La Telenovela Errante (2017)



La Telenovela Errante.
Año: 1990-2017.
Directores: Raúl Ruiz, Valeria Sarmiento.
Guión: Raúl Ruiz.
Producción: Andrés Racz.
Elenco: Luis Alarcón, Patricia Rivadeneria, Francisco Reyes,
Consuelo Castillo, Roberto Poblete, Liliana García, Mauricio Pesutic,
Leticia Garrido, Marcial Edwards, Fernando Bordeu, María Érica Ramos,
Carlos Matamala, Marcela Arroyave, Mario Lorca, Tahía Gómez,
Roberto Chignoli, Francisco Moraga, Pamela Fernández, 
Javier Maldonado, Maricarmen Arrigorriaga, Luis R. Vera.
Dirección de fotografía: Leo Kocking, Héctor Ríos.
Montaje: Galut Alarcón.
Sonido: Felipe Zabala.
Compositor: Jorge Arriagada.
País: Chile.
Duración: 80 minutos.

Siempre dicen que Chile es uno de los países con más altos índices de consumo de bebidas azucaradas y pan. Creo que ambas cifras se quedan chicas si comparamos el tiempo que los chilenos pasan viendo telenovelas, donde claramente somos campeones del mundo. Basta ver la oferta programática de los canales nacionales luego de los noticiarios estelares. Durante 17 años durmió una película de Raúl Ruiz sobre esta materia, llamada “La Telenovela Errante”. Recién recuperada la democracia, Ruiz vino a Chile a filmar esta película que durmió en bodegas durante años. Eso hasta que Valeria Sarmiento, luego que durante un especial de Ruiz en Valparaíso se les acercara una personas con 8 horas de cintas del making-off, despertando las ganas de recuperar la que podría ser, la última película de Raúl Ruiz. Desde entonces, un verdadero proceso policial, rescatando técnicamente los negativos y también recuperando las cintas y audios en distintas casas que con perspectiva, parecían verdaderas casas de seguridad.

El motivo por el cual Ruiz tenía pensado hacer una película inspirada en las telenovelas, porque era un filtro que mostraba la realidad chilena tal como es. Una frase muy potente que a día de hoy cobra todavía más sentido. Estar tapados en teleseries turcas, durante tantos años, no puede sino significar falta de identidad. Muy distinto al mundo de las telenovelas nacionales hasta la década pasada, marcado por potentes realizaciones con increíble sentido social. Así, por ejemplo, “Pampa Ilusión” y su reconstrucción de Humberstone; “Romané” y el mundo gitano; o “El Circo de las Montini”, recuperando algo tan propio como el circo chileno. Hoy, el panorama es oscuro, pues el poco espacio que dejan las telenovelas internacionales, es ocupado por monotemáticas novelas, casi siempre de papás solteros que viven una segunda vida luego de divorciarse, sin que sepan conjugar el rol de padre y las responsabilidades que no pueden abandonar. Por eso, “La Telenovela Errante” es un proyecto necesario para la televisión chilena, y fundamental fue que tuviera un rol tan valioso en la última edición del Festival de Valdivia, siendo la película inaugural.

Ya hemos adelantado un poco, pero la palabra clave al analizar “La Telenovela Errante” es perspectiva. Perspectiva que, básicamente, no hace sino alabar la figura de Ruiz. Por ejemplo, imposible no es valorar un guión que casi 2 décadas después se ve muy vigente. Apoyándose en lo absurdo y diálogos fluidos, el público goza riéndose en “La Telenovela Errante” como he visto en pocas películas nacionales. También podemos valorar esa capacidad que tenía Ruiz de hacer películas con regularidad anual, simplemente en base a una buena idea. Y ver también, como los actores se peleaban por aparecer, aunque fuera, un par de minutos en pantalla. Muchos de ellos a día de hoy han fallecido, pero también aparecen otros que fueron íconos durante los 90’s y están vigentes a día de hoy, como su amigo Luis Alarcón, Francisco Reyes, Mauricio Pesutic, entre otros. Los aspectos técnicos, donde participa lógicamente Sarmiento y su equipo, son también notables. El trabajo de recuperar las cintas y remasterizarlas permite ver a “La Telenovela Errante” como una fresca película propia de nuestra época. Imaginamos, además, que fueron claves en el montaje del guión de Ruiz, con todos los cortes que corresponde. 

Para terminar, siempre que una película se divide en secciones, es inevitable la comparación entre una y otra. Todos tendrán su favorita. Sin duda sel punto más alto es aquella de los constantes asesinatos y reivindicaciones sociales, con la cámara fija en el auto, mostrando todo el virtuosismo de Ruiz. El punto bajo probablemente sea la escena final, del encuentro entre amigos y las curiosas apariciones de animales. Con todo, es ella donde Ruiz juega su mejor parte, con esas escenas donde no sabemos qué es realidad, qué es telenovela, y dónde estamos mirando. La verdad sea dicha, en “La Telenovela Errante” hay para todos los gustos. Por eso es una gran película nacional de este 2017.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s