Supergirl S03E08: Crisis on Earth-X, Part 1

  • Es aquella época del año, cuando las series de este exitoso universo compartido conocido como “Arrowverse” se unen para entregarnos historias más épicas y gigantes en alcance de lo que cada serie puede hacer por separado, en una señal clara y fiel reflejo de todo lo que ha logrado DC y The CW con este universo -o multiverso- que, salvo el presupuesto, tiene poco que envidiarle a aquellos de la pantalla grande. En esta oportunidad, como muchos ya sabrán, el crossover está estilado a la usanza de los antiguos crossovers que DC solía publicar durante la edad de plata de los comics, que no era una excusa anual para reunir a los héroes de las Tierras principales (con la Liga de la Justicia y la Sociedad de la Justicia), y ocasionalmente con otros universos, como aquel gobernado por el Sindicato del Crimen. Y no bien estos crossovers han sucedido continuamente a medida que el multiverso de DC se ha ido profundizando, no han ocurrido ya con esta regularidad. Aún así, el concepto mismo de la Tierra-X (un mundo donde los nazis ganaron la Segunda Guerra Mundial) es uno que ha perdurado hasta historias tan recientes como la elogiada “Multiversity” de Grant Morrison -y claro, la proliferación de movimientos de extrema derecha y, literalmente, nazis en algunos países, ciertamente hizo que la producción decidiera que era relevante presentar al versión del “Arrowverse” de este punto (decisión no exenta de polémica, por lo ya expuesto), y ver a nuestros héroes enfrentándose a sus doppelgangers malvados-.
  • Dejando de lado la muralla de texto introductoria, y pasando ya al crossover, es necesario partir señalanado que, como nunca, este año el crossover se ha sentido como una película de larga duración, contando una historia central específica e intercalando momentos y tramas que hacen referencia a las 4 series por separado. Esto obviamente tiene pros y contras, y en el caso de “Supergirl”, ciertamente podrá ahuyentar a parte del público que no siga las demás series, ya que no bien el crossover continúa el desarrollo de Kara y Alex a propósito de los recientes sucesos en las vidas de ambas, también se intercala con el matrimonio entre Barry Allen, aka, The Flash, y Iris West, y todo el drama que en el experimentan personajes de “Arrow”, “The Flash” y “Legends of Tomorrow”.  Algo se pierde como compromiso al decidir hacer un evento de esta magnitud, y eso vendría a ser la individualidad de las tramas de cada serie, las cuales son puestas en servicio de la trama del evento. Así, esta primera parte de “Crisis on Earth-X” no es propiamente un capítulo de “Supergirl”, sino que una parte del todo del evento (puede parecer una perogrullada, pero es necesario dejarlo en claro, más considerando la participación de Kara en el crossover del año pasado, donde el episodio de “Supergirl” estuvo tangencialmente conectado con el evento).
  • Como mencionamos, este crossover tiene varias tramas principales que se conectan bajo el alero de la boda de Barry y Iris. En el caso de “Supergirl”, la narrativa se centra en los cambios de Kara y Alex; la primera, aún procesando lo ocurrido tras el retorno de Mon-El y un poco determinada a ser más Supergirl que Kara; mientras que la segunda, aún sufriendo el quiebre con Maggie, también está en una espiral depresiva. Bajo este paraguas, la excusa que presenta la boda para desconectarse de todo y pasar un buen rato es ideal para que ambas se relajen en una Tierra distinta a la que están habituadas (siendo honestos, la idea de ir a un universo paralelo para sobreponerse a quiebres amorosos suena interesante).
  • Ya en la Tierra-1, probablemente es Alex quien tiene la mayor trama en lo que a “Supergirl” respecta, esto debido a la forma en que no tarda mucho en hacer buenas migas con Sara Lance al amparo de la botella de Whiskey durante la cena de ensayo, lo que pronto derivaría en que ambas terminaran teniendo una one-night stand. Es una trama interesante, no sólo por ver a Alex interactuar con un personaje que exuda confianza y carisma como lo es Sara (Caity Lotz podría, probablemente, ser la MVP de todo el universo), pero además porque Chyler Leigh se aclimata sin problemas a los demás personajes con quienes nunca había interactuado, y demostrando dotes comédicas que rara vez son vistas en “Supergirl”.
  • Este episodio también comienza a enunciar un poco el tema del crossover -y que, considerando la sinergia corporativa, ha sido el gran arco de los comics de DC desde el inicio de la iniciativa “Rebirth”-, cual es, el enfrentar a la esperanza y el amor contra el odio y la desesperanza. En este sentido, llevar a Kara y Alex a contagiarse un poco del espíritu optimista de los demás héroes seguro tendrá frutos en el resto de la temporada de “Supergirl”.
