Samurai Jack S05E10: CI (Series Finale)

¿Cuántas series inconclusas tienen la segunda oportunidad de poder poner término a su historia original, años después de producida su cancelación? ¿Y cuántas tienen el privilegio de poder decir que lo hicieron, no sólo de una forma espectacular, pero además apegándose a la visión creativa que su creador siempre tuvo para el show?

En este sentido, elogiar la última temporada de “Samurai Jack” como un todo orgánico es algo relevante -y que hicimos a lo largo de todo nuestro análisis semanal-, justamente por la forma en que un show que llevaba más de 10 años cancelado (independiente de un comic no canónico que continuó las aventuras de Jack) fue capaz de volver con aires renovados, de la mano de su creador y gran parte del equipo de producción original, y entregar una narrativa hermosa, elegante, acorde al paso del tiempo (que permitió la serialización, así como tratar temas y hacer bromas más adultas gracias al paso a “Adult Swim”), pero que se mantuvo fiel al espíritu y la estética de la serie, presentando algo familiar y nuevo al mismo tiempo.

Y quizás esta dicotomía entre lo nuevo y lo antiguo nunca se hizo más palpable que en el final de temporada, considerando la evolución que la serie tuvo a lo largo de este ciclo final, de un show más maduro, serio y violento, a uno que se aproximaba mucho más a su original, incluso en el estilo visual. Claro, hay todo un meta comentario que se puede hacer en torno a subvertir las expectativas, o en demostrar a aquellos que dudaban de Tartakovsky y cía. que, pese a ir por “Adult Swim”, la esencia del show -y el objetivo final de nuestro héroe- seguían siendo los mismos.

De hecho, “CI” es justamente el capítulo más convencional, o más bien, el más tradicional y apegado al espíritu de la etapa anterior de la serie, de los que hemos visto esta temporada. No hay indicador más evidente que la transmisión que realiza Aku para contarle a todo el mundo que había derrotado a Jack: es el opening original de la serie, recreado fielmente y narrado por el mismo Aku (con la voz original de Mako Iwamatsu). De ahí en más, este episodio final se mantiene mayormente fiel tanto a la etapa previa de la serie -la multitud de referencias y cameos, el estilo de animación, el humor-, al punto que el desenlace del mismo es convencional y es justamente lo que sabíamos que ocurriría en la serie desde un comienzo: Jack destruye a Aku con su espada, acabando con el futuro apocalíptico donde el Shogun de la Angustia reina supremo.

Claro, hay un largo tramo entre el inicio y el duelo final, pero en general el episodio lo ejecuta de la forma en que uno esperaría: los compañeros y amigos que Jack hizo a lo largo de los años llegan en su auxilio (incluyendo al Escocés y su ejército de hijas, Rothschild -el perro arqueólogo- y sus nietos, los 300 espartanos, los woolies, los arqueros ciegos, Max y los robots de Andromeda a bordo del Robo-Samurai Gigante, el Hombre Mono y los simios que le enseñaron a “saltar bien”, y muchos más); Jack logra liberarse de Aku y salvar a Ashi del domino que los poderes de su padre ejercían sobre ella -lo que resultará instrumental en la destrucción del villano-; y finalmente, el retorno al pasado -Ashi mediante-, al momento inmediatamente después de que Aku enviara a Jack al futuro, para que nuestro héroe por fin pudiera eliminar a su némesis de la faz de la Tierra, gracias a la katana mágica.

Como dijimos, es una narrativa bastante convencional y una que se encuentra cargada de fan service, pero que se siente adecuado, especialmente considerando todo el tiempo transcurrido entre temporadas y que nos queda la sensación que, tal como nosotros, también los personajes habían estado esperando para llegar al fin de su narrativa. Y claro, el retorno al pasado nos priva de saber qué pasó con el futuro creado por Aku (queremos creer que en una versión alternativa y “buena” del futuro, todos están teniendo vidas felices), pero en general todo funciona bien. Claro, fue una opción más “segura” en cuanto al cómo ejecutar el final, y ciertamente ocurrió demasiado en este episodio como para justificar los deseos de que el show hubiera tenido 2 o 3 episodios más para tratar más adecuadamente sus tramas -especialmente en el tramo final-, pero en general todo funciona bien, y sirve como un buen corolario a lo que en general ha sido una temporada magnífica.

Pero la derrota de Aku no era el final del episodio, ya que el epílogo del mismo nos lleva de vuelta al pasado para el momento agridulce del final: el matrimonio truncado de Jack y Ashi. Pero para hablar de esto, se vuelve necesario hablar de la hija de Aku y su rol durante la temporada.

