Arrow S06E01: Fallout

Nuevo temporada de “Arrow”, nuevas caras, nuevas historias; pero pareciera que técnicamente, no mucho ha cambiado. Claro, estamos recién comenzando el nuevo ciclo por lo cual uno siempre está a la espera de qué nos va a entregar la serie (más considerando que veníamos de un cliffhanger de aquellos al final del ciclo anterior); mas lo cierto es que el “buque insignia” del “Arrowverse” no sólo perdió poco tiempo en contarnos qué había pasado exactamente en Lian Yu -en los nuevos flashbacks 2.0-, pero también se dedicó a reafirmar que cualquier indicio o sospecha de que la serie pudiera mutar a algo distinto, para bien y para mal, quedan fuera de la ecuación.

Ahora bien, esto no es malo per se si consideramos la calidad de la temporada anterior (una de las mejores de toda la serie); pero no deja de ser curioso considerando el pseudo secretismo de la producción durante el período entre temporadas. En este sentido, perfectamente podríamos hacer una lista de todo lo que ocurre en este season premiere y ver las adiciones, las sustracciones y las formas en que, pese a posibles cambios, la serie sigue apegada a la fórmula que hasta ahora ha resultado. A saber: los ya mencionados flashbacks 2.0, misterios respecto a personajes que pueden o no haber muerto, la introducción de un nuevo villano (que pese a haber sido ocultada su identidad, tenemos ya un claro sospechoso),  trauma entre padres e hijos, escenas de acción de lo mejor que hay en la televisión actualmente, Oliver nuevamente tomando sobre sí la culpa sobre todo lo malo que hay en el mundo, y así otras más.

¿Qué podemos esperar entonces de la sexta temporada de ahora en adelante? El season premiere no nos lo dejó muy claro salvo una mantención de la fórmula que ha funcionado hasta ahora. Claro, esto puede resultar decepcionante para muchos que esperaban un nuevo ciclo con algo completamente distinto considerando que, salvo Oliver y su hijo William, no sabíamos si el resto de los personajes habían sobrevivido. Y no bien podíamos sospechar algunos sobrevivientes (Slade -el retorno de Manu Bennett es una noticia demasiado buena como para que la serie la fuera a desaprovechar-, Thea -la producción ha jurado hasta el cansancio que el único personaje que no matarán nunca es el de Willa Holland- y Dinah -el nuevo look de Black Canary fue de las pocas piezas de arte promocional compartido previo a la temporada-); el hecho de que todos los indispensables sobrevivieran era algo predecible, pero aún así un tanto decepcionante, especialmente considerando la forma en que la serie nos demuestra quienes sobrevivieron (todos los que uno esperaría), y quiénes -aparentemente- no (la única muerte confirmada es la de Samantha, en algo que se veía venir a miles de kilómetros de distancia).

De nuevo, lo que mencionamos recién queda sujeto a la apreciación de cada uno y no sabemos si la serie nos va a sorprender de otra forma esta temporada (más considerando el plot twist al final), pero cuesta sacudirse un poco un leve aire a decepción ante la forma en que la producción tomó el curso más seguro que se le presentó en lugar de tomar algún otro riesgo. Esto no obsta que este season premiere no fuera un correcto capítulo -y muy entretenido por lo demás-, ni que cumpliera a cabalidad todo lo que asumimos la producción se propuso; pero no es más que eso: un entretenido y correcto capítulo que pudo haber sido, en palabras de Oliver, “something else”.

Pasando a la trama propiamente tal, y pese a todo lo que el episodio se propone hacer, lo cierto es que narrativamente no ocurrió mucho: el villano de turno (Alex Faust, interpretado por un carismático Dominic Bogart) tiene un plan el cual es truncado por el Team Arrow. Pero como ser atrapado era parte del plan, Faust hace explotar la estación de policía ayudado por Black Siren, quien tiene sed de venganza en contra de Oliver y cía, especialmente contra Quentin Lance -era que no-. Sin embargo todo no era más que una serie de acciones y engaños que derivan en que la Laurel de Tierra-2 y su séquito atacan el bunker para robarse una de las T-Spheres y, aparentemente, ser los responsables de la filtración a la prensa que es el gran plot twist del episodio: una foto revelando que Oliver es Green Arrow (de nuevo, nada completamente original, pero si actuamos bajo la asunción que el público en el universo creyó que The Arrow era una persona distinta -y que éste era Roy Harper-, no sorprende).