  • Fuera de lo contingente a “Supergirl”, las demás series todas tienen avances en sus respectivas tramas que ameritan ser mencionadas: en lo que a “Arrow” respecta, este fue un capítulo interesante para los fans de #Olicity, luego de que Oliver le volviera a proponer matrimonio a Felicity, sólo para que ésta se negara frente a todos (los coletazos de esta trama los comentaremos en la reseña correspondiente a “Arrow”); en el caso de “The Flash”, obviamente todo gira en torno al matrimonio de Iris y Barry el cual, dicho sea de paso, no se concreta -todavía-; mientras que para “Legends”, lo más destacado es la trama entre Jaxx y el Profesor Stein, la cual entronca con la salida de Victor Garber de la serie, por lo cual se enlista la ayuda de Wells y de Caitlin para encontrar una forma de lograr separar a ambos integrantes de Firestorm sin que la matriz que los une colapse.
  • Y claro, como dejar fuera a los nazis. Lo cierto es que, en esta primera parte es poca la motivación que hay detrás de los villanos y el misterio de sus identidades (aunque vale la pena convenir que, al menos en lo que a Overgirl y Dark Arrow respecta, era bastante obvio suponer de lo que se trataba, no tanto así respecto a Prometheus y a Reverse Flash -quien resulta ser no una versión alterna, sino que el mismo Eobard Thawne de Tierra-1, con el rostro de Harrison Wells, y que por virtud de las convenientes reglas de viaje en el tiempo, sigue con vida, pese a que lo hemos visto morir en más de una ocasión); pero pese a la poca motivación, la primera parte lo compensa con la genial escena de acción durante la boda, donde nuestros héroes deben hacer frente a la invasión vistiendo ropa de gala, lo que le da un toque especial a escenas como la combinación de Cisco y Oliver utilizando los portales para combatir a Dark Arrow, o al tag team de Alex y Sara rompiendo sus vestidos y enfrentándose a Prometheus. Si sumamos a Kara combatiendo a Overgirl, Wally salvando civiles con estilo, o Heatwave y Killer Frost peleando lado a lado, lo cierto es que la lucha en la iglesia es una de las mejores escenas de acción que el “Arrowverse” nos ha entregado.
  • Posteriormente hay una gran cantidad de comentarios muy acertados respecto al absurdo de que aún existan nazis en pleno siglo XXI y lo satisfactorio que es golpear un nazi (porque recuerden niños, siempre está bien golpear a un nazi), además de los necesarios comentarios dirigidos a la actual administración que gobierna EE.UU (“make America aryan again”).
  • Aún así, esta primera parte del crossover cumple con su cometido de, básicamente, dejar la mesa servida para lo que será la trama durante las 3 partes restantes. Obviamente cuesta sacar balances cuando aún faltan 3 partes, pero es un más que sólido inicio, aunque no plagado de inconvenientes, más que nada debido a la desventaja en que está “Supergirl” respecto de las demás series en cuanto a la integración con el resto del universo.
  • Una de las introducciones más interesantes del episodio vino de la mano de la misteriosa y adorable mesera en la boda, interpretada por Jessica Parker Kennedy, quien se volverá un personaje recurrente en “The Flash”. Su identidad aún es un misterio, pero todo dio para creer que se trata de una futura descendiente de Barry y Iris, probablemente su hija (antecedentes en los comics no faltan, como son los casos de Dawn Allen -hija de ambos-, y de Jenni Ognats -su nieta).
  • La serie no dejó pasar la oportunidad de hacer cantar a Melissa Benoist, y ahora lo hizo en la boda, cantando su propia versión de la canción con la que Barry le propuso matrimonio a Iris.
  • En la Tierra-X, el doppelganger de James es una versión patriótica -a la Capitán América- de Guardian. Lamentablemente para él, fue prontamente asesinado por Dark Arrow.
  • A propósito de personajes de Marvel -sí, Marvel-, hubo un marcado intercambio entre Stein y Jefferson con referencias a Spider-Man.
  • Al comienzo del episodio, cuando aún estaban en la Tierra-38, hubo una mención por parte de Alex a los czarnians, la especie alienígena de la cual Lobo forma parte.
  • King Shark volvió!
  • Kara refiriéndose al dominator como “eso es tan del año pasado” fue una buena dosis de autoreferencia.
  • Prometheus-X es capturado, y su sorpresiva identidad la comentaremos en la reseña de la segunda parte.

 Photo: Bettina Strauss/The CW — © 2017 The CW Network, LLC. All Rights Reserved

Anuncios

Un comentario

  • Muy buen analisis solo discrepo en algo que muchos temen opinar por lo de lo politicamente correcto: lo de alex sarah se me hizo absolutamente innecesario ( deje d ver supergirl por lo de alex maggie) volviendo al crossover se me hizo peor la conversacion frivola entre alex y kara, lo de la version d snart de tierra x idem, mas de seguir metiendo de manera forzada cosas politicamente correctas pero al menos su historia aporto algo a la historia

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s