Supergirl S03E05: Damage

  • Crónica de una muerte anunciada: Tal como especulamos todo el tiempo, se confirmó lo que veíamos venir – el quiebre de la relación entre Alex y Maggie, esto producto de las irreconciliables diferencias entre ambas respecto a la decisión de formar una familia y tener o no hijos. Es una situación peliaguda para la serie, ya que no bien estaba claro que la producción tenía enormes planes para la pareja (proyectados desde la temporada anterior), finalmente tuvieron que enfrentarse con la decisión de Floriana Lima de abandonar la serie en busca de otros horizontes laborales, y ante esto, y pese a la disposición tanto de la actriz como del staff de que pueda volver ocasionalmente, la serie no daba para mantener la relación, por lo cual el quiebre era esperable.
  • Algo de lo que sí podemos estar agradecidos es que, siguiendo el énfasis en la diversidad que tiene la serie, la producción tomó la acertada decisión de evitar caer en el nefasto trope de “bury your gays”, por lo cual optó por el quiebre y no por asesinar a Maggie, por ejemplo.
  • Para cerrar el tema del quiebre de #Sanvers, igual debemos elogiar a la producción por hacer lo más posible bajo las restricciones y condiciones que les tocó afrontar, optando por un quiebre basado en una problemática contemporánea y sin recaer en trucos baratos ni herramientas narrativas vetustas, dejando a ambas en una situación amistosa y respetuosa, centrada en una diferencia fundamental para ambas, pero aún así entregándoles una última noche juntas -al ritmo de Cindy Lauper- para que ellas (y l@s shippers) puedan regocijarse.
  • No deja de ser curioso que la trama más importante y con más consecuencias a largo plazo para la serie -considerando el estado en que estará Alex de aquí a, al menos, el mid-season finale-, es en verdad la trama secundaria. Aún así, esto tiene mucho sentido, no sólo porque la relación entre Maggie y Alex habían sido uno de los pocos elementos constantes entre la temporada pasada y la actual, sino también porque la trama principal de “Damage” es, en verdad, una bastante sencilla y que no tiene mayor atractivo, pese al gancho que, a priori, podía significar una trama sobre espionaje corporativo, corrupción, engaños y el retorno de Morgan Edge.
  • La trama central gira alrededor de una intoxicación masiva de niños en National City, la cual es atribuida por Edge al dispositivo que Lena utilizó para detener la invasión daxamita, mediante el lanzamiento de partículas de plomo a la atmósfera en cantidades que, se supone, no serían dañinas para el ser humano. Claro, la trama juega con la posibilidad de que Lena fuera la culpable y que ésta vuelva a caer en ese lado oscuro que la persigue por el sólo hecho de ser una Luthor; sin embargo, la presencia misma de Edge desde el comienzo del drama nos dice de inmediato que es el corrupto empresario quien está detrás de la intoxicación masiva, por lo que la trama en general pierde peso porque sabemos desde antes como terminará. Esto no quita que no existan momentos interesantes -Lena amenazando a Edge, la investigación que Kara y Sam hacen en la piscina-, y otros ambiciosos -la escena del avión, la cual el show ejecuta bien pese a las limitaciones del presupuesto y a ciertas incongruencias con los poderes de Kara (quien ha levantado mucho más peso que las 2 mitades de un avión)-; mas al final del día, lo simple y predecible de la trama principal, sumada a la importancia del fin de la historia de Alex y Maggie, le terminan quitando peso.
  • Katie McGrath de a poco se va perfilando como la MVP de la temporada, y con justa razón.
  • Pese a que en su debut, Edge fue caracterizado un tanto como la respuesta de la serie a Donald Trump (ángulo que se mantuvo en este episodio, con la protesta contra Lena, que incluyó carteles y cantos de muy mal gusto con el lema “Lock her up”), lo cierto es que en esta segunda aparición, es imposible no trazar paralelos con lo que fuera Maxwell Lord en la primera temporada (incluyendo la amenaza que fue casi un calco de una que el personaje de Peter Facinelli le propinara a Kara hace tanto tiempo atrás).
  • Como mencionamos, este episodio fue dirigido por Kevin Smith, quien se ha vuelto una pieza importante del engranaje tanto de “Supergirl”, como de “The Flash”. Y no bien los talentos de Smith van más hacia lo idiosincrático de sus historias y guiones -lo que no se ha visto en estas series, ya que su labor se remite sólo a la dirección-, vale la pena destacar su constancia en esta labor.
  • Da la sensación que la serie está apuntando a una posible relación entre James y Lena.
  • Sam sigue su lento pero seguro tránsito hacia su transformación en Reign.
  • Dentro del actual clima que se vive en Hollywood producto de las revelaciones y acusaciones sobre casos de acoso y abuso sexual, esta semana se supo de diversas acusaciones que hombres y mujeres han realizado contra Andrew Kreisberg, quien es parte importante del andamiaje de las series del “Arrowverse”, y quien es co-showrunner tanto en “Supergirl” como en “The Flash”. Es por esto que WB y The CW han optado por suspender a Kreisberg y sacarlo de la producción de las series mientras se investigan las acusaciones. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s