American Gods S01E06: “A Murder of Gods”

Tras un episodio anterior cargado a entregar respuestas y explicaciones en torno a los eventos y la trama de la serie, “A Murder of Gods” es un episodio, dentro de todo, reflexivo en cuanto a las ramificaciones de las revelaciones ya mencionadas. No es entonces coincidencia que tanto Shadow como Laura interroguen a los dioses que los acompañan, Wednesday y Mad Sweeney respectivamente, para estar completamente seguros de que los hechos presenciados y vividos son exactamente lo que ellos creen que está pasando.

Y no bien las respuestas que ambos personajes dan son algo vagas, aunque apropiadas a sus respectivas personalidades, las dos deidades no hacen más que confirmar lo que sabemos y lo que los personajes sospechan. “La gente cree en cosas, lo que significa que son reales. Eso significa que sabemos que existen.” le dice Wednesday a Shadow explicando una vez más el modus operandi de la serie y la presencia física de los dioses y el cómo se materializan en el mundo terrenal gracias a la creencia de la gente. “Entonces, ¿Qué vino primero, los dioses o la gente que los creó?” posteriormente replica el mismo Odin, dejando en el aire una interrogante que nutre al episodio durante toda su duración.

El hilo narrativo se relaciona entonces con el ser y con la identidad, materializado en el diálogo ya citado y visto desde el prólogo del episodio mientras vemos los intentos de un grupo de inmigrantes de entrar ilegalmente a EE.UU. cruzando el Río Grande, y la asistencia que Jesús (Ernesto Reyes) -una de las tantas manifestaciones de Jesús que mencionara Wednesday-, les brinda para sacarlos del peligro. Acto seguido, una milicia de ultra derecha, disparando sin discriminar usando armas grabadas con inscripciones religiosas y crucifijos, como aquel que se hace presente en las miras telescópicas con las que abaten al Jesús mexicano en una escena cargada de simbolismo en diversos puntos de vista (la última toma de Cristo baleado evocando la crucifixión es trágicamente hermosa)

El concepto de identidad se nos presenta porque no necesitamos explicaciones ni nombres, sino sólo ver lo que está en pantalla para comprender lo que estamos viendo. Para creer en una realidad que se nos presenta tangible y poderosa y tristemente real, más en el clima político imperante en EE.UU. en la actualidad. El Cristo mexicano asesinado por extremistas cristianos es una imagen fuerte de los contrastes existentes dentro del país del norte y las distintas “Américas” que conviven dentro de él, y donde la coexistencia y libertad de la cual se ha jactado tradicionalmente el país no hace más que esconder una realidad en la cual cada quien busca imponer su idea de lo que “América” debería ser. Y en el caso de quienes realizan los disparos, sus intenciones son evidentes, no sólo en cuanto a lo que materializan con los balazos, sino también respecto a quién se está beneficiando verdaderamente con cada tiro: Vulcano (Corbin Bernsen), el dios romano del fuego y los volcanes, herrero de los dioses y equivalente del griego Hefesto.

Vulcano, y la ciudad donde vive -Vulcan, Virginia-, también juegan mucho con el concepto de identidad, especialmente en la mención que hace Wednesday nuevamente a los distintos tipos de “America”. Y en el caso de la localidad podemos verlo en su población en el funeral del “sacrificio” al dios (todos blancos, portando armas de fuego abiertamente y con vestimentas y bandas en los brazos que no sólo homenajean a Vulcan, pero que son más que reminiscentes de grupos supremacistas blancos dispuestos a mirar con descontento, por decir lo menos, a Shadow); pero también lo podemos ver en su complemento dentro de la residencia de Vulcano, con las agresiones e intimidaciones que el dios le hace ver a Shadow: las miradas culpables, las referencias a linchamientos, la descortesía al no ofrecerle algo para beber. Vulcano no hace más que ejercer su autoridad y su agenda propia como quien lo hace alguien que se mueve por el poder mismo de las armas de fuego (que más evidente que el disparo que realiza a sus propios trofeos como señal de advertencia).

Y esto es así porque, como bien le explica Vulcano a Wednesday y Shadow -utilizando la misma terminología que usaran Media y Mr. World en el capítulo anterior-, él se ha reinventado como el dios de las armas de fuego (“franquició” su fe), mal que mal, qué es una pistola si no un volcán de bolsillo, listo para escupir destrucción y donde cada muerte causada no es más que un sacrificio en honor al dios del fuego.