Como dijimos, no es mucho, esto principalmente porque la verdadera preocupación del episodio -como su título lo indica- eran las consecuencias del final de temporada previo. Y no bien no tarda mucho en establecer quién se salva y quien no (con la excepción de Thea, ya que el episodio juega con su supuesta muerte, sólo para revelar al final que en verdad está en coma), lo más importante viene en las revelaciones respecto a cómo lo ocurrido cambió a nuestros personajes. No bien Curtis, René y Dinah parecen haber salido casi ilesos de todo, no se puede decir lo mismo del resto: Felicity -aparentemente de nuevo emparejada con Oliver- sigue demostrando poco confort y tolerancia con la existencia misma de William; Ollie debe además aprender a ser un padre de un hijo que lo culpa sobre la muerte de su madre -al punto de tener pesadillas-; Thea está en el ya mencionado coma; Diggle sufre de un severo stress post-traumático producto no sólo de la explosión, pero de algo más que no sabemos (Digg está casi notoriamente ausente de los flashbacks); y Quentin saca la peor parte, ya que no sólo debe lidiar con los impulsos que en otras ocasiones lo han llevado a encontrar confort en la botella, pero también porque se nos revela que él debió salvar a Dinah de Black Siren, lo que básicamente significó dispararle -y dar por muerta- a la doppelganger de su hija, con todo el peso emocional que eso conlleva (y para variar, no sólo debieron ocultarle lo ocurrido a los demás, pero luego se encuentran con la sorpresa que la otra Laurel sobrevivió).

Es material fuerte y pesado, más para incluir todo de una en un season premiere, pero el elenco de la serie está a la altura de las expectativas, particularmente Paul Blackthorne y Stephen Amell, lo que anticipa interesantes arcos para los personajes esta temporada, especialmente en el caso de Oliver, no sólo por ser el protagonista, pero por lo que significa, por un lado, seguir el camino de ser una mejor versión de si mismo que inició la temporada pasada; y también por lo que significa tener a William en su vida (como bien le recuerda Slade al final, pronto deberá elegir entre lo que el mundo espera de él, y lo que su hijo realmente necesita). Si a esto sumamos la filtración de la identidad de Green Arrow, y parece que hay una nueva crisis de identidad esperando a Oliver, pero ya no una centrada en su hábito de secretismo ni en su necesidad de culparse por todo lo que le pasa a los demás (ambas situaciones son mencionadas casi como bromas en este episodio).

Como dijimos antes, “Fallout” es un correcto y entretenido capítulo que trae de vuelta a la serie, no bien no hace mucho por introducirnos demasiado en la temporada nueva dado que su foco está en resolver el cliffhanger del final de la anterior. La vara está alta luego del ciclo previo, por lo cual esperamos que en este sexto año “Arrow” vuelva a estar a la altura de las circunstancias.

Notas al cierre:

  • Bienvenidos de vuelta a nuestra cobertura de “Arrow”, ya la sexta temporada (y la quinta que cubrimos en la página). Esperamos nos acompañen de ahora en adelante, y como siempre quedamos atentos a sus comentarios.
  • Desde ya nos la jugamos con que el villano misterioso es el personaje de Michael Emerson (y considerando el foco de la T-Sphere, no sería descabellado pensar que se trata del hacker en custodia de A.R.G.U.S. que Felicity ayudó a liberar la temporada pasada).
  • Saquemos de nuevo la cuenta: Thea se salvó pero está en coma; Felicity, Digg, Quentin, Dinah, René y Curtis están todos a salvo, lo mismo que Slade, Nyssa al Ghul (mencionada por Slade) y Black Siren; y Samantha está muerta. Ignoramos aún si Merlyn realmente murió la temporada pasada, así como tampoco sabemos que pasó con Captain Boomerang, Talia al Ghul y Artemis.
  • No deja de ser curioso que este episodio esté ambientado 5 meses después del final anterior, mientras que los season premieres de “Supergirl”, “The Flash” y “Legends of Tomorrow” tienen lugar 6 meses luego de sus respectivos finales de temporada.
  • Alex Faust no es un personaje de los comics.
  • Creo que ya podemos afirmar que este año el rol de Dinah en el Team Arrow será básicamente el de ser la “mamá” del grupo.
  • Este episodio fue dirigido por James Bamford quien, como hemos mencionado varias veces, es también el encargado de las escenas de acción y las coreografías en la serie. De hecho, fue justamente su impecable labor como supervisor de acción lo que lo llevó a ser considerado para dirigir en la serie, lo que ha hecho de gran forma y en algunos de los mejores episodios que “Arrow” nos ha entregado.
  • Katie Cassidy parece disfrutar cada segundo actuando como villana.
  • Raisa (Kathleen Gati), quien ahora trabaja con Oliver cuidando a William, había trabajado para la familia Queen durante años, y no la habíamos visto en la serie desde el primer capítulo.
  • El juego que William está jugando durante el episodio es “Injustice 2”, era que no.
  • Durante el episodio hay una mención en homenaje al gran Julius Schwartz, legendario editor de DC Comics.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s