Las mejores películas que hemos visto el 2017 (hasta ahora)

En Revius nos interesa que no se pierdan las mejores experiencias cinematográficas a disposición, y por ello ofrecemos la siguiente lista de películas destacadas que hemos visto este 2017. El criterio de selección es el siguiente:

  • Películas estrenadas este 2017 en salas comerciales
  • Películas estrenadas en 2016 que no llegaron a salas
  • El orden de la lista es alfabético, por ende sin jerarquía
  • La lista está actualizada al 23 de agosto
  • Si extraña alguna película, comente a continuación. Puede que no la hayamos visto, y por ello su ausencia. O bien, la vimos en 2016.

Nueva adición: Baby Driver

No es secreto que Edgar Wright es uno de los favoritos de Revius. Y es que con una filmografía que exuda calidad, cada nuevo proyecto del director británico nos llama de inmediato a las salas de cine (cuando llegan). Baby Driver cuenta la historia de Baby (Ansel Elgort), un joven conductor que participa de estudiados crímenes para saldar sus cuentas con Kevin Spacey, el jefe de las operaciones. La película funciona en dos frentes: por un lado, la historia humana de un joven que no solo combate con la pena de haber perdido a su familia, sino también con la discapacidad auditiva que ha moldeado su personalidad a la hora de necesitar música para combatir dicho trauma; por otro lado, como una verdadera oda a su banda sonora, con escenas preciosamente pensadas para hacer calzar cada melodía con la acción de la película. El trabajo de dirección y montaje de Wright siempre ha sido excelente, pero con Baby Driver da un paso adelante en la inserción de dichos atributos en la trama, haciendo que cada canción funcione como un elemento más del guión.

Nueva adición: Dunkirk

Semanas antes de que llegara a nuestro país, “Dunkirk” era calificada como una obra maestra y la mejor película de Christopher Nolan. En Revius no estamos de acuerdo con aquellos comentarios, pero sí de que Dunkirk es una de las buenas películas de 2017, y una de las favoritas para ser protagonista en el “ala técnica” de los Oscars. Usando tres perspectivas por cada frente del campo de batalla, la última película de Chris Nolan narra la tragedia y la esperanza que significó para Gran Bretaña la evacuación de sus soldados desde la bahía francesa, con un alto enfoque en el terror sobre el enemigo. “Dunkirk” ha sido un éxito crítico y de taquilla, confirmando el arrastre e influencia que tiene el director incluso en medio de uno de los peores veranos estadounidenses para el mercado cinematográfico, lo que seguramente dará luz verde a Warner Brothers para financiar cualquiera sea el nuevo proyecto del británico.

Nueva adición: Get Out

El debut (!) en la silla de director de Jordan Pelee es no solo una de las sorpresas del 2017, sino una de las películas más exitosas del año. Con una mezcla perfecta entre thriller, comentario político y humor, “Get Out” narra la historia de Chris (Daniel Kaluuya), un fotógrafo afroamericano que visita el hogar de los padres de su novia caucásica Missy (Allison Williams), donde varios sucesos extraños terminan develando un macabro y loco plan de una comunidad donde Chris sería una pieza clave. Es una película inteligente, que no vale la pena contaminarse con adelantos ni trailers: véala y disfrute una gran experiencia de una de las favoritas a ser la película del año.

Hell or High Water

Una de las mayores sorpresas de la reciente temporada de premios, la cinta protagonizada por Chris Pine, Ben Foster y Jeff Bridges, y dirigida por David Mackenzie, es un interesante neowestern/thriller policial que no sólo analiza los efectos de la violencia en la gente, así como los extremos a los que sus protagonistas están dispuestos a llegar con tal de enmendar su vida y devolverle la mano en su propio juego a un sistema que los ha perjudicado sistemáticamente, pero además se trata de una cinta breve para estándares actuales y que funciona gracias a su duración y a la forma en que canaliza temas y géneros que últimamente han sido dejados de lado por la industria fílmica en general, descansando mayormente en la fuerza de sus diálogos y de la actuación de sus personajes (gracias al trabajo de su guionista, Taylor Sheridan), pero sin descuidar aspectos importantes como la acción o los aspectos audiovisuales, donde destaca la banda sonora de Nick Cave y Warren Ellis. Si no la vieron por su breve paso por nuestras salas gracias a la temporada de premios, denle una oportunidad, no lo lamentarán. Le dedicamos un podcast, en el marco de nuestra cobertura a los Oscars de este año.

