Borg McEnroe (2017)






Borg McEnroe.
Año: 2017.
Director: Janus Metz Pedersen.
Producción: Jon Nohrstedt, Fredrik Wikström Nicastro.
Guión: Ronnie Sandahl.
Elenco: Sverrir Gudnason, Shia LaBeouf, Stella Skarsgard,
Tuva Novotny, Robert Emms.
Música: Vladislav Delay, Jon Ekstrand, Carl-Johan Sevedag, 
Jonas Struck.
Duración: 100 minutos.
País: Suecia.


El tenis y el cine no han tenido una relación de amistad. Con excepción quizás de “Match Point” de Woody Allen el 2005, donde el tenis cumple un rol mas bien accesorio, los resultados fueron mas bien decepcionantes, en especial el último supuesto hit en esta materia, que vendría a ser “Wimbledon” el 2004. Nuevamente, la irrupción forzada del amor en una historia que en lo deportivo no era mala (para todos, inspirada en el título de Goran Ivanisevic el 2001), terminó por condenar un largometraje esperado por mucho. Lo anterior puede interpretarse de dos formas: o bien un nuevo film en la categoría tiene poco que perder, porque las comparaciones son siempre favorables, por lo que el camino podría definirse como “fácil”, o por el contrario, entender que quien proponga una película del deporte blanco a estas alturas debe considerarse bastante testarudo, porque la fórmula está condenada al fracaso y nació agotada. Sin embargo, creemos que un nuevo elemento puede incorporarse en el análisis, que es el inusitado éxito que tuvo “Rush” el 2013, especialmente en críticas, la cinta que llevó a pantalla la rivalidad entre dos históricos pilotos de la Fórmula 1, James Hunt y Niki Lauda. De esa cinta, podían extraerse muchas lecciones, de las cuales “Borg McEnroe” hace eco y las cuales están íntimamente vinculadas. Es sobre ellas que comentaremos la cinta de Janus Metz, el reconocido documentalista danes (“Armadillo”) que da su salto a la ficción manteniendo eso sí, las notas que tanto lo caracterizan.

La primera virtud de “Borg McEnroe” es dejar la ficción para dar espacio a historias biográficas, o al menos, centradas en hechos determinantes en la historia de los deportistas. La cinta opta por contarnos la historia de la final de Wimbledon de 1980, donde Borg se enfrentaba un Borg que iba por su quinto título y un McEnroe en ascenso. De hecho, la película parte advirtiéndonos que ambos jugadores llevan su partido al extremo, para luego, a lo largo de sus 100 minutos, dar paso a la ruta hacia la final, y en especial, a la ruta en cómo cada uno de los personajes se construye: sus virtudes, falencias, temores, ritos, etc.

La segunda virtud de la película, íntimamente ligada a la anterior, es la presencia de 2 fuerzas antagonistas con equivalente poder. “Borg McEnroe”, podríamos decir, es protagonizada principalmente por Borg, no obstante, ambos tenistas se nos presentan como figuras opuestas en todos los sentidos. No es casualidad que Ronnie Sandahl haya decidido llevar dicha rivalidad a pantalla. No sólo eran el blanco y negro en cuanto a la forma de entender el tenis (Borg el caballero intachable mientras que McEnroe el rebelde chico norteamericano), sino también en su juego (el diestro jugador de fondo v/s el zurdo que basaba su juego en saque y red), lo que se traducía en distintas formas de enfrentar los medios, el público y el deporte. Hablamos de una rivalidad histórica nada comparable con las de hoy en día, centradas exclusivamente en lo deportivo (quizás el gran reproche al Big 4 integrado por Federer, Nadal, Djokovic y Murray).

Para lograr ambas cosas, fundamental era la decisión del elenco, y “Borg McEnroe” aprende otra buena lección de “Rush”: que ambos personajes sean interpretados por actores que comparten la nacionalidad o idiosincrasia de los personajes que representan. Björn Borg es interpretado por el actor sueco Sverrir Gudnason mientras que McEnroe por el ya reconocido actor norteamericano Shia LaBeouf (quien sigue sacándose la pesada cruz de Transformers). Estas apuesta era de por si arriesgada, pues a falta de un género que asegure venta de boletos (ya dijimos, el tenis o el deporte parece agotado), la apuesta lógica habría sido dos actores ancla, quizás ambos norteamericanos, que asegurasen el interés de la farándula. Todo lo contrario, Metz y su equipo se la juegan por un desconocido sueco y un siempre cuestionado actor norteamericano. Ambos, en sus roles, logran llevar a la perfección la personalidad de cada uno de sus personajes.

Como cuarta virtud de “Borg McEnroe” logra una excelente recuperación visual. No sólo ambos actores terminan siendo increíblemente parecidos a los originales, en especial Gudnason. También existe un notable esfuerzo en las vestimentas (con los clásicos uniformes Fila y Sergio Tacchini), ambientes y en la construcción de la por todos conocida, catedral del tenis. Como dijimos antes, lo anterior probablemente se deba a la veta documentalista de Metz. Finalmente, conviene hablar del interesante guión, que hace un muy buen trabajo con los suspensos. Puedes ir al cine a sabiendas del resultado (probablemente, la mayoría de los fanáticos del tenis) o no. Lo cierto es que en uno y otro caso, y en especial en el cuarto set de la final, el público vive cada punto como si fuera el último (o simplemente como el siguiente, siguiendo el pensamiento de Borg).

Siempre tendremos problemas con el deporte. Los que amamos mucho el tenis, podemos distinguir rápidamente errores de tinte reglamentario (cambios de lado cuando no corresponda, 3 saques consecutivos en un tie break), los que en todo caso, terminan siendo menores y molestarán sólo a un sector específico del público. Además, con excepción de ciertas tomas notables (en especial los saques desde encima del sacador), los puntos del partido, en especial aquellos largos, no son tan logrados. No obstante, el resultado termina siendo bastante favorable. “Borg McEnroe” no va a redefinir la forma en que el deporte es llevado a pantalla, pero es una excelente pieza en el camino que desde 2013 sentó “Rush”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s