Arrow S05E22: “Missing”

Si hay que describir a “Missing” en pocas palabras, lo más evidente es afirmar que se trata de un clásico episodio que cumple la función de preparar el tablero de cara a un evento importante, en este caso, el final de temporada. En este sentido, es una premisa bastante convencional y que hemos visto mucho en otras series.

Pero vale la pena mencionar que esta es justamente una clase de episodios que “Arrow” casi nunca realiza, o al menos no en una forma tan convencional como ocurre en este vigésimo segundo capítulo. Si a esto sumamos la excelente ejecución y un par de sorpresas anticipadas, terminamos con un buen resultado y con mucha expectación de cara al final de temporada.

Aún así, lo bien ejecutado del episodio y la “novedad” que significa para “Arrow” no quita que “Missing” tenga una estructura demasiado “by the book”, lo que al final termina restándole un par de puntos. Nada muy grave considerando que el plan maestro de la temporada siempre fue prolongar la resolución de los conflictos en el final, mal que mal, dicho episodio cumplirá una función que va más allá de cerrar la quinta temporada, sino que también funcionará como un final a la primera etapa de la serie si se quiere, coronada con el final de los flashbacks y con la aparición de elementos de todas las temporadas para nutrir el duelo final entre Oliver y el “Team Arrow” expandido, y Prometheus y sus fuerzas.

Además de “dejar servida la mesa”, la gran premisa del episodio se relaciona con algo que ya vimos la semana anterior, a saber, la desaparición de René la cual, tal como suponíamos, no fue artificiosa. Y cuando los demás integrantes del Team Arrow empiezan a desaparecer uno por uno, sabemos que Prometheus está detrás de todo, y que como especulamos, siempre tuvo un plan en caso ser atrapado -o dejarse atrapar-: en este caso se trata de armar su propio “Team Prometheus” compuesto por Talia al Ghul y su facción de la Liga de Asesinos, Artemis y Black Siren, a quien Chase libera de prisión a cambio de su lealtad -y de una vacía promesa de no hacerle nada a Quentin-. Si a esto sumamos la confirmación -al menos para Oliver- de que Prometheus tiene en su poder a William, y que los está llevando a todos a Lian Yu para un último duelo, y tenemos entonces todos elementos narrativos -y simbólicos- para el final de temporada.

Lo anterior entonces provoca 2 eventos, o conceptos si se quiere, interesantes y que están intrínsecamente relacionados: en primer lugar, la captura de René, Dinah, Curtis, Thea, Quentin, Diggle y Felicity a manos de Chase y cía. son el motor que lleva a Oliver a reclutar un nuevo -y más mortal- equipo para derrotar a Prometheus y rescatar a sus amigos; pero por otro lado, el dejar “fuera de acción” al Team Arrow puede ser contraproducente si consideramos no sólo que el equipo se estuvo afiatando durante toda la temporada, pero que además el tema mismo del quinto ciclo ha girado en torno a la fortaleza que Oliver recibe de sus seres queridos y viceversa. Claro, aún no sabemos qué tan activo será el rol del Team Arrow durante el final -considerando que actualmente se encuentran prisioneros-, pero de verdad esperamos que el show les de suficiente tiempo para brillar, o de lo contrario, esto podría jugar una mala pasada al final de temporada.

Y ya que mencionamos al “nuevo” Team, hablemos de sus integrantes, ya que Oliver se dio el lujo de reclutar a un “quién es quién” a lo largo de la historia de la serie, y que incluye a probablemente los mejores peleadores del “Arrowverse” (descontando por ahí a Sara Lance -aunque no descartamos que nos sorprendan con una aparición, pensando que Stephen Amell anunció que queda un retorno sorpresa para el final que aún no ha sido anunciado-): en primer lugar tenemos a Malcolm Merlyn, ya en un regreso triunfal del personaje de John Barrowman quien había estado desaparecido esta temporada debido a su participación en “Legends of Tomorrow” como parte de la Legion of Doom que conformaba junto con Damien Darhk, Reverse Flash y Captain Cold; está Nyssa al Ghul para el inevitable duelo entre hermanas con Talia que ansiamos ver desde la introducción de ésta última en los flashbacks; y finalmente, la gran sorpresa anticipada del capítulo, el retorno de Manu Bennett a la serie para dar vida a Deathstroke. Qué mejor que traer de vuelta al mejor villano del show -y lo mejor de los flashbacks de las primeras 2 temporadas- para ayudar a Oliver en su lucha contra Chase.

Aún así, y fuera de la ya mencionada importancia, desde todo punto de vista, que significa tener de regreso a Merlyn, Nyssa y Slade, lo cierto es que, técnicamente, no pasó mucho en el episodio en términos de hechos propiamente tales. Claro, los secuestros se prestaron para algunas buenas secuencias de acción, y para qué decir de los grandes momentos en materia de desarrollo de personaje (como las conversaciones de Oliver con Thea y Felicity), o bien el diálogo con Malcolm (porque echábamos de menos a John Barrowman y su encanto); mas en general, el gran foco del episodio fue preparar todo para el final, y considerando que esa era la función principal, todo actuó y confluyó en base a ese objetivo.

Y así es como todo queda preparado para el final de temporada, con un capítulo de preparación muy “by the book”, pero que funciona bien gracias no sólo a lo “novedoso” que significa para “Arrow” un episodio así, pero también porque al ejecución del mismo es un reflejo del buen nivel exhibido por la serie en esta quinta temporada que se aproxima a su cierre. Y claro, si a eso le sumamos el factor entretención -que en este capítulo bordea la autoreferencia- que ha permeado todo este ciclo, no podemos pedir más.

Notas al cierre:

  • El tiempo nos dio la razón: la temporada pasada dijimos que la serie necesitaba tomarse un break de Merlyn para que volviera a recuperar su efectividad desde todo punto de vista. Dicho y hecho.
  • Un retorno inesperado y que no había sido anunciado fue el de Yao Fei en los flashbacks y en forma de alucinación luego de que Kovar atrapara y torturara a Oliver con una droga de interrogación especial, esperando que ésto causara su suicidio.
  • Dentro de lo autoreferencial del episodio que comentamos: las menciones a que usualmente en esta fecha del año alguien está tratando de destruir Star City, y la celebración del cumpleaños de Oliver (que incluye un pastel cortesía de “Lord Mesa Bakery”, que es una referencia al artista Lord Mesa, quien se hizo célebre gracias a sus versiones chibi de los diversos personajes del “Arrowverse”, al punto que le pidieron diseñar la torta).
  • Los intercambios entre Quentin, Thea y Black Siren estuvieron ejecutados a la perfección, especialmente la reacción de Lance al tratar de comprender el concepto del multiverso.
  • Como en todas las temporadas de “Arrow”, siempre hay un episodio que lleva por nombre una canción de Bruce Springsteen, y en este quinto ciclo, pues fue éste, “Missing”.
  • Aparte del regreso de Captain Boomerang en el final de temporada, como mencionamos, se espera otro gran retorno sorpresa de un personaje con historia en la serie. ¿Será Sara, Tatsu, Roy o Ray para ayudar en la pelea contra Chase? ¿Será Moira o Tommy en los flashbacks? ¿Shado como alucinación? ¿Constantine? ¿Vixen? Hagan sus apuestas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s