Kimi No Na Wa (Your Name)

La película que criminalmente aún no tiene estreno comercial en nuestro país es una obra maestra. La historia de dos muchachos, uno de Tokyo y la otra de un pueblo rural pequeño, que un día descubren que cambian de cuerpos y deben llevar la vida de su contraparte, muta en narrar en varias capas una historia emocionante, donde la calidad narrativa está a la altura de un trabajo de animación bellísimo liderado por el director Makoto Shinkai. La construcción de la historia no solo logra crear empatía con ambos personajes principales, sino que con cada minuto transforma su tercer acto en una de las experiencias más agobiantes que hayamos tenido con una película en el último tiempo. Your Name fue un éxito rotundo en Japón, y se transformó en la segunda película animada más vista de la historia de la nación oriental (solo superada por la también obra maestra que es Spirited Away). Uno de los tantos argumentos para que las distribuidoras nacionales apuesten por ella.

The Lego Batman Movie

Tomando como punto de partida el humor anárquico de su antecesora -“The LEGO Movie”-, LEGO Batman funciona muy bien no sólo porque abraza todo lo que hizo genial a la cinta anterior, sino también porque subvierte las expectativas de algo que fácilmente podría ser un simple comercial de larga duración, y lo transforma en una verdadera carta de amor al héroe más grande y popular de los comics, a lo largo de un metraje lleno de humor referente que no da respiro, pero que sobretodo entrega un mensaje sobre aceptación y sobre la importancia de la familia -sin mediar vínculos de sangre-, que seguramente le servirá a más de uno, sin importar la edad de la audiencia. Si a esto sumamos un aspecto audiovisual impecable, y un gran elenco de voces encabezado por Will Arnett y Zach Galifianakis, es fácil comprender por qué “The Lego Batman Movie” es, hasta ahora, la mejor película animada occidental del año y la gran candidata al Oscar por cinta animada.

Logan

Tras 17 años dando vida a Wolverine en la pantalla grande, Hugh Jackman se despidió de su más icónico personaje en un neo-western que no sólo le hizo justicia -finalmente- a uno de los héroes más grandes de Marvel, pero que desde ya se está perfilando como la primera película de comics desde “The Dark Knight” en tener serias posibilidades de figurar en la temporada de premios. Una aproximación minimalista a la acción, el tratamiento de temas serios y violentos de forma adecuada, dos grandes actuaciones para la posteridad gracias a Jackman y a Sir Patrick Stewart (también en su aparente última cinta como el Profesor X) y un perfecto debut de la pequeña Dafne Keen como X-23, son parte del atractivo de esta película que pese a tomar como referencia y punto de partida una historia conocida e infilmable (“Old-Man Logan”), se siente totalmente como una cinta de autor gracias a la labor de su director, James Mangold, quien demuestra que en un género saturado y que muchos auguran su muerte, todavía queda mucho paño por cortar. También les dejamos el podcast que le dedicamos a la película.

Manchester by the Sea

Una de las destacadas del último Oscar fue la película de Kenneth Lonergan, que tuvo en Casey Affleck y Michelle Williams a dos portentos en sus respectivos papeles. La historia del joven conserje que convive con el dolor de haber perdido a su familia le significó la aclamación crítica al hermano de Ben, y múltiples loas al trabajo de Lonergan, quien también sirvió de guionista de la película, en el trato que le dio al luto del personaje, y cómo un nuevo fallecimiento en su familia destierra el sinnúmero de demonios que genera la localidad donde vivía. Es una historia poderosa que no sigue el esquema clásico de dramas sobre Boston, sino que rompe con las expectativas al momento de darle oportunidades a sus personajes. O quizás, de las oportunidades que se dan los propios personajes en la historia. También los invitamos a escuchar nuestro podcast sobre a la película.

Moonlight

La ganadora del Oscar a Mejor Película fue la revelación de la temporada en cuanto a su belleza argumentativa y visual: el trabajo liderado por Barry Jenkins, contando la historia de un muchacho en camino a definirse como persona, es casi poético en cuanto a cómo cada uno de sus tres actos rima con el anterior. Las actuaciones de cada uno de los 3 actores que encarnan a Chiron, el protagonista de la historia, le aportan distintos matices al personaje, y el trabajo de fotografía de James Laxton también juega con los significados del relato. En un Oscar este año que en general intentó apostar por la diversidad de relatos y protagonistas, Moonlight no gana por ello, ni por ser la historia más importante dentro de las 9 nominadas, sino por ser correctamente la mejor película del montón. Y con solo $1,5 millones de dólares en su presupuesto. Adjuntamos el episodio de nuestro podcast dedicado a la película.

