Revius at Night: Who Framed Roger Rabbit / School of Rock / Hook

Si en la primera edición de esta sección nos adentramos en el mundo de películas de dudosa calidad, decidimos alivianar las cosas esta semana, optando por comentar 3 clásicos familiares de 3 reconocidos directores que suelen rotar constantemente en el cable, para dotar de un poco más de variedad a esta sección. Sin más preámbulo, aquí están las películas.

WHO FRAMED ROGER RABBIT (1988). Basada en la novela de 1981 escrita por Gary K. Wolf, producida por Steven Spielberg y dirigida por el gran Robert Zemeckis (“Forrest Gump”, trilogía “Back to the Future”), esta cinta neo-noir familiar combinó la animación con los actores en vivo de una forma que si bien no era original, nunca se había hecho a la escala ni con el éxito ni realismo que se consiguió en esta película –el documental que explica el proceso de creación de la cinta es un imperdible-. Lo anterior le valió 3 premios Oscar, múltiples otros galardones y ser un éxito de crítica y taquilla mundial.

Pero sobre todo, la cinta protagonizada por Bob Hoskins, Christopher Lloyd y Charles Fleischer (como la voz de Roger), no sólo es un parangón en cuanto a logros técnicos y una gran historia que cuenta, entre otros hitos, con la primera aparición oficial de Bugs Bunny y Mickey Mouse juntos; pero además, esta película fue responsable de volver a encender el interés del público en la animación clásica, lo que derivó no sólo en el llamado período de Renacimiento de Disney (con cintas como “La Sirenita”, “La Bella y la Bestia”, “Aladdin” y “El Rey León”), pero en general en la época de oro de la animación en los noventas, gracias a la combinación de drama y humor de la película, así como a la capacidad de apelar tanto a adultos como a niños.

SCHOOL OF ROCK (2003). Pese a que usualmente ha sido más aclamado y reconocido por su labor en la trilogía “Before…” así como recientemente por “Boyhood”, no cabe duda que la película de Richard Linklater que más circula por el cable es esta comedia musical protagonizada por Jack Black (que le valiera una nominación a mejor actor en comedia/musical en los Globos de Oro). Pero el mérito de Linklater y la cinta va más allá de la actuación de Black (en su papel más apegado a su personalidad real) o la increíble banda sonora del filme; “School of Rock” brilla justamente porque utiliza de manera brillante las herramientas que su director ha desarrollado a lo largo de su carrera para presentar distintos tipos de historias “coming of age” o de maduración y crecimiento personal, casi siempre ancladas en personajes “inadaptados sociales”: en este caso, un rockero fracasado sin aparente lugar en el mundo, pero que logra hallar su espacio como “profesor” de música en una acaudalada escuela privada, lo que no sólo le permitirá madurar sin perder la esencia de su persona, pero además contribuir en el crecimiento y la confianza de un particular grupo de niños que vivían encerrados en todo tipo de burbujas, enmascaradas tras el biombo que presenta la riqueza económica.

Injustamente basureada por algunos -principalmente aquellos que no toleran a Black-, “School of Rock” es un gran ejercicio fílmico que no por nada fue alabada por la crítica y se convirtió en el musical más financieramente exitoso de la historia, antes de ser destronado por “Pitch Perfect 2” hace un par de años. Además, dio lugar a un exitoso musical en Broadway y a una serie de televisión que actualmente emite Nickelodeon.

HOOK (1991). Considerando la cantidad absurda de grandes películas de Steven Spielberg, la gran mayoría blockbusters de todo tipo (aún cuando sean fuertes dramas humanos), y muchas clásicos inmortales, hablar de “Hook” se vuelve un poco extraño porque, pese a tener un genial elenco encabezado por Robin Williams y Dustin Hoffman (y con luminarias como Julia Roberts, Bob Hoskins -que se repite el plato en esta lista- y Maggie Smith, además de unos extrañísimos cameos de Glenn Close, George Lucas, Carrie Fisher y Phil Collins-), lo cierto es que es una cinta muy dispareja en cuanto a su calidad, especialmente en su tramo final.

Y es que esta película sobre un Peter Pan adulto y su eventual retorno al País de Nunca Jamás, pese a una premisa interesante y a realizar una serie de meta comentarios sobre la obra de J.M. Barrie, todo se desinfla durante el tercer acto. No sólo las escenas en Neverland parecen una obra de teatro, pero la calidad de todo en la cinta decae considerablemente (esto podría explicarse en parte al hecho de que la película fue planeada originalmente como un musical, pero no alcanza a justificar todo). Finalmente, ni por entretenida o interesante que sea “Hook” en ciertos pasajes, termina de enganchar 100%, en lo que finalmente no es más que un raro paso en falso en la sólida carrera de Spielberg -que aún así le alcanzó para 5 nominaciones a los Oscar y ser todo un éxito de taquilla-.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s