Orphan Black S04E08: The Redesign of Natural Objects

  • Tras un par de episodios un tanto disparejos -especialmente en cuanto a su estructura y ejecución-, “Orphan Black” recupera el tramo extraviado y retorna a su vieja gloria, particularmente en cuanto a los misterios mismos de su narrativa y al jugar con las expectativas y las posibilidades que el misterio central y la trama tienen para ofrecer.
  • En este episodio el drama en general se encuentra radicado en lo que Sarah y Mrs. S van a hacer con el nefasto Duko, así como a la posibilidad de que Alison -literalmente presentada como Judas en la versión de teatro comunitario de “Jesucristo Superestrella”– pudiera traicionar a sus demás “hermanas” con tal de asegurar el bienestar de Donnie, quien está siendo acosado dentro de la cárcel por agentes neolucionistas. Claro, desde el momento que vimos que Siobhan iba a matar a Duko nunca dudamos del resultado de su labor; pero era Alison la que nos tenía preocupados, mal que mal, hace un par de temporadas no habría extrañado que hubiera traicionado a otros con tal de mantener su círculo familiar seguro, por lo cual la serie hace buen uso de esto para elevar la tensión y plantear en nuestras mentes la idea de la traición, todo para después recular y demostrarnos que era parte del plan.
  • La otra cara de la moneda en el punto anterior está presentada por Evie Cho, quien no bien estuvo casi ausente en persona de la serie en este episodio, aún así dejó sentir su presencia. Aunque claro, no fue de la mejor forma para sus planes, mal que mal, ¿de verdad esperaba que Duko solo iba a poder tener éxito donde muchos otros adversarios más capaces que él habían fracasado? Evie hizo mal en subestimar al Clone Club, y el nefasto Duko pagó las consecuencias.
  • Da gusto que la serie volviera a posar su foco sobre los lazos de hermandad entre sus personajes, algo que había estado ausente en los capítulos anteriores.
  • ¿Qué opinar del cura del centro comunitario? Nos parece extrañamente sospechoso.
  • La serie encontró un gran mecanismo para traer de vuelta a M.K. sin que fuera gratuito debido a su previa ruptura con Sarah. Y puede ser un tanto obvio en retrospectiva, pero hacer que presentara síntomas de la misma enfermedad que afecta a las demás clones era la única forma de reconectarla.
  • A propósito de reconexiones, Rachel -quien más que seguramente está tramando algo- tendrá que trabajar con Cosima, con tal de detener a Evie y lograr conseguir una cura tanto para las clones Leda, como para Castor -representado por un Ira que se mostró más simpático en este capítulo-.
  • No recuerdo que hubiera sido mencionado antes -en la serie o las reseñas-, pero el amigo de Cosima y Scottie dueño de la tienda de comics se llama Hell Wizard. Gran nombre -y gran segmento aquel donde tiene el intercambio con Duko a propósito de Dungeons & Dragons (que no es más que otra señal del resurgimiento en popularidad masiva que el más importante juego de rol ha tenido los últimos años)-.
  • Las alucinaciones/proyecciones del ojo biónico de Rachel continúan, y aparte de algunos ominosos cisnes, pudimos vislumbrar el rostro de alguien, lo que seguramente será más importante de ahora en adelante.
  • Todo mejora con “Jesucristo Superestrella”.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s