Season Review: The Punisher – Primera Temporada

La nuevo de la asociación Marvel/Netflix es una serie oscura y violenta, que de seguro traerá algún grado de división, especialmente en Estados Unidos donde los temas de control de armas y el estrés post-traumático son sensibles y altamente complejos. Dicho eso para quien escribe la serie funciona y logra entregar una trama interesante, con grandes actuaciones y aún mejores secuencias de acción.

Advertencia la siguiente reseña contiene SPOILERS

La serie comienza con Frank Castle (Jon Bernthal) persiguiendo y finalmente asesinando a todos los miembros restantes de las pandillas responsables del tiroteo que terminó con la muerte de su familia. Para luego mostrarnos como Frank ha decidido buscar una vida pacífica, viviendo escondido del mundo, sin embargo hay algo de lo que no puede escapar y eso son sus recuerdos de su familia. Es aquí donde hay que destacar la actuación de Bernthal, si bien ya habíamos visto en Daredevil su gran calidad en cuanto al lado más violento de The Punisher en este primer episodio Bernthal también es capaz de transmitir, con poco diálogo, el enorme dolor que Frank sufre a causa de su pérdida.

El final del episodio sirve para encauzar lo que será el primer arco de la serie, la colaboración de Castle con el hacker Micro (Ebon Moss-Bachrach). Este último es también perseguido por las autoridades por haber subido a Internet el video de unos soldados americanos torturando y finalmente ejecutando a un detenido en Afganistán. Sin embargo, el reclutamiento de Micro a The Punisher no será tan fácil, Frank no le gusta seguir órdenes o ser seguido por un desconocido y por lo tanto durante los primeros tres episodios la serie se dedica a desarrollar la relación entre ambos para que finalmente Frank entienda que es en el mejor interés de ambos el trabajar juntos.

231_CRIME_102_Unit_02869R-The-Punisher-Netflix-Marvel

Frank y Micro deciden eventualmente darle caza a quien estuviera a cargo de aquella operación en Kandahar, un “Agente Naranja”, ya que esa sería la causa de la muerte de la familia de Frank y la filtración del video sería la razón por la cual Micro fingió su propia muerte. Es acá donde se encuentra uno de los puntos altos de la serie, como ya mencionamos la actuación de Bernthal es genial y en conjunto con lo de Moss-Bachrach funciona aún mejor. La relación entre Micro y Frank es de lo mejor que presenta la serie con una gran química entre ambos personajes, pero también al presentar dilemas morales en cuanto a las distintas posturas de ellos en cuanto a como traer justicia por lo que han sufrido.

La serie también opta por incorporar una pequeña trama paralela que tiene relación con el amigo de Frank, Curtis (Jason R. Moore) que tiene un círculo de ayuda para veteranos de guerra a los cuales Frank atiende escondido. Uno de los veteranos es un joven soldado llamado Lewis (Daniel Webber) quien no no sabe que hacer sin la guerra y es llevado al extremo por defender sus derechos de portar armas. Este pequeña trama funciona como una tímida apreciación con respecto al debate sobre el control de armas en Estados Unidos, aunque probablemente funciona de mejor manera para aquellos que nos encontramos un poco más alejados del debate en cuanto a sus efectos.

El hecho de que la serie incluya a personajes en ambos lados y que no tome una posición puede que cause más de algún problema en la audiencia que espera un mensaje más claro. Al mismo tiempo algo similar se puede ver en el trato que la serie le da al estrés post-traumático, si bien se agradece que la serie muestre que no todos los veteranos lo sufren de igual manera, muchos considerarán la interpretación un tanto simplista y superficial. A pesar de eso los flashbacks que tiene Frank sobre su familia, y en particular,  su esposa sirven en intentar mostrar a la audiencia algunos de los efectos de la extrema violencia que causó y experimentó Frank.

186-crime-105-unit-01759r-1505233937693_1280w.jpg

La serie sin embargo, tiene un traspié en el desarrollo de esta trama paralela y tiene que ver con la inclusión de Karen (Deborah Ann Woll) quien como ya vimos tiene mucha química con Castle, pero la manera en que la serie la incorpora como damisela en peligro le hace flaco favor y creemos que incluso podría haber sido mejor sin su aparición del todo. Su repentina inclusión en la serie se siente poco orgánica y algo forzada como un simple recordatorio de que esta serie se encuentra en el mismo universo que Daredevil lo que poco aporta al desarrollo de la serie.

