American Gods S01E04: “Git Gone”

american-gods-git-gone-photos_nydq

American Gods sigue confirmando porque es una de las mejores series del momento y del año, entregándonos otro tremendo capítulo, que, arriesgándose al crear algo nuevo incluso para las páginas del libro, logra cerrar de tremenda forma su entrega. En “Git Gone”, la serie se desprende de su trama central para centrarse en el desarrollo de uno de los personajes más importantes de la historia, Laura Moon, dotándole de un contexto que siempre nos fue desconocido en las páginas de la obra de Gaiman.

Cortar el hilo de la historia principal que se ha ido construyendo ya por tres episodios es un riesgo bastante alto, pero que la producción no duda en afrontar, considerando el talento que hay detrás y la seguridad que un producto de calidad como éste emana, tanto para la crítica, el espectador y los que están detrás de su producción. Es por lo mismo que el episodio se toma su completa duración para poner el foco sólo en Laura y el background de su personaje, entregándonos material inédito de su vida poco antes de Shadow, lo sucedido al conocerle y todo lo que significó para ella que éste fuese a prisión.

Resulta importante ofrecernos la oportunidad de conocer más a un personaje como Laura, ya que en las páginas de Gaiman no conocemos su pasado, sus motivaciones, o, por ejemplo, que la llevó a engañar a Shadow con su amigo. Esa es una de las ventajas del formato televisivo, ya que otorga chances de profundizar más en personajes que por su relevancia, tanto para el protagonista como para la historia, merecen un desarrollo más destacado. Es así como desde un principio vamos conociendo a una Laura aburrida de la vida monótona que lleva, quien incluso intenta acabar con su vida, pero que finalmente no lo logra. Desde ahí en más –incluso estando con Shadow- somos testigos del desgano constante de este personaje respecto a lo que la vida le ha entregado, quien al parecer no logra encontrar la verdadera luz que encienda su vida y de pie a una felicidad más duradera.

American Gods Season 1 2017

Es así como al conocer a Shadow parece surgir una cuota de adrenalina en su vida, comenzando su relación de la forma más explosiva posible, especialmente en el ámbito sexual. El cambio de rutina es algo de lo que Laura carecía, y es por lo mismo que inferimos aquel “enamoramiento” por Shadow aparece. Si bien la llegada del personaje de Ricky Whittle significó un cambio en su vida, sus sentimientos hacia él nunca fueron del todo recíprocos, y más que verlo de igual a igual, se nos demuestra durante el episodio que lo veía como aquel cachorro desolado que necesita protección, y que en realidad nunca lo amó de la forma en la que se ama al ser amado.

Al necesitar de un cambio radical en su nuevamente vida monótona, Laura le propone a Shadow llevar a cabo el plan que tiempo atrás, al conocerse, le había propuesto: robar el casino en donde trabajaba. Dispuesto a todo con tal de hacer feliz a su pareja, Shadow acepta, y ante una fallida ejecución, descubrimos finalmente cuál fue la causa de que nuestro protagonista fuese a parar en la cárcel. Esto sólo agravaría más aún la situación de Laura, quien en un momento de debilidad engaña a Shadow con su mejor amiga, traicionando de paso la confianza que su esposo tenía en ella y la de su amiga, tanto con ella como con su amigo. Como era evidente, las intenciones de Laura nunca fueron las de mantenerse en lo mismo por mucho tiempo, y en cierta forma, terminó usando a su amigo de la misma forma en que usó a Shadow: llenar aquellos vacíos que presentaba su vida, sin importar las consecuencias que sus actos pudiesen ocasionar.

american-gods-git-gone-700x300

El desinterés, la apatía y esa capacidad de sólo pensar en sí misma definen a la antigua Laura pre destino fatal, quien finalmente, al morir, va a parar a los dominios de Anubis aka Mr. Jacquel para ser juzgada por sus actos en el plano terrenal. Sin embargo, en un golpe de suerte Laura evita su terrible destino de vivir por siempre en la oscuridad al ser devuelta al mundo de los vivos gracias a la lucky coin de Mad Sweeney. Es desde ahí en más que el episodio retoma nuevamente su esencia, marcada desde el piloto, mostrando escenas viscerales y momentos para quedar marcando ocupados (en el buen sentido de la frase), en especial al ver que fue Laura quien rescatara a Shadow de las manos de los empleados de Technical Boy. Sin embargo, el punto más alto sin lugar a dudas es por lejos cada dialogo que el personaje de Emily Browning tiene con su otrora amiga Audrey (Betty Gilpin), lleno de una tensión implícita, pero que con el pasar de los minutos pasa a una situación hasta más graciosa, especialmente por parte del personaje de Gilpin.

Ya casi al terminar el episodio, vemos nuevamente a Mr. Jacquel, quien junto a Mr. Ibis aparecen al encuentro de quien escapara de los dominios del dios egipcio. A diferencia de Shadow, para Laura el mundo de los old gods parece ser algo que va siendo mostrado con mayor claridad, incluso cuando sin saberlo ya sea parte de él. Con su ayuda, Laura consigue parecer un poco más viva y así poder presentarse ante Shadow de una forma más agradable a la vista, conectando su trama de forma precisa con el desarrollo de la historia principal vista en los episodios anteriores.

Finaliza así otro gran episodio de esta serie que está dando que hablar, tanto por su excelente ejecución, su cinematografía (que mejora con cada episodio), o, por mérito propio, estar muy bien catalogada por la crítica. Nosotros, como siempre, les invitamos a seguir nuestra cobertura semana a semana.

Notas al cierre:

  • El trabajo de Laura cambia de acuerdo al que tenía en el libro, pasando de ser una agente de viajes a estar ahora en un casino con temática egipcia.
  • Inferimos que al ser un casino con claras imágenes de dioses egipcios, que Mr. Jacquel la juzgue tiene mucho sentido.
  • Shadow resultó ser la luz en la “vida” de Laura, aunque de forma bien literal.
  • Finalmente lo supimos, es “puppy” (cachorro) y no “papi” como muchos espectadores pensaban.
  • Necesitamos más minutos para Mr. Ibis y Mr. Jacquel, tan idénticos y tan dispares a la vez. Claramente personajes muy interesantes.
  • Relacionado a lo mismo, el casting de American God se ha consolidado como una excelente decisión, disipando todas las posibles dudas que pudiesen existir (en especial en el caso de Whittle como Shadow Moon).
  • La cinematogragía de American Gods ha ido in crescendo, logrando destacar semana a semana.
  • Audrey: “Get out of my house, you zombie whore!”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s