Supergirl S02E22: “Nevertheless, She Persisted” (Season Finale)

Photo: Bettina Strauss/The CW — © 2017 The CW Network, LLC. All Rights Reserved

Dejando de lado los comentarios sobre el CGI -o el nivel en general- de los efectos televisivos vs los efectos en las películas (porque nunca faltan los que los suelen sacar a colación porque sí), es necesario partir comentando el season finale encomiando lo realizado por “Supergirl” a propósito de este apartado, más considerando que The CW no cuenta con los recursos que tiene, por ejemplo, HBO -y que podemos ver en series como “Game of Thrones”-. Es por esto que vale la pena iniciar la reseña elogiando el compromiso de la serie con sacar adelante este final de temporada en base a la fortaleza del trabajo de acción y de efectos especiales, no sólo porque nos entregó el que quizás sea el episodio más dinámico de la temporada en este sentido, pero también por el sentido de creatividad con que el show logró filmar algunas de las escenas -como las peleas de Kara con Superman y con Rhea-, de forma tal que se podía expresar mayor emoción a costas de resguardar el presupuesto.

Y claro, además de los 2 combates ya mencionados, este episodio también tuvo un amplio despliegue de poderes por parte no sólo de Superman y Supergirl, pero también de los daxamitas y su flota de naves, de Martian Manhunter e incluso de un grupo de marcianos blancos buenos que, liderados por M’gann, llegaron a la Tierra a ayudar a repeler la invasión. Como dijimos, es harto material que es ejecutado de gran manera, todo acorde con lo que significa un final de temporada.

Pero, ahí donde la acción eleva este capítulo, lamentablemente la trama y el drama del mismo no está a la altura no sólo de las secuencias dinámicas -o del final de temporada-, pero también palidece aún más luego del episodio anterior, el cual fue uno de los mejores que “Supergirl” nos ha entregado. El resultado entonces es un correcto o más que aceptable final de temporada, y que ciertamente está por sobre la media de la temporada -especialmente de su tramo medio-; mas, como ocurre muchas veces con “Supergirl”, el show intenta morder más de lo que puede tragar, y termina quedando corto.

Comenzando con la resolución del cliffhanger, o sea, la pelea contra Superman -causada, como se nos explica, por el uso de kryptonita plateada, lo que genera que Clark crea que está combatiendo contra Zod (Mark Gibbon)-, la cual se resuelve de forma bastante expedita, comenzamos a notar cierto tono en cuanto a la forma en que el episodio irá saltando de trama en trama para obtener su resolución. Es así como el episodio no tarda mucho en llegar al gran desarrollo del final: Kara invoca un antiguo ritual daxamita para medirse contra Rhea en un duelo a muerte con el destino de la Tierra de por medio. Y no bien es un gran toque que Kara es la campeona de la Tierra -apoyada por su primo-, gracias a que ésta resultó triunfante tras el duelo con Kal, lo cierto es que todo pasa demasiado rápido y alternando entre otras tramas.

Por ejemplo, tenemos una trama sobre el retorno de Lillian Luthor para entregarle a Lena un artefacto que terminaría siendo el deus ex machina que salvaría la Tierra (un arma ideada por Lex para cubrir la atmósfera del planeta con kryptonita, la cual es modificada para ahora expandir plomo en cantidades inocuas para los humanos, pero letales para todos los daxamitas -Mon-El incluido-); también hay una breve trama donde Kara y Clark interactúan con Cat Grant que, pese a darnos más momentos con el personaje de Calista Flockhart, en verdad no aporta mucho más -y se siente como una excusa para tener a Clark en modo reportero en el episodio-; también está el ya mencionado retorno de M’gann, una propuesta de matrimonio de parte de Alex hacia Maggie (la que queda sin respuesta), y como si fuera poco, está la despedida de Mon-El, luego de que inevitablemente se activara el mecanismo y la Tierra se volviera tóxica para los daxamitas.

Este último punto importa no sólo porque es el corazón emocional del episodio -lo que hace un tanto inexplicable que la trama surja apenas hacia el final y se resuelva muy sumariamente-, pero porque también refleja el problema de prioridades del episodio. Porque sí, pese a que fuimos altamente críticos de toda la trama de Mon-El a lo largo de la temporada, ésta funcionó muy bien en este final (en parte porque era la despedida del personaje), por lo cual se siente inexplicable que quedara relegada de la forma en que lo hizo el episodio, demostrando una vez el problema narrativo del final de temporada.

Un ejemplo más se ve en la forma en que varios de los personajes principales básicamente actúan casi de extras en este final, como ocurre con Alex, Maggie, Winn y James. Claro, el episodio anterior fue bastante inteligente en cuanto a darle espacio en pantalla a todos para hacer lo que mejor hacen; pero de todas formas se siente un tanto injusto que sean dejados de lado tan notoriamente sólo porque este episodio contaba con el regreso de Superman y el de M’gann.

Aún así, y como dijimos, el episodio dentro de todo fue bastante correcto. A lo buena de la acción tenemos que sumar obviamente el regreso de Tyler Hoechlin como Superman, nuevamente encarnando a la perfección al Hombre de Acero como lo hiciera en el extremo opuesto de la temporada. La pelea entre Kara y Rhea también vale la pena destacarla, especialmente por la forma en que estuvo estructurada, para sacar buen provecho a la acción (un ejemplo de esto es la escena donde atraviesan las paredes de un edificio).

