American Gods S01E02: “Secret of Spoons”

shadow-wednesdayLa nueva serie de Starz vuelve a brillar de gran forma en su segunda entrega, manteniendo la gran calidad de su premiere, En un sólido episodio, “The Secret of Spoons” evidentemente se encarga de introducirnos a este mundo de dioses, viejos y nuevos, y el evidente conflicto que se avecina entre ambos; todo visto a través de los ojos de nuestro protagonista Shadow Moon.

Al igual que en “The Bone Orchad”, el episodio comienza con una escena –bastante diferente al origen en el libro- explicando como uno de los viejos dioses llegó al continente americano. Quien tiene el foco de atención en esta oportunidad es Anansi, el dios-araña africano, a quien vemos a bordo de un barco esclavista en 1697 despachándose de forma grandilocuente un honesto, crudo, y muy realista discurso. Orlando Jones se luce en el papel de Anansi, quien en sólo minutos nos muestra el gran potencial que este carismático dios puede tener a lo largo de la serie

Ya de lleno en el episodio, éste nos muestra durante su primer acto a un Shadow que de a poco se despide de Eagle Point y la supuesta vida que ahí tenía. En escenas de largo silencio y sólo acompañado por la música y los sonidos propios, somos testigos de cómo nuestro protagonista aún recuerda a su reciente fallecida esposa, la vida con ella en casa y como de a poco Shadow va afrontando la cruda verdad respecto a quien fuese su pareja, más aún al ver el poco sutil mensaje en el teléfono de Laura. Es el Shadow de estas escenas el que más se asemeja al material de origen: aquel hombre silencioso, reflexivo y de una aparente calma. Ricky Whittle ha sido un acierto de aquellos en el papel, ya que logra capturar tanto al Shadow de las páginas como al de la TV, en un perfil más activo a la hora de hablar.

american-gods-the-secret-of-spoons-photo006-1494009856985_1280w

Y si insistimos en la gran elección de Whittle, la de Ian McShane como Mr. Wednesday claramente se reafirma más a medida que la serie avanza en su segundo episodio. El carisma y peligroso encanto tan característicos del personaje son puestos en escena grandiosamente por parte del actor británico. Mejor aún, la dinámica de ambos como pareja dispareja funciona de tantas formas que nos atrevemos a decir que parte de los mejores momentos de la serie estarán a cargo de las conversaciones entre ambos.

En su camino a Chicago, Mr. Wednesday le hace entrever a Shadow lo que parece ser uno de los plots principales de la temporada: Juntar a gente eminente en sus áreas y discutir algunas cosas que están sucediendo. Obviamente no diremos más para no entrar en spoilers para aquellas personas que no hayan leído el material de origen. Durante este mismo viaje, vemos por primera vez a Media, quien es una de los New Gods, personificada en una irreconocible Gillian Anderson (The X-Files) como Lucy Ball, de I Love Lucy. La diosa de los medios busca reclutar a Shadow en sus filas, quien tras negarse vuelve donde su jefe. Al igual que los televidentes que ven la serie sin conocer el libro, nuestro protagonista parece no entender nada de lo que está sucediendo, de dónde está metido y qué va a pasar con él.

gillian-anderson-as-media-in-american-gods

Ya en su parte final, somos transportados a Chicago, de visita en la casa de unos viejos amigos de Wednesday. Aquí comenzamos –al igual que Shadow- a ser parte de este mundo de viejas deidades que viven entre nosotros, aunque a diferencia de él, eso es algo de lo que nosotros sí estamos al tanto. En esta antigua vivienda vemos por primera vez a las hermanas Zorya, deidades eslovacas. Ellas son Zorya Vechernyaya (Cloris Leachman), Zorya Utrennyaya (Martha Kelly) y Zorya Polunochnaya (a quien no vemos durante este episodio). Junto a estas hermanas vive Czernobog, interpretado por un Peter Stormare que se roba cada minuto en el que le toca figurar, nutriendo al personaje de un aura de crueldad, pero que al mismo tiempo nos demuestra cierta simpatía al contar sus historias de tiempos mejores, en donde la matanza parecía ser un arte… al menos para él.

