tanto la escena donde la “rusa de turno” entra a casa de los Scofield, y menos en la emboscada en el taller, estuvieron a la altura de un show de 2017.
  • Hubo un momento en el episodio, cuando Lincoln dice que debe viajar a Yemén, en que acerté de inmediato que virarían a C-Note al islamismo. Lo mismo me pasó con el poco ceremonioso regreso de Fernando Sucre. Y quizás en algo menos sorprendente, también anticipé que Michael no reconocería a Lincoln una vez que se reencontraran. O soy la nueva venida de Yolanda Sultana, o este show es muy predecible.
  • En general, mis sensaciones se mezclan entre la nostalgia y cariño por los personajes, darle una oportunidad a la serie, y sentir que el show no es otra cosa que un último acto de reciclaje para obtener las últimas ganancias con el nombre del show. Veremos qué depara el segundo capítulo.

Aquí una lista de los mejores episodios de la serie en sus 4 temporadas previas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s