¡Y vaya que impacto que tuvo! Desde su aparición en el season premiere junto con sus hermanas, la serie no hizo nada por ocultar el importante rol que Ashi tendría durante este ciclo final. Junto a ella vivimos un arco interesante y muy emocional que no sólo introdujo a la serie un papel femenino fuerte y que podía estar a la par de Jack en todo sentido, pero también nos sirvió como una inocente ventana al mundo y a la filosofía natural que mueve al samurai. Y claro, también está el aspecto más divisivo, cual es, la relación entre ambos y su relevancia durante el final. E independiente de la postura que se tuviera respecto al ámbito sentimental, había una niebla de incertidumbre que se posaba sobre la serie a medida que nos adentrábamos al final, mal que mal, si Jack era exitoso en su misión -como todos asumíamos-, ¿Cómo afectaría esto a Ashi y a Boca? Pues tal como presumimos, la muerte de Aku en el pasado llevaba aparejada consigo la desaparición de su hija de la línea de tiempo, y como era necesario un elemento de drama, la serie opta por generar esto durante la ceremonia de matrimonio, en la cual Ashi se desvanece en los brazos de Jack, rodeada de la familia y seres queridos de éste (incluyendo todos los mentores que lo entrenaron, como vimos en el excelente piloto).

Y fuera de tener la sensación de que Ashi merecía un mejor destino -porque claramente lo merecía-, su desaparición entronca en general con los temas de esta temporada. El triunfo de Jack no podía ser prístino ni completamente exento de problemas, y le quedaba un sacrificio más a cambio de asegurar la paz que le llevó al Mundo por los años venideros. Nunca sabremos si la intención de Tartakovsky durante la duración original de la serie era haber llegado a algo así, mal que mal, las técnicas narrativas que predominaban en la animación occidental eran otras, y ciertamente habían más limitaciones trabajando en Cartoon Network en aquel período que el que existe ahora, particularmente ya como parte de “Adult Swim”.

Aún así, y pese a los leves problemas del episodio en cuanto a lo convencional o predecible, y al destino de Ashi, este termina en una nota más o menos optimista, y en la cual el show se sintió muchas veces tan a gusto: con Jack contemplando la naturaleza en silencio, vislumbrando una chinita (o mariquita, catita, cochinilla, o como les digan en el lugar donde estén leyendo esto), rememorando no sólo a Ashi, pero seguramente a todas las vidas a las que afectó para bien y a las cuales tuvo que abandonar en aras de un verdadero bien común.

Jack derrotó a Aku, volvió finalmente al pasado y logró asegurar un nuevo futuro. El sacrificio no fue fácil, pero tampoco fue en vano. Y finalmente, el samurai debe enfrentarse a una vida que le presenta un nuevo desafío: un futuro lleno de posibilidades. Quizás nunca sepamos qué ocurra con él después, pero por ahora, nos damos por pagados por las temporadas anteriores que tuvimos, y con el especial e inesperado retorno este año, y que marca una de las mejores series -no sólo animadas, pero en general- que hemos visto el último tiempo.

Gracias a Jack por tanto, a Ashi, a todos sus compañeros y amigos en el viaje, a Genndy Tartakovsky y compañía por regalarnos un verdadero tesoro audiovisual, y a uds. por habernos leído.

Notas al cierre:

  • Dentro de todo lo convencional, fue un buen detalle que fuera la misma Ashi la que finalmente le permitiera a Jack regresar al pasado, considerando que al ser parte de Aku, tenía los mismos poderes que él, incluyendo el poder crear portales temporales.
  • Parece que a Tartakosvky y cía. les debe gustar mucho “Gurren Lagann”, considerando lo que pasó con Ashi al final.
  • Fue un buen detalle el reanimar y replicar la escena final del piloto, donde Aku envía a Jack al futuro.
  • La importancia simbólica de la chinita -o mariquita, catita, etc.-, viene dada por una leyenda china que relaciona a dichos insectos con el amor. Específicamente, que cuando uno de estos insectos aparece, es señal de que a la persona será visitada pronto por su amor verdadero. Algunas interpretaciones de la leyenda también hacen referencia al simbolismo respecto a la cantidad de manchas en el insecto, lo cual representaría el número de meses que habrían de pasar antes de ser visitado por el amor verdadero.
  • El árbol del final del episodio es el mismo árbol que vimos destruido en el futuro, y donde Ashi finalmente comienza a descubrir el alcance del daño que Aku había causado en el mundo.
  • El canto en japonés que se escucha en el final del capítulo incluye las letras “renchaku ha na hanasa na”, lo que se podría aproximar al español como “tu amor ha sido liberado”. Adecuado.
  • ¿Las hijas del Escocés? Flora, Maeve, Isla, Bradana, Murdina, Alana, Oban, Ardbey, Fiona, Assi, Bonnie, Lorna, Mawina, Shona, Nora, Piesil, Shanath, Euspeth, Edme, Freya, Gilbartha, Gesha, Grizela, Innes, Dawntha, Cora, Davina y Kina.
  • Por cierto, la gaita mágica fue un gran detalle.
  • Los créditos incluyen a Greg Baldwin como Aku, mientras que Mako Iwamatsu figura como “Past Aku”.
  • “A giant stone samurai. Really?”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s