Game of Thrones S07E05: “Eastwatch”

El paso de la séptima temporada no ha dado respiro, y eso es nuevamente la tónica en “Eastwatch”, más atípico aún al considerar que este es un capítulo de transición. “Eastwatch” no sólo le mete velocidad a todas sus tramas, también rápidamente empuja a todos los personajes que van quedando en la serie a converger con la trama principal, reduciendo las vías de escape a medida que nos acercamos al climax.

Es notorio que la reducción a 7 capítulos, y el hecho que sólo habrá 6 en la última temporada, ha obligado a Weiss and Benioff a comprimir su estructura narrativa, algo que no necesariamente es negativo. Está temporada ha hecho algo que a veces las series olvidan, y es que hay que confiar en que la audiencia ha digerido las siete temporadas de desatollo anterior. Es por esto que no necesitamos extendidas escenas de viaje que permitan dialogo entre personajes, u observar en exceso momentos más ociosos o rutinarios para ver desarrollar la trama, y podemos pasar directamente a la médula del asunto. Si bien esto ha resultado en algunos saltos temporales difíciles de dirigir, y en la compresión, o derechamente omisión, de varias batallas y secuencias, ha sido más lo positivo, ya que la séptima temporada ha tenido un poco más de espectacularidad que la quinta y sexta entrega de la serie, e incluso por momentos, a recuperado el brillo extraviado en cuanto al dialogo.

Image result for eastwatch game of thrones

Ejemplo claro de este rápido paso, es que el capítulo no gasta tiempo en revelar no solo que Jaime y Bronn están vivos, pero que además todo el curso de la guerra cambió en un instante. La introducción de un dragón dejo en evidencia que las victorias de Cersei frente a los Greyjoy y Tyrell tenía la condicionante muy grande que no habían entrado ni los Dothraki ni los dragones en juego. Esto obliga a que Jaime rápidamente informe a Cersei de lo ocurrido, y con el bravado de siempre, la Reina Lannister deja en claro que aún no está lista para sucumbir. No sólo se rehúsa a rendirse, si no que revela a Jaime que está embarazada, dejando a la audiencia con serias dudas de la veracidad de sus palabras, o si una vez más esta manipulando a Jaime. Debo decir que Jaime y Cersei son dos personajes que han perdido mucho su brillo en esta temporada. Que no se mal entienda, Cersei es una gran antagonista, sobre todo al ser tan impredecible, pero por otro lado, el haber perdido todo lo que amaba la ha reducido enormemente, por lo cual si su embarazo es real puede llevar a que el personaje vuelva a tener oportunidad de humanizarse nuevamente. Lamentablemente, es poco lo rescatable de Jaime en este punto: todo su arco de redención junto a Brienne y a cargo de la Guardia Blanca ha quedado relegado por el gigantesco punto ciego que significa Cersei en su vida. A estas alturas, el arco de progresión de Jaime es uno que se estancado, y sin claro rumbo que seguir.

Tyrion y Dany se enfrentan a los remanentes del ejercito Lannister, donde Daenerys les ofrece una simple “elección”: arrodillarse o morir. La mayoría del ejercito se entrega a Daenerys, pero Randyll y su hijo Dickon la desafían y rehúsan a rendirse, proclamando a Cersei como su reina. A pesar de los intentos de Tyrion, de primero disuadir a los Tarly recordandole lo flexible de sus alianzas y luego intentando persuadir a Daenerys a permitirles clemencia en un calabozo o en el Muro, la testarudas de los Tarly de rechazar a Daenerys la llevan a ejecutarlos mediante incineración draconiana. Esta ejecución sirve para impresionar sobre la audiencia, y Tyrion el costo que ha tenido, no solo esta guerra, si no que todas las guerras durante la serie: los Tarly quedaron al borde de la extinción, los Tyrell y Baratheon se extinguieron y los Lannister e incluso los Stark también están en riesgo.  A pesar de que nosotros sabemos que Dany no es como el Rey Loco, y que tiene muchas veces las mejores intenciones, ante tan magnitud de destrucción es lógico que quedan cimbradas las dudas respecto de la capacidad de Daenerys de controlar sus emociones y el adictivo poder  que maneja. También creo que el hecho que Tarly y Dickon prefieran la muerte ante un gobernante extranjero, deja cembradas las dudas en Dany acerca de su capacidad de gobernar Westeros, algo que por supuesto le llega en lo más profundo, siendo que siente como su destino el gobernar los siete reinos. Por contrapartida, es lógico que esta duda cree en Tyrion y en Varys la impetuosidad de lograr que Daenerys escuche razón, todas las buenas intenciones no lograrán evitar que Westeros siga atrapado en un ciclo de crueldad y violencia si su reina sucumbe ante la inseguridad.

