The Flash S03E22: “Infantino Street”

the-flash-season-3-episode-22-review-infantino-street-snart-wentworth-miller-captain-cold

A sólo una semana de su season finale, nos atrevemos a decir que hemos visto uno de los mejores episodios de la tercera temporada, ya que sin lugar a dudas The Flash logra entregarnos un producto perfectamente balanceado entre la entretención y el drama durante su casi hora de duración. Tomándose de las mayores fortalezas de la serie, “Infantino Street” logra posicionarse como una sólida entrega, tanto en su desarrollo narrativo y la ejecución de todas sus partes. Si esto es una premisa de lo que se viene en la cuarta temporada, el futuro claramente es más que prometedor.

Comenzando de forma un tanto diferente, la producción se encarga desde un principio –en forma de canción- en establecer el tono que la serie pretende plantear, siendo un augurio de lo que, aún sin quererlo, terminaremos viendo: Una crónica de una muerte anunciada. No obstante, la entrega de esta semana no se nutre del excesivo drama que ha caracterizado a esta temporada, sino que lo dosifica de forma prudente y natural, brindando a la mayoría de los involucrados momentos en los que realmente se lucen. Además, el episodio de esta semana se toma de su esencia light para entregarnos momentos de entretención que claramente quedarán por un tiempo en nuestra retina de seguidores de la serie de The CW.

the-flash-infantino-street-photo004-1494540297146_1280w

El argumento del capítulo es bastante sencillo: robar una fuente de poder que sea lo suficientemente poderosa para alimentar el arma que logre atrapar a Savitar, ¿dónde? Era que no, en el lugar más seguro del planeta tierra, las inmediaciones de ARGUS. ¿Cómo? Obviamente, pidiéndole ayuda al mejor ladrón de todos, Leonard Snart aka Captain Cold. Nuevamente, Barry viaja en el tiempo (!) para pedirle ayuda a su otrora enemigo (en una época en la que aún no ha muerto) y así poder salvar al amor de su vida. Todo esto mientras secretamente Iris, Wally y Joe esperan en Earth-2.

Aun cuando en el papel todo parece simplón, es en su desarrollo donde “Infantino Street” logra consolidarse, principalmente a la hora de la interacción entre sus personajes: El team-up Flash/Captain Cold –esta vez para bien- logra brindarnos una entretención tan dinámica y precisa que desde “Duet” no veíamos. La forma de relacionarse entre ambos es un tremendo aporte a la serie, ya que resulta muy interesante la tónica que ahora se nos evidencia: Barry siempre ha intentado ver el bien en Snart, y al contrario, éste siempre intenta ver el mal dentro del corredor escarlata, aunque al final del día, lo prefiera como un héroe. Por su parte, los personajes del clan West cargan de excelente manera todo el peso emocional que presenciamos durante el capítulo, en especial la relación padre e hija de Joe y Iris, tanto en su momento de confesiones como a la hora de enfrentarse a Savitar. Hay que valorar lo mucho que la producción ha hecho crecer al personaje de Candice Patton, otorgándole peso dentro del Team Flash más allá de ser un mero interés romántico para nuestro protagonista. A Jesse L. Martín nos queda aplaudirlo de pie; sólo le bastan pequeñas expresiones y miradas para enternecer hasta los corazones más duros.

the-flash-infantino-street-photo007-1494540297149_1280w

Si bien gran parte del mérito se lo lleva la producción detrás de cámara, bajo la misma premisa de lo antes mencionado, creemos que siempre es necesario alabar la labor realizado por el gran cast que conforma The Flash, tanto los fijos como los invitados. Es por lo mismo que en esta ocasión se hace necesario destacar el tremendo trabajo que Wentworth Miller ha consolidado en el Arrowverse, tanto por lo hecho en Legends of Tomorrow como en la serie del corredor escarlata. Su carisma y la suma de un personaje bien trabajado y escrito se sienten como uno de los puntos más altos, tanto de la serie como de esta trama. Lamentable es la decisión de no tenerlo como un Rogue o Legend recurrente todas las semanas, pero en contraste, presenciar de forma periódica su aparición parece añadirle un valor extra a cada intervención que tenga.

Luego del (¿exitoso?) robo a ARGUS, la serie se aboca de lleno al drama que implica el eventual destino fatal de Iris, todo desencadenándose en una serie de errores involuntarios. Desde la música de fondo minutos antes del desenlace hasta aquella canción que abre y cierra el capítulo, uno como espectador sabe que esto no va para buen destino, y a pesar de que ya sabíamos que sucedería, todo se siente tan bien ejecutado que de verdad creemos Flash ha alcanzado uno de sus puntos más altos desde sus inicios, logrando reivindicar su camino a veces tambaleante. Con el claro fracaso del arma creada por Tracy Brand, aquellos segundos en cámara lenta en la que vemos a Barry correr hacia Iris resultan en una agonía inevitable, tanto para los personajes como para los espectadores.

xtougmplyljcflhse7vwnpsqviw

De esta cruda forma cierra el penúltimo episodio de The Flash, dejándonos con la interrogante de si veremos más de Iris en el futuro, y de paso, añadiéndole más tristeza al climax con aquella grabación que le dejó a quien pudo haber sido su esposo. Así, desolado y sin nada que perder, Barry enfrentará a Savitar en lo que creemos puede ser un espectacular season finale.

Notas al cierre:

  • La canción que suena tanto al inicio como al final se llama Murder Song (5, 4, 3, 2, 1)”, porque claro, no podía ser de otra forma y otro nombre.
  • Por fin conocimos el sueldo en Star Labs gracias a H.R.: “It’s next to nothing”
  • Misteriosamente, el aparato de H.R. para parecer otra persona hizo aparición durante este episodio.
  • Al parecer Killer Frost no está del todo decidida de ser full villana, y tal cual vimos en el episodio anterior, al parecer aún queda la bondad de Caitlin Snow en ella. Creemos que jugará un rol fundamental en la derrota de Savitar, logrando de paso reivindicarse por cualquier daño que haya hecho.
  • Jesse L. Martin pudo cantar, aunque fuese por unos segundos. Nuestros oídos lo agradecen.
  • Leonard Snart, aka #ElMejor
  • Grant Gustin se luce como el evil time remnant, hay que decirlo.
  • Al parecer Julian está trabajando incansablemente en una cura para Caitlin, porque no figuró por ningún lado durante este episodio.
  • ¿Dónde estaba Jesse Quick durante la estancia de los West en Earth-2? Recordemos que se fue a Earth-3 a reemplazar a Jay Garrick, quién está atrapado en la Speedforce. Violett Beane, te extrañamos.
  • Sospechamos de que no todo es lo que parece, en especial con H.R. y su extraña mirada casi al final del episodio.
  • Además, en la visión de Cisco era H.R. quien figuraba en el techo, cosa que durante este episodio cambió, estando Joe en su lugar
  • No queremos creer que Iris haya muerto, porque es muy obvio, aunque durante esta temporada todo lo obvio que vimos o escuchamos es lo realmente verdadero.
  • Barry: “This not goodbye”. Y bueno, parece que sí lo es </3
  • Captain Cold y las cuatro reglas: “Make the plan. Execute the plan. Expect the plan to go off the rails. Throw away the plan.”
  • Captain Cold: “No strings on me

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s