Supergirl S02E21: “Resist”

A priori, un evento tan importante como el retorno a la serie de Calista Flockhart como Cat Grant es algo suficiente como para elevar la calidad del episodio per se, ya que le permite a la serie tener de regreso uno de sus mejores personajes, y a quien no veíamos desde el comienzo de temporada (narrativamente por el viaje de Cat para encontrar la felicidad, pero que no es más que una forma de justificar la ausencia de Flockhart de la serie, luego que la producción se mudara desde Los Ángeles hacia Vancouver).

Pero como si esto no fuera suficiente, “Resist” vino a coronar no sólo el retorno triunfal de la serie durante su arco final, pero además porque contó con todos los elementos necesarios para generar anticipación en este penúltimo capítulo, más de cara al final de temporada.

Y no se trató sólo de balancear y combinar los distintos tonos y fortalezas de la serie, a la vez que se minimizan aquellos elementos más débiles -como por ejemplo, mantener a Mon-El en un rol menor como mozuelo en peligro-; pero quizás el mayor mérito del capítulo es que logró una convergencia narrativa pocas veces vista anteriormente en la serie, logrando unir todas las tramas de la temporada en un todo coherente y que funciona a la perfección, de paso dotando a la serie retroactivamente de algo de coherencia. No, no sirve para reivindicar los momentos bajos -especialmente en el tramo central de la temporada-, pero ayuda para saber que al menos existía un plan final.

Continuando los eventos del episodio anterior, Rhea ha traído una flota daxamita para colonizar la Tierra -o “Nuevo Daxam”-, a lo cual, como buena súper villana, suma un nuevo plan: forzar a Mon-El a casarse con Lena para darle un heredero y poder “unir” a ambos pueblos, todo bajo control daxamita obviamente.

Y la acción que uno podría esperar de un evento así se deja caer desde el primer momento, con la invasión y los ataques de naves y soldados daxamitas en National City, así como con la aparición de la presidenta Marsdin (Lynda Carter también retornando a la serie), quien viene junto con la ya mencionada Cat Grant, porque obviamente Cat es amiga íntima de la presidenta. Las secuencias siguen con el ataque de los daxamitas al D.E.O. (que los obliga a reubicarse en el bar alienígena), y la genial escena donde Kara rescata a Alex luego que esta se arroja del destruido balcón de las reflexiones.

Como mencionamos, la acción funciona a la perfección y se nota un cuidado adicional no sólo en su ejecución sino que también en el presupuesto, considerablemente más alto que el de un episodio normal -y no sólo por la presencia de más actores invitados-. Pero claro, todo esto no valdría de nada sin una buena trama a la cual darle sustento, y como ya mencionamos, “Resist” funciona en múltiples niveles justamente por su solidez narrativa y la facilidad y naturalidad con la cual logra unificar todas las tramas de la temporada, incluyendo algunas que en algún momento se vieron un tanto aisladas del resto, como la revelación de que la presidenta era alienígena -específicamente, de la raza Durlan-, la cual es tratada de forma adecuada, especialmente porque no incluía ninguna segunda lectura como muchos quisieron creer. No, la presidenta también llegó como refugiada y su decisión de impulsar una agenda de amnistía no sólo se relaciona con la metáfora constante de utilizar a los extraterrestres como proxys para cualquier grupo minoritario, sino también de su experiencia personal en Durla, y la necesidad de buscar que eso no se repitiera en la Tierra.

Otra trama que también regresa esta semana es la de Cadmus, gracias al retorno de Lillian Luthor y de Cyborg Superman, quienes hacen acto de presencia para el obligatorio momento de unirse con nuestros héroes para luchar contra un enemigo en común, mal que mal, la invasión daxamita no sólo significa que la matriarca Luthor se siente validada en su misión contra los alienígenas, pero también porque Lena fue secuestrada por Rhea, por lo cual ésta de verdad demuestra interés en salvarla. Y no bien Kara, Alex y cía tienen muchas reservas en trabajar con la villana (lo que se materializa en el plan de emergencia ideado por Supergirl y Winn en caso de la eventual traición), finalmente terminan uniendo fuerzas para salvar a Lena y Mon-El, e intentar acabar con los planes de Rhea.

