A fábrica de nada (2017)






A fábrica de nada.
Título en idioma alternativo: La fábrica de nada.
Año: 2017.
Director: Pedro Pinho.
Guión: Pedro Pinho, Luísa Homem, Leonor Noivo y Tiago Hespanha.
Elenco: Carla Galväo, José Smith Vargas, Njamy Sebastiäo, 
Joaquim Bichana Martins, Daniele Incalcaterra, Rui Ruivo,
Herminio Amaro, António Santos, Américo Silva, Dinis Gomes.
País: Portugal.
Duración: 177 minutos.


Una de las películas más esperadas del reciente FICValdivia era “A fábrica de nada”. Basa en la obra del mismo nombre de Judith Herzberg y con pasos por Cannes (en la Quincena de Realizadores) y Toronto, la cinta con múltiples realizadores pero atribuida principalmente a Pedro Pinho tenía pergaminos para derrochar. De hecho, pocos días antes del Festival, fue nominada a los premios Fénix en las categorías mejor largometraje de ficción, mejor edición y mejor guión. Basada en “De Nietsfabriek” de Judith Herzberg, la historia toma como punto de partida el cierre, de la noche a la mañana, de una fábrica de ascensores en las afueras de Lisboa, empresa integrada por trabajadores históricos, algunos de ellos por casi 30 años. Todo comienza con unas sospechas, el retiro de maquinaria importante clandestinamente una noche, pero basta que amanezca para que sus peores temores se hagan realidad. Bajo el pretexto de una reorganización (que pronto sabremos no es tal), se despedirá a todos los trabajadores, con derecho a indemnización. Algunos ven ese dinero como una buenísima alternativa, otros, por el contrario, son conscientes que el monto que reciban será comida para hoy y hambre para mañana. Sin embargo, conformes o no con la oferta, en el grupo hay un discurso único de reproche a los empresarios, incapaces de dar la cara y explicar la situación de la empresa. Por el contrario, envían a un nuevo gerente y una encargada de recursos humanos, que esperan hacer amena la transición. Frente a ello, los trabajadores deciden hacer uso de su derecho a huelga de una forma muy curiosa, toda vez que no están frenando ninguna faena que ponga presión a los propietarios.

La historia, si bien presenta a todos los personajes de manera muy interesante (el que lleva más tiempo, el que acepta la oferta primero, el que teme por el futuro de sus hijos, el que simplemente se mueve con las masas, etc.), se centra en la figura un joven trabajador, con el objetivo de contar la historia de toda la juventud de Europa. Sin grandes calificaciones, pero peor todavía, sin muchas proyecciones, está en la Fábrica por comodidad. Claramente está capacitado para un trabajo que le permita más proyecciones, pero lo suyo es la estabilidad. En casa las cosas tampoco andan bien y la posibilidad de quedar sin trabajo lo empeora. Es pareja de una inmigrante, quien vive con su hijo, por lo que frente a las pocas probabilidades de encontrar un nuevo empleo en la agónica Portugal, algo que afectaría todavía más su relación, luchar por sus derechos y sumarse a la toma de la empresa parece ser su única opción. Junto a los demás compañeros, la cinta de Pinho y compañía nos muestra las negociaciones típicas de un proceso como éste, las jornadas diarias, el desgaste de la lucha, la participación del sindicato supra empresa, etc. En fin, nos muestra como poco a poco, los trabajadores son conscientes de lo peligroso del momento que viven. En paralelo, la cinta presenta a un grupo de intelectuales de todas partes de Europa, que reuniéndose periódicamente en Lisboa y con un claro enfoque anticapitalista, ven en la Fábrica un verdadero experimento social, acercándose al grupo de trabajadores con el objeto de implantar en ellos la idea que están ante una oportunidad única: tomar por la fuerza el control de la Fábrica, autogestionarla, y vivir como verdaderos compañeros bajo un nuevo concepto de empresa. Por supuesto, no todo es color de rozas. Inmediatamente comenzarán los conflictos internos respecto de cosas básicas, como quien cumplirá qué roles, cómo se asignarán los salarios (igualdad o discriminación por calificación), etc.

Estéticamente, la película deja para el recuerdo escenas memorables. Además de la escena musical que es la insignia de la película, se recuerda especialmente la carrera en los vehículos de carga al interior de la fábrica, o el viaje del protagonista por los ríos de Lisboa con su padre, quien toda su vida ha defendido una idea anti-mercado y lo invita directamente a tomar las armas, en una escena que te seduce hasta con un plot twist que rápidamente se descarta, con avestruces incluido (?). Creo que esta diversidad de escenas, locaciones y personajes, es la prueba fundamental que “A fábrica de nada” es una película muy difícil de encasillar. Por momentos es un drama tremendo, por momentos es comedia, por momentos es musical, por momentos parece hasta documental. Gracias a que los protagonistas son en minoría actores, la mezcla entre realidad y ficción es perfecta, lo que era fundamental en una película que busca replicar un experimento que verdaderamente tuvo lugar hace unos años.

Lamentablemente, la valoración de la película no puede desligarse de su extensión. “A fábrica de nada” es una gran película e historia, es cierto, pero no mantiene al telespectador interesado. 177 minutos es mucho, y pocas películas logran mantener una línea de atención por tanto tiempo. Esa fue precisamente mi recomendación cuando alguien me preguntó cómo era: vela sólo si te sientes capaz de ver una película distinta por casi 3 horas. Pasada dicha frontera, sin duda le otorgas su justa dimensión. Ello explica que, siendo una película podríamos decir de nicho, se llevase el reconocimiento del público, pues quienes fueron a verla a Lord Cochrane, altamente recomendados, sabían qué verían pero cuánto deberían (literalmente), esperar. Los pergaminos que “A fábrica de nada” se cumplieron. Todos. Lástima que sea una película que mucha gente no sabrá valorar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s