Get Out (2017)

 GET OUT

País: USA
Año: 2017
Género: Terror
Duración: 104
Título en Español: ¡Huye! (Latinoamérica); Déjame Salir (España)


Elenco: Daniel Kaluuya, Allison Williams, Catherine Keener,
Bradley Whitford, Caleb Landry Jones, Marcus Henderson, 
Betty Gabriel, Lakeith Stanfield, LilRel Howery.

Director: Jordan Peele 
Guión: Jordan Peele
Música: Michael Abels

Desde sus escenas iniciales altamente influenciadas por el trabajo de John Carpenter, resulta evidente que “Get Out”, la primera película dirigida por Jordan Peele (conocido por su trabajo en el show “Key & Peele”, y en variadas producciones de comedia como “Mad TV”), se nutrirá bastante del cine de terror clásico de una forma que no hemos visto por nuestras pantallas hace mucho tiempo, donde el género se ha saturado con trabajos que evocan -en mayor o menor medida- a “Paranormal Activity”, o bien, donde se busca impactar más que asustar, en películas rebosantes de gore, pero carentes de todo lo demás.

Pero la labor de Peele no sólo evoca en cuanto a atmósfera y ejecución la grandeza del terror de los 70’s y 80’s, pero también trae consigo un elemento característico del género que se ha extraviado con los años: la crítica social. Sus mencionadas primeras escenas en la idílica -y mayoritariamente blanca- suburbia norteamericana, y el contraste con la figura de Andrew (Lakeith Stanfield), en lo que no es más que el primero en una serie de paralelos y comparaciones que la cinta realiza a lo largo de la duración de su metraje, dan cuenta de aquello.

Claro, ayuda en demasía que estamos ante una cinta extremadamente entretenida, que se adentra en un humor ácido sin virar el género de la cinta, pero que además lo complementa con la ya mencionada crítica social, y con escenas genuinamente aterradoras, lo que no hace más que generar elogios para Peele, considerando no sólo que este es su debut directorial, pero también porque siempre ha sido una figura asociada con la comedia.

El protagonista de esta historia es Chris (Daniel Kaluuya), un fotógrafo que recibe una invitación de su novia caucásica Rose (Allison Williams) para pasar un fin de semana en compañía de sus padres en su idílico pueblo natal, tras asegurarle que los progenitores no tienen inconvenientes con la relación interracial entre ambos. Es esta línea la que comienza entonces a marcar el tono de la cinta, lo que se verá profundizado con la introducción de los ya mencionados padres, Missy (Catherine Keener) y Dean (Bradley Whitford), y sus para nada sutiles intentos de mostrarse receptivos y políticamente correctos. Si a esto sumamos lo distantes -casi robóticos- del personal de servicio de la casa (todos afroamericanos), y los incesantes intentos de Missy por someter a Chris a un tratamiento de hipnosis, y resulta más que claro que algo no anda para nada bien.

De esta forma, la película no sólo presenta un misterio central para que su protagonista y la audiencia puedan resolver, pero también se hace cargo de lo que ya mencionamos: el uso del género de terror para realizar una crítica social, en este caso, las formas en que el racismo ha permanecido vivo en EE.UU., y cómo éste ha mutado y tomado distintas formas, incluso dentro de grupos sociales que se dicen ser más abiertos y liberales y, por tanto, aparentemente más sensibles a las problemáticas de toda índole que deben enfrentar los grupos raciales no blancos en el país del norte.

Es una narrativa interesantísima, especialmente por la forma en que Peele la entrelaza con el humor y con un terror que oscila entre lo sutil (las diversas sospechas de Chris mientras desentrama el misterio), y lo evidente, como el policía recalcitrantemente racista que no sólo impacta a protagonista y audiencia, pero también actúa como recordatorio de un sector de la población norteamericana que no sólo nunca desapareció, pero que se ha potenciado luego de la elección de Trump como presidente (en este sentido, “Get Out” es una más de tantas cintas que este año, en mayor o menor medida, han tratado el tema o se han nutrido de la beligerante situación política de EE.UU., tendencia que sólo irá en aumento durante los próximos 4 años -y esperemos que no sean 8-).

Otro elemento a destacar en esta cinta son las sólidas actuaciones, particularmente las de Daniel Kaluuya y la de Brad Whitford, éste último no sólo como antagonista nominal pero también casi como una personificación paternalista de lo puntos de crítica social que levanta la película. Mención aparte merece LilRel Howery como Rod, el mejor amigo de Chris, quien tiene por lejos algunas de las mejores líneas y momentos de la película, honrando tanto el trabajo comédico de Peele, y además sirviendo como infodump para la audiencia.

No bien “Get Out” se cae un poco en su tercer acto, mayormente en la forma en que opta por abrazar más y más los elementos de thriller en favor de otros elementos de su trama, esto no afecta mayormente lo que no sólo ya es un clásico moderno, pero además es una de las mejores películas que hemos visto este año. Jordan Peele logra honrar la gran tradición clásica del cine de terror y la crítica social, a la vez que subvierte muchas de las expectativas y tropes de estas cintas, para lograr generar un todo cohesivo que se merece cada loa y alabanza que ha recibido, y que les recomendamos ver encarecidamente (en el caso de Chile, la película también se ha vuelto relevante considerando el tono que a ratos ha tomado la discusión en torno a la inmigración -por lo mismo, se agradece que las distribuidoras se las jugaran con esta cinta que, en algún momento, pensamos nunca veríamos en el cine por estas latitudes-).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s