Hasta ahora el análisis ha sido un poco un recorrido por el episodio y un “quién es quién” en cuanto a las tramas, y esto ha sido así porque “Resist” básicamente se las ingenió para darle espacio para brillar a prácticamente todos los personajes -excepto J’onn, quien sigue en el coma que le indujo Rhea-. Es así como Kara, Winn, James, Alex, Maggie, Lena, todos tienen escenas importantes y tiempo en pantalla para hacer lo suyo. Sin embargo, y vale la pena mencionarlo, el punto más alto del capítulo sigue siendo el evento en sí mismo que implica el retorno de Cat Grant.

El personaje de Calista Flockhart no sólo fue el mejor personaje de la primera temporada, pero también su presencia se sintió en el season premiere del actual ciclo -aún los mejores 2 capítulos de la serie-, y por otro lado, su ausencia fue algo que le penó a la serie en este ciclo, pese a que ese espacio y el desarrollo que conlleva fueron utilizados por otros personajes.

Aún así, con Cat de vuelta la serie recuperó parte del espíritu extraviado, lo que contribuyó a la calidad de este episodio. Bien sea mediante su introducción en el Air Force One, sus constantes confrontaciones con Rhea, o la forma en que su especial sabiduría regresó para dispensar consejos a diestra y siniestra, Cat Grant sigue siendo una fuerza narrativa digna de reconocer. En ese sentido, particularmente importante es su conversación con Kara en las afueras del bar alienígena, ya que ahí no sólo supimos qué había sido de ella durante su ausencia, pero también porque su conversación con Kara volvió a reforzar el rol de mentora de Supergirl -importante en una serie que celebra esta clase de relaciones maestro-aprendiz entre mujeres-, pero además sacó a colación la importancia de los valores de Supergirl y todo lo que ella representa: el amor y la compasión.

Los discursos de Cat -a Kara, y el otro a National City- también tienen un sentido especial de relevancia considerando el clima político en EE.UU. Claro, “Supergirl” nunca ha sido una serie muy sutil en este aspecto (o sea, Cat le pidió a la gente que no le creyeran a individuos que quisieran “hacer el mundo grande otra vez”), por lo cual esto no debería sorprender mucho. Aún así, considerando los paralelos en el mundo real, y la forma en que los superhéroes funcionan como fuente de admiración y como figuras inspiradoras, es un gran gesto simbólico de parte de la serie y que refuerza la necesidad que existe por una serie así. Y claro, cuando se tienen episodios como “Resist”, no podemos pedir más.

Notas al cierre:

  • El gran cliffhanger del final responde la gran interrogante respecto al rol de Superman en el final: el Hombre de Acero está bajo el control de Rhea. Por lo tanto, el final de temporada tendrá el duelo entre Kara y Clark.
  • Considerando el sexismo imperante en Hollywood, y el “estigma” impuesto por los estudios que significa para las actrices el mero hecho de alcanzar cierta edad, el hecho de que “Supergirl” tenga en su elenco a grandes nombres como Calista Flockhart, Brenda Strong, Teri Hatcher, Lynda Carter y Helen Slater, es otro poderoso mensaje que envía el show en cuanto a combatir ciertos estereotipos que prevalecen en la industria del entretenimiento.
  • Lo habíamos mencionado antes, pero se nota que el equipo de producción tomó mucho de “Star Wars” -especialmente los mandalorianos y Darth Revan-, para los soldados daxamitas. No es como que las puertas de la nave daxamita no funcionaran como muchas en la galaxia muy, muy lejana (no por nada Kara le dice “R2” a Henshaw).
  • Lena Luthor se ve bien usando cualquier tipo de ropa, como demuestra su atuendo marital daxamita.
  • Por supuesto que Cat no iba a tener problemas en descubrir inmediatamente que James era Kara -aunque esto, en retrospectiva, sigue haciendo que se sienta raro que ignore que Kara es Supergirl (aunque claro, esto se logró con la asistencia de J’onn y sus poderes para cambiar de forma)-.
  • Relacionado con lo anterior, fue un gran momento -y explicación- la de Winn, al afirmar que James y Kara se estaban escondiendo por ser cobardes.
  • Y sí, echábamos de menos a Cat diciendo “Kira” en vez de Kara.
  • Para cerrar con Cat: el hecho que de pronto decidiera que ahora estaba de vuelta para quedarse sólo puede significar 2 cosas, o la producción encontró una forma para que Calista Flockhart vuelva en un rol más activo, o probablemente algo malo le va a pasar en el final de temporada (esperemos no sea esto último).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s