La Novia del Desierto (2017)





La Novia del Desierto.
Año: 2017.
Directoras: Cecilia Atán, Valeria Privato. 
Productor: Alejo Crisóstomo, Eva Lauría.
Guión: Valeria Privato, Cecilia Atán.
Elenco: Paulina García, Claudio Rissi.
Fotografía: Sergio Armstrong.
Edición: Andrea Chignoli.
Música: Leo Sujatovich. 
País: Argentina, Chile.
Duración: 78 minutos.

Teresa (nuestra Paulina García) ha trabajado toda su vida para la misma familia en Argentina. Obligada a dejar su natal Chile siendo joven luego de perder a sus padres en un terremoto, su vida ha sido las 4 paredes que constituyen la casa de sus patrones, una lujosa construcción, hoy venida a menos simplemente por el paso del tiempo. Con los chicos fuera del hogar y sin poder mantener el estándar de vida de antaño, Teresa se ve casi en la obligación de emprender rumbo. Como último gesto de quienes le deben tanto, la familia que le ha dado trabajo todo este tiempo le consigue un nuevo empleo en la lejana San Juan con una familia cercana. Como si los afectos fuesen fáciles de reemplazar, y una despedida bastante fría del niño que Teresa cuidó desde que midiera menos de 1 metro, Teresa emprende el rumbo. En su viaje, por cosas del destino, se produce una parada obligada por una avería técnica del micro, oportunidad donde conoce al Gringo (Claudio Rissi), un argentino de tomo y lomo. Encantador, se dedica a vender cachibaches a las afueras de un santuario de La Difunta Correa, en Vallecito. Con unas habilidades para la venta envidiables, el Gringo logra que Teresa se pruebe un traje en su casa rodante que utiliza como parte de sus ventas, circunstancia que le hará perder su bolso, las únicas pertenencias personales que luego de 20 años de trabajo, ha podido recopilar. Varada en el medio de la nada, poco podría indicar que Teresa estaría ante una de las experiencias de su vida.

La película de Atán y Privato, parte de la competencia internacional de este SANFIC, aprovecha la búsqueda del bolso como punto de partida (de forma sutil y cuidadosa) para un descubrimiento interno.  A estas alturas es un poco repetido el argumento de aquellas películas que se centran en personas que ya entradas en adultez, se dan cuenta que en su vida ha pasado poco y que por eso mismo, necesitan una gran aventura. “La novia del desierto” no cae en ese juego, porque lo que le sucede a nuestro personaje principal no es una aventura (se me viene a la mente nítidamente “Mr. Kaplan”), sino algo tan simple como vivir su propia vida. Porque luego de estar casi 30 años al servicio de otros, aunque sea por 24 horas, esta es una oportunidad única para Teresa: ser ella misma, dejarse llevar por el Gringo, aún cuando descubre posteriormente que atraído por ella, el Gringo le ha mentido sobre el paradero del bolso. A medida que avanza la película, el bolso para ella deja de ser importante y lo es también para el guión, lo que queda mostrado en una notable escena donde enfocando el camino que ambos recorren, el bolso ocupa un papel secundario en un compartimiento de la casa rodante.

No podemos hablar de “La novia del desierto” sin alabar el trabajo de Paulina García. No deja de ser anecdótico que mientras en nuestra sala del Hoyts se proyectaba esta película, en la que estaba inmediatamente al costado se producía la presentación de “La Cordillera” (que ya hemos comentado), otra producción Argentina donde García tiene un papel estelar. Nuestra actriz realmente hace patria, y ha llegado a ese momento en su vida donde todos los papeles parecen calzar perfecto con su talento. Mientras Teresa es una sacrificada y abnegada asesora del hogar, cuyo rostro muestra el desgaste de años y años de trabajo casi sin reconocimiento (porque no olvidemos que este viaje también es un reproche a la familia que deja), García también puede vestirse de los más elegantes ropajes y presentarse como mandataria de Chile en “La Cordillera”. Un verdadero camaleón, que sabe elegir con pinzas proyectos que la llevan a recorrer el mundo entero mostrando su talento. Nosotros recomendamos siempre “Las Analfabetas”, donde García aparece en su máxima expresión. La actuación de Rissi tampoco queda atrás. Si bien es un actor desconocido por este lado de la cordillera, su semblante argentino permite convencer rápidamente al telespectador. Un personaje lleno de carisma que no sólo seduce a Teresa, sino también al público. Como comentario final, alabar la fotografía de Sergio Armstrong a quienes todos ustedes reconocerán por sus trabajos con Pablo Larraín. Al igual que García, Armstrong puede transmitir a sus películas el opaco drama de los sacerdotes en “El Club”, el colorido absurdo e inconsciente en la escapatoria del poeta Pablo Neruda en “Neruda”, así como captar la belleza de los paisajes Argentinos en “La Novia del Desierto”, donde hasta el boliche más pequeño parece rodeado de una mística increíble. Pueden ver nuevamente “La Novia del Desierto” hoy martes 22, a las 20.45 en el Cine Hoyts La Reina. Los invitamos a revisar toda nuestra cobertura de SANFIC13 en el siguiente enlace.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s