Supergirl S02E19: “Alex”

Después de un buen episodio anterior que básicamente nos reivindicó levemente el momento de la serie -tras el desastroso episodio centrado en Mon-El previo al hiato-, esta semana “Supergirl” mantuvo la senda exitosa gracias a un capítulo que, no bien se perfilaba como uno de los mejores de la serie gracias a todos los elementos que logra balancear, no logra capitalizar todo lo que prometía. Y pese a que lamentablemente se queda corto en la ejecución, “Alex” es otro paso en la dirección correcta de cara al final de temporada.

El punto más fuerte del capítulo es sin lugar a dudas el foco que pone en Kara y Maggie, no sólo porque se trata de una dupla a la que no habíamos visto mucho interactuar durante la temporada, pero también porque el punto en común para ambas es el amor que las 2 comparten por Alex. En este sentido, y bajo la lupa de una temporada que se ha centrado en los vínculos románticos de los personajes más que en otra cosa, hay una cierta tensión entre el vínculo de hermandad de Kara y Alex, y la relación romántica de ésta última con Maggie, y que cuesta no verla como una especie de “lucha” entre los espíritus de ambas temporadas, más considerando lo diametralmente opuestos que son los enfoques tanto de Kara como Maggie.

Es entonces que, cuando Alex es secuestrada por un amigo de la infancia mientras se hallaba en proceso de reconciliar los diversos enfoques y puntos de vista entre Kara y Alex, recae la responsabilidad en éstas últimas de dar con el paradero de Alex y su captor, antes de que pierdan a la mayor de las Danvers para siempre.

Photo: Dean Buscher/The CW — © 2017 The CW Network, LLC. All Rights Reserved

Claro, como ya dijimos, gran parte del atractivo de este episodio es la forma en que la serie baraja sus naipes narrativos y junta a dos personajes que usualmente no comparten mucho. Esto importa no sólo porque rompe con cierta monotonía que se había asentado respecto a las relaciones de los personajes durante la temporada, pero además porque, junto con las nuevas dinámicas, vuelve a poner un foco en los personajes femeninos que se había extraviado durante la porción central de la temporada y sus historias tan enfocadas en Mon-El.

Esto además funciona como una exploración de la vida profesional de Maggie y de Kara, considerando lo diametralmente opuestas de sus aproximaciones para realizar sus trabajos, y a los conflictos que afloran cuando la naturaleza más impulsiva y física de Kara se interpone en el trabajo más metódico y cerebral que realiza Maggie (al punto que incluso los criminales de National City están encontrando lagunas legales para quedar en libertad producto de la intervención de Supergirl en sus arrestos). Claro, no se trata de que Maggie y la policía no estén de acuerdo con la libertad de Kara, pero también entienden que sus métodos de “golpear primero, preguntar después” funcionan mucho mejor con adversarios a su nivel -como los kriptonianos, o Parasite-, más que con criminales comunes. Es así entonces que la trama funciona al ritmo clásico de poner a los personajes en una situación donde no sólo deban trabajar con su opuesto por un objetivo en común, pero también descubrir que tenían más cosas en común y poder entender mejor el punto de vista del otro.

Como dijimos, la premisa misma del episodio y las partes involucradas permitían creer que este sería uno de los mejores episodios, sin embargo, es en la ejecución donde “Alex” termina dando pasos en falso. De partida, el villano de la semana, el ex-compañero de Alex, Rick Malvern (David Hoflin), no funciona tan bien como la serie piensa: por un lado, no tiene suficiente carisma ni peso actoral como para sostenerse bien frente a los demás actores; y por otro lado, pese a lo elaborado de su plan, cuesta de verdad comprarle a Rick no sólo que sería capaz de todo lo que pudo hacer -aunque tuviera mucho tiempo para planificar-, pero que además pudiera bloquear a J’onn por ejemplo. Claro, la serie presenta una serie de evidencia interesante en cuanto a que Rick fue capaz de unir los puntos sobre la verdadera identidad de Kara (lo que no hace más que hacer ver mal a todos aquellos que no han podido pasar por alto semejante obviedad), mas esto no es suficiente como para creer que el villano de verdad sería capaz de lograr todo lo que hizo, sin importar la planificación o qué tan motivado estuviera por sacar de prisión a su padre (Gregg Henry).

El otro problema en la ejecución justamente está en la resolución del episodio, principalmente porque el acudir a Peter -padre de Rick-, para que vaya contra su hijo y revele la ubicación de Alex es algo que, en parte, invalida casi todo el episodio. Mal que mal, no había motivo por el cual no se podía haber acudido a una solución similar previamente -quizás utilizando a J’onn contra Peter, de la forma en que intentaron engañar a Rick-. Claro, podemos pasar por alto un plothole así si tenemos en cuenta que básicamente no habríamos tenido trama si las cosas se hubieran resuelto antes y de una forma más sencilla; mas cuesta no sentir frustración con la serie considerando que, con todo lo bueno que resultó este capítulo, pudo haber sido mucho mejor.

Pese a lo anterior, el desarrollo de personaje esta semana tanto para Maggie, Kara y Alex resultó tan fuerte, que finalmente esto termina un poco rescatando la trama y elevando el episodio, considerando no sólo la unión entre la policía y la superheroína, pero además la evolución para la relación entre Maggie y la mayor de las hermanas Danvers, a juzgar por la cantidad de “I love you” que tuvo el episodio.

No bien el capítulo prometía mucho y terminó mordiendo más de lo que podía tragar, afortunadamente “Supergirl” sigue demostrando en su recta final que está intentando corregir los errores que plagaron su etapa intermedia en la segunda temporada.

Notas al cierre:

  • La trama secundaria entre Lena y Rhea plantó semillas de cara al final de temporada, pero no aportó mucho en general. Aún así, más Katie McGrath siempre es bueno.
  • La escena de Maggie frente al computador hablando con Alex debe ser la mejor de Floriana Lima en la serie hasta ahora.
  • Pese a los problemas que esta temporada ha tenido respecto a qué personajes priorizar, no deja de ser digno de elogio que un episodio como este puede enfocarse sin problemas en 5 roles femeninos. Ojalá “Supergirl” no se olvide de sus propios méritos de ahora en adelante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s