Arrow S05E21: “Honor Thy Fathers”

Partamos por el final del capítulo… ¿Por qué sonreía Prometheus? ¿Fue siempre parte de su plan el ser atrapado por Oliver y cía? ¿o fue acaso un momento de genialidad ideado en la prisión de A.R.G.U.S.? Puede parecer quizás irrelevante considerando el buen nivel del episodio y la victoria -aparentemente efímera- del Team Arrow, pero nos interesa responder dichas preguntas justamente pensando en Chase/Morrison/Prometheus, específicamente por el nivel de amenaza que significa. Particularmente si acaso todo fue parte de su plan, luego de que Oliver le enrrostrara que su padre, Justin Claybourne, planeaba desheredarlo y alejarlo por su inestabilidad mental.

La importancia radica en el hecho de si acaso la victoria de Oliver y cía. fue merecida -o sea, producto de su labor en detener a Prometheus y a Derek Sampson (el retornado Cody Rhodes)-, o si acaso todo no fue más que una ilusión de triunfo como un elemento más del plan maestro de Chase. Y esto se vuelve relevante no sólo en lo que se refiere a analizar la agencia del Team Arrow, pero también es algo que trasciende la trama y que va a la fórmula misma del Arrowverse.

Y es que claro, sabemos que Prometheus como el gran villano de la temporada (y haciéndole honor a su contraparte en los comics), es un enemigo increíblemente hábil, poderoso y con múltiples recursos, por lo cual, sumado a la estructura misma de la temporada, todo engloba el duelo a lo largo de los episodios que culminará con una confrontación definitiva en el final de ciclo en un par de semanas más. Pero el apego a esta fórmula, especialmente en instancias definitorias, implica también la temporalidad en las breves victorias que nuestros héroes pueden conseguir, lo que sumado a la posibilidad de que todo fuera orquestado por el villano, ciertamente presenta un dilema en el sentido de que su poderío se vuelve tan grande, que no sólo la victoria de nuestros héroes se vuelve improbable, pero también afecta el modo en que inevitablemente será derrotado. Y no bien esta temporada ha evitado cometer los errores que afectaron a la serie previamente, especialmente en sus últimos 2 ciclos, aún está el problema de hacer demasiado poderoso al villano.

Claro, si es que acaso todo fue parte del plan de Prometheus, nos imaginamos que la idea de la producción era presentar una situación tan complicada que, cuando llegue el triunfo de nuestros héroes, éste se sentiría más importante justamente en atención a las circunstancias a las que debieron sobreponerse para salvar el día. Pero cuando tienes un personaje como Prometheus que pareciera capaz de tener más giros inesperados que las que tuvieran hombres con un poder más amplio -y redes para ponerlo en marcha- como fueron Ra’s al Ghul o Damien Darhk, entonces situaciones como la trampa de concreto o el video que tenía el abogado de Claybourne de pronto pierden un poco de impacto.

Ahí entonces es donde están los problemas ya que, por un lado, si Prometheus es tan poderoso como para concoctar semejante plan -que incluya dejarse perder desde todo punto de vista por Oliver y cía-, eleva las apuestas a un punto tal donde el instrumento de su eventual derrota se sentirá demasiado forzado, al borde del deus ex machina. Por otro lado, si efectivamente Oliver y cía. lo vencieron genuinamente esta semana, el triunfo se disfruta, sí, mas es imposible no mencionar que el plan y el mecanismo por el cual Green Arrow lo vence es, no sólo anticlimático, pero también atenta contra todo lo que sabemos del personaje.

Aún así, y dejando de lado este inconveniente -que dentro de todo es menor, pese a los párrafos dedicados a tratarlo-, podemos decir que “Honor Thy Fathers” es otro muy buen capítulo en lo que ha sido la tónica de la temporada. En general todo hizo “click” a la perfección, la acción estuvo a la altura de las expectativas (pese a que nos habría gustado una revancha entre Amell y Rhodes), la trama del episodio funcionó bien gracias al retorno de Thea y a los misterios que rodeaban la figura de Robert Queen y los fantasmas que, literalmente, tenía enterrados -lo que a su vez recontextualiza los eventos de la primera temporada-. Los flashbacks también mantienen su solidez, ahora llevándonos de vuelta a Lian Yu en los albores del inicio de la serie, y entregando respuestas (unas más satisfactorias que otras) de algunos posibles plot holes del comienzo.

De hecho, como dijimos, salvo el inconveniente ya profundizado, éste es un episodio sólido desde todo punto de vista, sin embargo, considerando las instancias de la temporada en que nos encontramos, es indudable que este episodio, con acción y todo, fue un poco como la calma antes de la tormenta, pensando en los 2 últimos capítulos. Y no hay nada malo con ésto, pero tras el mini arco que puso término a la trama de Felicity con Helix, y pensando en el final, es un poco decepcionante que este episodio no fuera más importante, o al menos que no se sintiera como tal.

Notas al cierre:

  • Considerando la amistad entre Amell y Rhodes, algo nos dice que volveremos a ver a Sampson.
  • Tal como especulamos la semana pasada, efectivamente se volvió parte de la trama el hecho de que los casos llevados por Chase como fiscal estaban siendo invalidados.
  • Dentro de todos los buenos atuendos de Felicity a lo largo de la serie, el de esta semana debe ser uno de los mejores.
  • Cuánto te echábamos de menos Thea.
  • La trama de René tuvo un giro inesperado, ya que Wild Dog no se presentó a la audiencia donde se decidiría la posibilidad de recuperar el cuidado personal de su hija, decepcionando no sólo a ella, pero también a Lance.
  • Los flashbacks estaban ambientados 48 horas antes del primer episodio de la serie, y además de la decepcionante explicación sobre el por qué la máscara de Deathstroke termina con una flecha, y a la revelación de que la barba y pelo de Oliver eran pelucas -tal cual lo fueron para Stephen Amell-, también tuvimos el retorno de Kovar. Será interesante ver en qué pie estaba realmente Oliver antes de ser “rescatado” de Lian Yu.
  • Oliver volvió a utilizar el traje de Green Arrow, tras haberlo abandonado luego de que Chase lo torturara.
  • No deja de ser curioso que el segundo capítulo de la primera temporada se llamaba “Honor Thy Father”. Sólo una “s”  (y 5 años) de diferencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s