Claro, también está la escena de despedida de Kara y Mon-El, lo mejor de la relación de ambos en la temporada y ciertamente un punto alto a nivel actoral tanto para Melissa Benoist como para Chris Wood. Y bueno, la satisfacción también de ver que la producción estaba al tanto de que la relación entre ambos era uno de los puntos bajos de la temporada, por lo cual la trama no sólo tiene un fin -al menos por ahora-, pero también se despide en una nota alta, lo que es un buen detalle.

Aún así, y a medida que vamos cerrando nuestra reseña -y la cobertura de esta temporada-, vale decir que la escena final de Kara y Mon-El tiene una pieza de diálogo que es muy evidente de los problemas de la temporada y su núcleo central: mientras el daxamita le agradece a la kriptoniana por haberle ayudado a ser una mejor persona -el arco de Mon-El en la serie-, Kara sólo da las gracias porque él la hizo feliz. Claro, es algo muy noble, pero es un indicador de la ausencia de dirección de nuestra heroína durante este segundo año, pese a que todo inició con una intención de buscar un nuevo rumbo laboral y en tratar de “tenerlo todo”. Y no bien al final no lo consigue (y no hay nada malo en eso como bien le dice Cat), si queda como un punto a mejorar para la serie en su tercera temporada, más considerando que el show se llama “Supergirl”, por lo cual de verdad esperamos que el personaje que va por dicho nombre pueda tener un mejor pasar.

Así se termina la segunda temporada de “Supergirl”, una que tuvo los puntos más altos de la serie, pero también algunos de los más bajos. Y no bien el nivel promedio estuvo mejor que el año anterior y que el show sigue demostrando una capacidad increíble para, muchas veces, sacar adelante las historias en base a puro carisma y encanto; también es necesario reevaluar ciertas cosas, como las prioridades narrativas, las tramas que no funcionan y, claro, la posición y las aspiraciones que el personaje principal debe tener.

Como siempre, gracias por habernos acompañado, y nos volveremos a encontrar para la tercera temporada, ahora con más vampiros kryptonianos (?), al menos a juzgar por el teaser al final del episodio.

Notas al cierre:

  • El nombre del episodio viene de la frase que Mitch McConnell, líder republicano del senado de EE.UU., le dedicara a la senadora demócrata Elizabeth Warren cuando ésta se encontraba presentando sus objeciones en contra de la confirmación de Jeff Sessions como fiscal general nombrado por Trump. La frase pronto fue cooptada por el movimiento feminista como bandera de lucha, y como una forma de demostrar la resiliencia de las mujeres y su fortaleza para perseverar pese a la violencia institucional y sistemática de las sociedades machistas. En otras palabras, un título más que adecuado para el episodio.
  • Aparentemente Cat está de vuelta para quedarse -o eso esperamos-.
  • Lamentablemente quien no se quedará es Maggie, ya que Floriana Lima dejó de ser parte del elenco regular de la serie para buscar otras oportunidades laborales, por lo cual pese a que se confirmó que tendrá un arco múltiple en la tercera temporada, quizás sea lo último que veamos de ella. Ante este panorama sólo nos queda esperar que ojalá la producción tenga una idea atinada respecto a qué hacer al respecto -básicamente nada que involucre matar al personaje como una alternativa fácil, ultra trillada y que no hace más que perpetuar el trope de “bury your gays”.
  • Al alejarse de la Tierra, Mon-El es succionado por un agujero de gusano. Desde ya nos la jugamos con que eso lo llevará al futuro, específicamente al siglo XXX, considerando que los orígenes del personaje, como muchas veces mencionamos, se encuentran con la Legión de Superhéroes. Si a esto sumamos el anillo de la Legión en la Fortaleza de Superman, podemos casi dar por hecho que habrá alguna trama en relación con dicho equipo de superhéroes en el tercer ciclo.
  • Mark Gibbon, el actor que dio vida a Zod -o técnicamente a Kara siendo vista por Clark como Zod-, formó parte en roles menores de los elencos de “Smallville” (donde interpretó a 3 personajes), “Arrow” y “Man of Steel”, la película justamente donde Superman se enfrenta a Zod.
  • Respecto al teaser del próximo villano, no sabríamos exactamente decir quién podría ser. Podría tratarse de una versión reimaginada de Lar-On, un clásico hombre lobo kryptoniano en el universo DC -y que actualmente aparece en el comic de “Supergirl” (altamente recomendable, especialmente por la forma en que se nutre de elementos de la serie y la historia clásica de los comics para genera un todo coherente). También podría ser Reign (considerando que se trata de una villana de “Supergirl” y que los mismos kriptonianos que lanzaron la nave dijeron que su ocupante “reinaría” en la Tierra) o H’el (uno de los tantos intentos durante The New 52 por presentar una versión actualizada o alterna de Bizarro). Tenemos harto tiempo para especular.
  • No podemos no mencionar la injusticia que fue que la serie no nos regalara una escena entre Teri Hatcher y Dean Cain.
  • Por supuesto que Cat siempre supo que “Kyra” era Supergirl. Bien ahí la serie al demostrar que algo que era tan evidente, más considerando las habilidades de Cat para correctamente identificar a todo el mundo (en una nota similar, no nos sorprendería que ella también supiera que Clark es Superman).
  • Clark le enseñó a Kara una llave que aprendió en Warworld, el mundo comandado por Mongul y que ha sido referenciado en más de una ocasión en la serie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s