Claro está que Wednesday (o Grimnir, como también lo llama Vulcano), siempre sabe más de lo que aparenta y deja entrever, lo que se ve reflejado no sólo en el lenguaje que utiliza para tratar de convencer a la deidad romana de que lo acompañe a Wisconsin –“They’re taking over America” le dice al referirse a los New Gods, pero no es más que reciclar una frase que la gente que actúa como Vulcano en la vida real utilizan para atacar a cualquiera que pareciera amenazar su visión de “America”-; pero también se ve en la intencionalidad detrás de las palabras, ya que como lo dejó entrever el lenguaje usado por Vulcano, Wednesday sabe que el dios romano se vendió a las promesas de los New Gods, por lo cual sus palabras obviamente calan profundo, porque como siempre, el personaje de Ian McShane sabe a la perfección qué juego está jugando.

Mientras el entramado de Vulcano se deshace cortesía de Wednesday y la espada que el herrero del panteón romano le forjara en su honor (utilizada para acabar con su mismísimo creador, en un acto que significa no sólo una retribución a los New Gods, pero también un sacrificio para Odin -y, de paso, una maldición del mismísimo Wednesday a los fieles de Vulcano-); hay otros personajes que están teniendo un particular viaje por su propia cuenta: Laura y Mad Sweeney, a quienes se les une Salim, quien está viajando por EE.UU. tratando de encontrar al Djinn que le entregara su nueva identidad.

La conexión temática con el resto del episodio es entonces más que evidente, desde el momento mismo en que Laura y el Leprechaun están tratando de robar un auto, básicamente buscando una nueva identidad. Mad Sweeney quiere que la fallecida esposa de Shadow abandone su vida vieja por una nueva, todo con tal de que el conocido de un conocido -que también es un dios, era que no- la pueda revivir para que éste recupere su moneda de la suerte. Pero para Laura y su reencontrado sentido de amor hacia la vida, ésta ya se encuentra experimentando una nueva vida, paradojalmente hallada en la muerte (nunca valoramos lo que tenemos hasta que lo perdemos), mientras sigue en persecución de Shadow.

Es entonces que la aparición de Salim no resulta para nada azarosa, considerando que es él quien mejor se ha adaptado a una nueva identidad, en relación a básicamente todos los personajes de la serie. Salim (o ahora Ibrahim, como dice el taxi) está disfrutando de la vida y su libertad, el “deseo” que le concedió el Djinn. Y es en pequeños momentos como la pausa que se toma para poder rezarle a Alá, donde demuestra que cuando se trata de entender el concepto de identidad y forjarse una vida nueva, éste se encuentra muy por delante de Laura.

Notas al cierre:

  • Mientras que en la novela Mr. Wood formaba parte de los New Gods, no era más que uno más dentro de la jerarquía de los “Black Hats” junto con Mr. World, Mr. Town y Mr. Stone. La serie ahora ha expandido un poco más su historia, mediante la revelación de que esta versión era un muy antiguo dios de los árboles y la naturaleza, quien se unió a los New Gods mediante el abrazo que hiciera de la época industrial, sacrificando los árboles y bosques para transformarse en “algo más” (la misma promesa que los New Gods le hacen a todos).
  • La banda sonora de la serie sigue siendo una de las mejores que hemos visto -y escuchado- esta temporada. Parafraseando a un integrante del staff de la página: “Lo hacen todo bien!”
  • Vulcano no formaba parte de la novela original y no bien fue agregado para la serie, la idea vino del mismo Neil Gaiman, quien tras ir de paso por un pueblo acerero de Alabama, notó que la localidad tenía una estatua dedicada al herrero del panteón romano. En el mismo pueblo, a Gaiman le contaron la historia (que fue referenciada en el episodio) de que, desde un punto de vista de costo-beneficio, a la siderúrgica del lugar le salía más barato el pago de indemnizaciones cada vez que había un accidente, que tomarse un tiempo para paralizar faenas y mejorar la seguridad laboral. Esta experiencia e historia inmediatamente resonaron con Gaiman, quien básicamente lo asimiló de inmediato con la idea de sacrificios a Vulcano.
  • Un gran detalle en la caracterización de Vulcano es su cojera, misma que tenía en el mito romano -e incluso era un atributo de Hefesto en la mitología griega-. Es una situación similar al ojo de vidrio de Wednesday, que referencia el ojo que le falta a Odin en la mitología nórdica.
  • No bien no alcanzó el nivel de potencia que el discurso de Anansi, las palabras de Vulcano a Wednesday y Shadow -y la interpretación casi poética de Corbin Bernsen- fueron uno de los puntos altos del episodio: “You are what you worship. God of the volcano. Those who worship hold a volcano in the palm of their hand. It’s filled with prayers in my name. The power of fire is fire power. Not god, but godlike. And they believe. It fills their spirits every time they pull the trigger. They feel my heat on their hip and it keeps them warm at night.”
  • “What the fuck are you? I mean, what the fuck are any of you, but first tell me, what the fuck are you?”
  • “Everyone looks at Lady Liberty and sees a different face, even if it crumbles under question.”
  • “Every bullet fired in a crowded movie theater is a prayer in my name. And that prayer makes them want to pray even harder.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s