El juego de tonalidades de la serie es algo que le favorece mucho, y que de igual forma contextualiza cada escena. En este particular caso en Chicago, las tonalidades más oscuras nos brindan la idea de un lugar antiguo, lúgubre y olvidado, que nos reflejan en paralelo la situación que los viejos dioses viven en la actualidad. De a poco están siendo olvidados, y muchos ya no son más que un mal recuerdo, pero a pesar de todo, no se rinden en su lucha por sobrevivir en este continente. Dicha idea se muestra minutos antes en la escena de Bilquis y su visita al museo, en donde podemos ver como el recuerdo de tiempos mejores aún le persigue.

1200

Al parecer las relaciones entre Czernobog y Wednesday no andan de lo mejor, y el reclutamiento ahora está en manos de un juego de damas. No obstante, es Shadow quien decide apostar con su vida: si gana , el anfitrión deberá ayudar al personaje de McShane en lo que tenga planeado, pero de perder, Czernobog tendrá la oportunidad de aplastar su cráneo al amanecer, que, como nos informa, es la mejor hora para la matanza. Claramente nuestro protagonista ya cree estar loco, y entre tanto hecho descabellado que ha presenciado últimamente, poner en juego su cráneo no se aleja de esto, así que accede con tal de ayudar a su nuevo jefe.

Así finaliza otro gran episodio de American Gods, con nuestro protagonista arriesgando su vida y una serie que mantiene el gran nivel mostrado en el inicio, y que creemos –dicho sea de paso- logrará mantener a lo largo de su temporada. Las expectativas son muchas, sobre todo si consideramos lo que ya hemos visto, la gente detrás de la realización de la serie, y sobre todo, las buenas actuaciones que nos han convencido de la tremenda adaptación que se ha hecho del material original de Neil Gaiman.

Notas al cierre:

  • Los New Gods no se guardan nada ni esperan. Media aparece mucho más temprano que en el libro, y va directo al grano al ofrecerle a Shadow estar entre sus filas.
  • Wednesday es un player, incluso a su edad (?). Al igual que en el libro, uno de sus mayores talentos es tener aquel poder de convencimiento casi instantáneo.
  • Nancy, te esperamos en un rol más activo.
  • El discurso en el barco se hace tan esencial en los tiempos que estamos viviendo. Nuevamente, la serie se nutre de una historia que es prácticamente sobre la inmigración, base esencial de la cultura norteamericana.
  • El largo silencio de las escenas de Shadow en su antigua casa están muy bien logradas, transmitiendo tanto sin la necesidad de las palabras.
  • Laura y el amigo de Shadow claramente no sabían hacer sexting.
  • A pesar del engaño, deducimos que Laura realmente quería a Shadow. Nadie adorna una casa para una bienvenida porque sí.
  • Bilquis nuevamente hace una aparición, aunque esta vez no sólo se conforma con hombres. En la variedad está el gusto dicen.
  • Por lo visto, las víctimas de Bilquis van a parar a una especie de universo en donde parece ser que están en un constante estado de placer… Claramente parece ser mejor lugar que el infierno.
  • Zorya Vechernyaya tiene mejores talentos con el alcohol que Jessica Jones, aunque a la hora de leer la fortuna y mentir… Bien, gracias.
  • A Czernobog se le escapó uno de los tantos nombres de Mr. Wednesday, y Shadow ahí, como si nada aún (!)
  • Nancy: “Angry gets shit done”
  • Shadow, reflejando el sentir de muchos televidentes: “I don’t have a fucking clue! I don’t give a fuck if they don’t have a fucking clue. I want one! Give me a fucking clue!”

american-gods-season-1-episode-2-review-the-secret-of-the-spoons

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s