En Winterfell, a pesar que sigue siendo uno de los escenarios que más tangencial se siente a la historia, finalmente logramos ver los movimientos de Littlefinger. A pesar de los años, entre Sansa y Arya aún existe la misma distancia y desconfianza que se tenían ambas antes de la muerte de Ned, con la menor de los Stark desconfiando de la intención verdadera de Sansa de velar por los intereses de Jon, e incluso creyendo que Sansa quiere más que solo ser la reina regente. Nosotros que hemos estado siguiendo el desarrollo de Sansa bien sabemos que una parte de ella anhela el tomar el poder, no por su deseo de ser líder, pero su rechazo a volver a ser un peón en el juego de tronos, algo con lo que Arya no puede empatizar al no saber del periplo de su hermana. Aquí entra en acción el despreciable Petyr; a pesar que el capítulo nos da la impresión de que Arya le tiene la delantera al acecharlo y descubrir el pergamino que le había pedido al Maestre Wolkan, queda claro que Baelish una vez más se adelantó tres pasos para dejar a las Hermanas Stark en dirección de colisión a base de una nota que firmó Sansa siendo aún prisionera de los Lannisters. Queda por ver como el conflicto interno Stark convergerá con la trama unificada final que va tomando forma en este capítulo, pero esta claro que mientras el mundo se cae a pedazos,  para Littlefinger el moto sigue siendo el mismo: “Chaos is a ladder”.

En Oldtown, mientras Sam Tarly atiende a los maestres en una junta, descubre que estos han sidos avisados por el Maestre Wolkan de la proximidad de los Caminantes Blancos a Eastwatch, y les ruega que intervengan ante Cersei para que se enfrenten a los Caminantes.  Dudando de la veracidad del mensaje, los maestres desestiman actuar, y una vez más Sam siente la frustración de no poder hacer nada para ayudar a Jon. Es curioso, que esa misma frustración impida que Sam escuche a Gilly, cuando ella casualmente le comenta una de las revelaciones más importante de la serie: el Alto Septon Maynard registro en su diario la anulación del matrimonio de un tal Príncipe Raggar, y procedió a casarlo en una ceremonia en Dorne. Dicha revelación  por si no le habría servido de mucho a Sam, sin saber lo que solo Lord Reed y Bran saben, pero para la audiencia es una bomba de conocimiento: el bueno de Jon, no sólo es un Targaryen, si no que es un hijo legítimo, y por ende tendría preferencia por sobre Daenerys en una eventual pugna al trono. Como habíamos mencionado a lo largos de las reseñas, Sam nunca iba terminar de ser Maestre, estaba plantado en Oldtown  hasta que lo necesitase la trama y así fue; al conseguir la información que la audiencia necesitaba,  pero no la que necesitaba Jon, decide marcharse para intervenir y ayudar a Jon más directamente, no sin antes asaltar la biblioteca de Oldtown.

Image result for eastwatch game of thrones

El punto de convergencia más grande, no sólo del capítulo, si no de la temporada, ocurre con la vuelta de Daenerys a Dragonstone. Los primeros momentos sirven para seguir cimentando la idea que Jon es 100% Targaryen, al tener un momento de cercanía con Drogon, así como también para nuevamente acercarlo con Dany. Al mismo tiempo, la vuelta de Jorah sirve para iniciar uno de los team-ups más extraños de la serie y los eventos que empiezan a entrelazar la Guerra de las dos Reinas con la Larga Noche. Con las dudas de la crueldad y violencia de Daeny aun latentes, la llegada del mensaje de Bran acerca de la cercanía de los Caminantes Blancos a Esatwatch sirve como el catalizador perfecto para que Tyrion sugiriese a Daenerys un cambio de estrategia: dejar de lado la guerra, e intervenir en el conflicto venidero antes los Caminantes Blancos. Pero la sugerencia de Tyrion no queda ahí, sugiere ir el mismo a King’s Landing a convencer a Cersei, a través de Jaime, que hagan un armisticio ante la amenaza del norte. Habla fuertemente de la desesperación de Tyrion por evitar perpetuar el ciclo de violencia que se ofrezca a intervenir sabiendo que su vida esta en la línea. Por otro lado, también denota la necesidad de la trama de transicionar rápidamente hacía la narrativa de los White Walkers que sus personajes tomen una decisión tan drástica. Esto sobre todo porque el plan que sugiere Tyrion, desde ir a King’s Landing, hasta el cruzar el muro para traer un muerto viviente de vuelta como prueba de la realidad del peligro, se siente forzado. Independientemente, a estas alturas no queda más tiempo y era inevitable que la serie tuviese que agilizar tramas para lograr que todos los personajes estén en el punto preciso de sus respectivas tramas de cara al climax, por lo cual se logra mantener la pensionan de la incredulidad.