Más allá de esta trama paralela la serie sigue el camino de Frank y Micro buscando a aquel “Agente Naranja” al mismo tiempo que nos presenta a los agentes de Homeland Security siguiendo la pista a lo que ocurrió en Kandahar y es tal vez este el punto más bajo de la serie. Los agentes Madani (Amber Rose Revah) y Stein (Michael Nathanson) tienen una investigación que lentamente los lleva a cruzar caminos con The Punisher, sin embargo, el desarrollo de sus personajes es un tanto débil. No se debe a las actuaciones sino que más bien la serie no les permitió un gran desarrollo, mostrando a Stein como un simple comic relief mientras que Madani, que tiene mucha mayor relevancia, tiene un arco bastante superficial y que nunca permite una real conexión con la audiencia.

tmp_FiMx1C_defc914eae7ff896_billy-russo-2.jpg

Finalmente la serie nos presenta a Billy Russo (Ben Barnes) quien fuera compañero de Frank durante su estadía con el ejército y fuera parte de las operaciones encubiertas realizadas en Afganistán. La actuación de Barnes funciona, ya que de buena manera podemos ver como su personaje cabe en el  estereotipo de la cara bonita, ahora dedicado a ser un contratista militar buscando dinero para tener mujeres y lujos. La forma en la cual la relación con Frank se desarrolla permite para momentos muy emocionales como la realización de que Billy ha estado trabajando con el “Agente Naranja” o William Rawlins (Paul Schulze).

Algo que sorprendentemente tiene sus problemas durante la serie son algunas, una parte menor, de las secuencias de tiroteos. El uso excesivo de cortes y shaky cam pueden llegar a sentirse demasiado incoherentes en algunos momentos, haciendo necesario un enfoque tal vez más limpio y fijo a las secuencias de acción. Más allá de eso las secuencias de peleas, con o sin armas de fuego, son sólidas y hacen honor al cómic, sin embargo es necesario mencionar que muchos encontrarán en esta serie mucha menos acción de la que esperaban. The Punisher es una serie que recae en el thriller y en el desarrollo emocional de Frank que en la pura acción, esto en ningún caso le hace daño a la serie, por el contrario logran crear una trama intrigante que mantiene pegado a la TV. De todas maneras la serie no se queda corta en violencia la cual está presente de manera gráfica a lo largo de toda la temporada con escenas memorables y algunas que ponen a prueba la tolerancia de la audiencia.

Evidentemente no podemos dejar de mencionar al MVP de la serie, sin lugar a dudas Jon Bernthal. Como ya mencionamos en esta serie nos entrega una mayor profundidad y complejidad al personaje de Frank Castle y que nos permite ver dentro de su mente torturada por lo que hizo y lo que sufrió. Es aquí donde los flashbacks utilizados a lo largo de toda la temporada funcionan de gran manera, permitiéndonos ver la felicidad que alguna vez tuvo Frank y como todavía lo persigue. Esos flashbacks también permiten a Bernthal lograr una real conexión emocional con la audiencia causando que de verdad nos importe lo que le ocurre a Frank. De igual manera, lo de Moss-Bachrach como Micro se complementa de gran manera con lo de Bernthal y juntos logran una de las parejas más entretenidas de este universo Marvel/Netflix.

punisher-nuevas-imagenes-filtradas-rodaje-netflix.jpg

Así The Punisher es una serie que, personalmente, funciona de gran manera, pero que vemos que puedan existir apreciaciones divididas, en especial en lo que se refiere a como la serie trató temas complejos como el control sobre armas y el estrés post-traumático. De igual manera la serie entrega grandes momentos de acción, actuaciones soberbias y una trama sólida que no pretende inventar nada nuevo sino que más bien se sostiene en la exploración y desarrollo del personaje titular.

Algunas consideraciones al cierre:

  • Billy Russo es el villano Jigsaw en los cómics y ya sabemos como obtiene su cara característica, cortesía de un muy enojado Punisher.
  • Los momentos entre Frank y la familia de Micro son muy emocionantes, del mismo modo que ver a Micro observando esto desde sus pantallas dan para momentos muy interesantes.
  • No sabemos que le espera a Frank en cuanto al universo mayor con respecto a The Defenders o alguno de los otros héroes, pero esperamos ya con ansias una segunda temporada de The Punisher.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s