Nueva adición: Paterson

Lo último de Jim Jarmusch llegó de la mano de Adam Driver interpretando a Paterson, un joven poeta y conductor de bus. Si tuviésemos que “venderles” la película, en Paterson hay una exploración a un personaje sencillo y de conflictos cotidianos, donde su mayor antagonista es el perro de su pareja (en serio). Paterson es una oda al proceso creativo, desmitificándolo y aterrizando el trabajo detrás de la inspiración. Además, evoca la belleza de la vida sencilla, muchas veces despreciada por el cine, y que Jarmusch retrata con una experiencia que apela al relato comprimido de una semana de su protagonista, y que habla de muchas cosas cuando pareciera que no lo hiciera del todo.

Silence

Pasó sin mucho ruido por las salas nacionales, enterrada en las semanas post-Oscars, y sin el reconocimiento de la Academia, pero sí de los críticos en todo el mundo. La historia de los sacerdotes jesuítas que viajan a Japón en busca de su maestro en plena era de persecución al cristianismo propone valiosos temas en cuanto a la fe, en lo que es otro de los trabajos de Martin Scorsese sobre el tema. ¿Hay una respuesta divina en los momentos de desesperanza? ¿Qué es creer en algo? ¿Qué provoca en una persona llevar su fe hasta el límite, cuando la amenaza de ello es la muerte? ¿Qué tanto hay de Cristo en cada cristiano? ¿Qué significa llevar una vida como Cristo? Scorsese, adaptando el relato de Shūsaku Endō, propone algunas respuestas que quizás no sean las más satisfactorias, pero sí de las más crudas que hayamos visto en la pantalla grande. Un imperdible en la carrera del legendario director. Además, grabamos un podcast al respecto (junto a La Última Tentación de Cristo).

Toni Erdmann

Pocos sabían de la existencia de Maren Ade hasta que su tercer largometraje, Toni Erdmann, irrumpiera con fuerza en todo el mundo. En el papel, no sonaba muy atractiva la idea de una comedia alemana sobre la relación entre un padre y su hija pero es una buena oportunidad para dejar de lado los prejuicios. Dos personajes que no pueden verse más diferentes en un inicio: un profesor de música al que le gusta hacer bromas y una trabajólica empresaria. Sorprendentemente con el paso del metraje, no sólo nos demuestran que se parecen más de lo esperado sino que su extraña manera de comunicarse revela algo que parecía imposible: aún se puede innovar en el cine. Además, hay cierta canción de Whitney Houston que no podrán volver a escuchar sin pensar en Toni Erdmann.

Una Mujer Fantástica

Ciertamente la película chilena del año hasta ahora. Antecedida por el reconocimiento de la crítica internacional, el director Sebastián Lelio vuelve al ruedo tras el éxito de “Gloria”, esta vez de la mano de Daniela Vega en el protagónico y un relato que da cuenta del tortuoso tránsito de una mujer transgénero en un Chile que aún se resiste a la realidad. Las temáticas de género si bien no son una novedad en nuestra cinematografía, nunca habían tomado tanta notoriedad como con esta película. Desde el maravilloso trabajo de su protagonista, hasta el retrato crudo de la violencia estructural a la que se ven enfrentadas las minorías sexuales en nuestro país, “Una mujer Fantástica” pone el dedo en la llaga y nos interpela de la manera más directa posible, sin tapujos ni pudores, aunque su intención va mas allá que la mera provocación, ya que son muchas las preguntas que a partir del relato aparecen para ser materia de discusión. Por otro lado, las esperanzas por una nominación para los premios de la Academia del próximo año asoman nuevamente.

Nueva adición: War for the Planet of the Apes

El cierre de la nueva trilogía de los simios liderados por Cesar (Andy Serkis) cumplió no solo con darle el explosivo final que merecía, toda vez que ha sido quizás la mejor trilogía de blockbusters de esta década, sino también con poner a Cesar en el panteón de los mejores personajes del género, con un Serkis soberbio cuando el drama lo requiere, ayudado por un siempre brillante Michael Giacchino que es sinónimo de compasión cuando la trama se lo propone. Woody Harrelson hace un buen papel como el villano nominal del filme, en una película que termina por catapultar la carrera de Matt Reeves, ahora encargado del futuro en la pantalla grande de un tal Batman.

Nueva adición: Wonder Woman

Lo de Wonder Woman es la gran noticia del año en materia de blockbusters. No solo siendo la mejor película del turbulento universo cinemático de DC, sino también cerrando bocas en Hollywood sobre el éxito de una película protagonizada y dirigida por mujeres, posicionándose actualmente como la más rentable historia de origen de superhéroes. Gal Gadot brilla como Diana, dotando al personaje de la compasión y optimismo que añoraba la grilla de filmes de DC y Warner Brothers, mientras que Patty Jenkins cuajó un muy buen trabajo para desmarcarse del sepia reinante, y darle la paleta de colores que la historia merecía. Un apartado para Chris Pine, que fue un Steve Trevor a la altura de una gran Wonder Woman.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s