Como comentábamos desde el inicio, este capítulo rápidamente estrecha el camino y obliga a que los personajes y las tramas se empiecen a entrelazar, algo que queda patente con el re-encuentro de Tyrion y Jaime. El cara a cara de los hermanos no sólo es importante por el acuerdo al que buscan llegar, si no que también simboliza el primer intento de unidad en Westeros desde el inicio de la serie. Bien sabemos que no podemos confiar en Cersei, sobre todo después de su conversación con Jaime, y más considerando que acababa de hablar con Qyburn, pero es significativo que por primera vez en años haya siquiera la posibilidad de un Westeros unificado. La inesperada vuelta de Gendry, que rápidamente termina junto a Jon, Davos y Jorah en el norte, es una muestra más de como los “pocos” personajes que van quedando que durante mucho tiempo transitaron por las orillas de las tramas principales de la serie, comienzan a entrar de lleno en el conflicto narrativo más prominente. El grupo formado por los antes mencionados junto a Tormund, Sandor, Beric y Thoros es sumamente extraño, y hasta atenta contra la suspensión de la incredulidad el cómo terminaron todos en un mismo bando con un mismo objetivo, pero es útil a la trama, no solo porque empieza a relegar el juego de tronos en favor del plato fuerte que el conflicto de la Larga Noche, también porque simboliza que los eventos venideros obligaran a que los personajes tomen duras decisiones para sobrevivir.

Notas al cierre:

  • El capítulo no es un festín visual como el anterior, pero la presencia de Drogon mientras Daenerys ofrece clemencia o muerte al ejercito Lannister es sumamente aterradora. Gran trabajo de CGI.
  • “My allegiance ends with dragons” Bronn, nunca cambies.
  • Nuevamente, a estas alturas el tiempo y las distancias de viaje son un termino muy relativo, y tal vez es la señal más obvia de que el show se quedo con mucha trama para pocos capítulos.
  • “Thought you’d still be rowing.” Esta frase de Davos ante la aparición de Gendry representa lo que todos pensamos, pero también representa como los guionistas juegan con fuego al acercarse demasiado a territorio meta.
  • Hablando de la vuelta de Gendry, si bien es extremadamente inesperada, también es útil para recordarnos que tan lejos hemos llegado desde el principio de la serie y todo lo que ha sucedido (Que recuerdos aquellas escenas de peritaje del buen Ned Stark).
  • Un último comentario de Gendry: además de favorecer el martillo de guerra como su padre Robert, inmediatamente logra química con Jon, otra referencia al parentesco de ambos.
  • Dentro de la frenesí de las tramas, y a pesar que todo el ingreso de Tyrion a King’s Landing se sintió menos como un acto de contrabando y más como una necesidad de trama, fue bueno que la serie nos recordara lo cómodo que se siente Davos en situaciones peligrosas. También fue un buen momento para mostrar que Gendry no solo carga el martillo si no que lo sabe usar.
  • Cangrejo fermentado: consultar a su maestre si su erección dura más de 4 horas.
  • Bran aparece solamente para informar a Maestre Wolkan del avance de los Caminantes Blancos, pero es un buen momento para recalcar lo difícil que es manejar a un personaje con poderes tan extensos. ¿Cómo logras que este presente en el show sin que sus poderes sean la solución a todos los problemas?
  • Tormund + Brienne = One True Pairing
  •  La carta de Littlefinger es la que Cersei forzó a Sansa escribir a Robb rogándole que se arrodillara ante Joffrey una vez que fue capturado Ned Stark.
  • La felicidad de Jon de saber que Bran y Arya estan vivos es efímera y no la logramos ni disfrutar: típico Game of Thrones.
  • La revelación de Jaime a Cersei de que Olenna mató a Joffrey se siente un tanto vacía, pero cumple el propósito de que compuesto con su reunión con Tyrion, Cersei sienta que los consejos de Jaime no le están dando frutos.
  • El grupo que Jon lleva a través del muro lo usaría en Dungeons & Dragons (o su RPG de preferencia).
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s