Orphan Black S04E10: From Dancing Mice to Psychopaths

  • Como forma de sacar conclusiones y balances de la temporada que finalmente le valió el Emmy a Tatiana Maslany, es necesario mencionar que el cuarto ciclo fue principalmente uno de cambios, de algunos atajos narrativos, de profundización de la trama y sus misterios, pero primordialmente, uno donde nuestro grupo central de personajes debió lidiar con la seguidilla de consecuencias que se han ido agolpando -como sabremos- desde incluso antes del inicio de la serie, si consideramos los flashbacks a la misión de Beth previo a su suicidio (y el proto Clone Club junto a Alison, Cosima y MK).
  • Pese a lo anterior, sin lugar a dudas Rachel fue la MVP de este final, ya que por fin pudo conseguir casi todos los ítems en su agenda, considerando la muerte de Evie Choi (we hardly knew ya), su meteórico ascenso hacia lo más alto de los círculos de influencia y poder de los neolucionistas, su obtención de la tecnología y los conocimientos necesarios para poder combinar la clonación humana con la eugenesis que representaba Evie, y su cuasi destrucción de su madre y de Sarah. Claro, esto no podría haber ocurrido de no haber sido por el timing perfecto y la ambición de Rachel, pero por sobre todo, por la desesperación de Sarah y cía. para tratar de salvar a Cosima, todo lo cual las llevó al límite y las obligó a actuar tomando decisiones que bajo otras circunstancias no habrían adoptado (como incorporar a Krystal, o el no tener mayormente planes de respaldo, como demuestra la aparente facilidad con la que Ferdinand logró secuestrar a Kira y a Mrs. S.)
  • Aún así, pese a la cantidad enorme de problemas al final -lo ya ocurrido con S y Kira, los problemas en que se encuentra Sarah (herida y con principios de hipotermia), el aislamiento de los Hendrix y Alison, o la situación de Cosima junto a Delphine-, lo cierto es que se nota el hecho que la serie se acerca a su tramo final, ya que pese a lo peliaguda de la situación del Clone Club, también es cierto que pareciera que una posible solución a los predicamentos está casi al alcance de la mano, si consideramos que Sarah y Cosima están relativamente cerca no sólo entre sí, pero de Rachel y, en el giro que nos entregó el episodio, del aparente fundador de la neolución, ya que resulta que el tal P.T. Westmoreland -de quien dijimos había que poner atención- no sólo estaría vivo tras más de un siglo luego de que fundara el movimiento, pero también pareciera estar en la isla junto con los demás. Si a esto sumamos el hecho de que Cosima, demostrando por qué es la mejor, tiene en su poder la cura a su enfermedad -y por extensión, la de casi todas sus “hermanas” del proyecto Leda-, y todo pareciera girar en torno a lo que será la temporada final.
  • Volviendo a Rachel, y pese a su aparente retorno a la villanía full-time gracias a su triunfo, la serie no hizo más que dejarnos con la sensación de que, le guste o no, terminará trabajando en conjunto con las demás clones. No habría de sorprender que su rol entre los neolucionistas o su reunión con Westmoreland no sean lo que ella deseaba y esperaba, y claro, siempre está la posibilidad de que Cosima haya alcanzado a interferir con la investigación de Susan antes de que Rachel la atacara y se hiciera con ella.
  • Apenas vimos a los Hendrix y a Helena en este episodio, en algo que fue casi una tendencia de la temporada que esperamos se revierta durante la próxima (lo mismo va para Felix, que en general estuvo muy poco utilizado en este ciclo, más si consideramos no sólo su importancia en las temporadas anteriores, pero también el talento de Jordan Gavaris).
  • No sabemos si considerar a estas alturas a Krystal como parte del Clone Club o no, pero no nos podemos quejar de verla más en pantalla, especialmente si sus interacciones son como las que tuvo con Sarah en este episodio (un testamento más del increíble talento de Tatiana Maslany).
  • Cosima y Delphine están de nuevo juntas y bue… reunited and it feels so good. Dicho sea de paso, buen balance por parte de la producción el momento en que ambas comparten la cama como una forma de combinar el notorio fan service junto con la humanidad del momento y la necesidad imperante que tiene la científica francesa por salvar la vida de su amada.
  • “For all the joy and insight your sisters have given me, for every Sarah, every Cosima, I regret making you.” OUCH
  • “How does Krystal figure this shit out?; “I have no idea. She’s doggedly wrong, but she gets results.” 
  • “Who are you again?”; “I’m Sarah. I’m your clone.”; “Right, whatever.”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s