Crisis on Earth-X, el balance final

Tras el éxito, desde todo punto de vista, que significó el estreno esta semana de “Crisis on Earth-X”, el esperado evento anual que reúne a las 4 series del insignia del “Arrowverse” -“Supergirl”, “Arrow”, “The Flash” y “Legends of Tomorrow”-, corresponde sacar algunos balances en cuanto a la evolución que ha tenido la narrativa misma de estos eventos en la serie, y cómo lo que partió con la visita de Barry Allen a Starling City en la segunda temporada de “Arrow”, terminaría derivando en una narrativa donde el diverso grupo de superhéroes de 4 series -y 2 universos paralelos, y un par de épocas de tiempo distintas- terminarían defendiendo al multiverso de un grupo de doppelgangers malvados provenientes de un universo donde los nazis ganaron la Segunda Guerra Mundial.

Es una premisa notoriamente propia de los comics (ya mencionamos en nuestras reseñas que la inspiración central viene dada por aquellos crossovers de la edad de plata de los comics, y que se volvieron marca registrada de DC, así como la idea misma de titular como “CRISIS” a una ocurrencia de esta magnitud), y una que el “Arrowverse” ejecuta de gran forma. Evidentemente no está exento de problemas, pero son pocos y no llegan al punto de opacar lo que estamos viendo, especialmente cuando el factor entretención llega a un punto tal que genera la atención de la audiencia durante lo que, en esencia, es una película de más de 2 horas dividida en 4 partes.

Y en este sentido, el primer gran paso exitoso que toma el crossover -en contraste con los que lo habían precedido- viene dado por un tema mismo de alcance. Y no nos referimos sólo a haber ido más allá de la premisa de invasión alienígena del año pasado, ahora involucrando más tierras paralelas; no, también hablamos del hecho de haber integrado a “Supergirl” como show más allá de los míseros minutos finales del año pasado. Al utilizar a Kara y Alex en un rol central, así como versiones alternas de Winn, James y Red Tornado (además de la misma Overgirl), el crossover contribuyó a integrar aún más a la serie que se gestó en un canal distinto y que, por lo mismo, opera en una Tierra distinta del multiverso, de paso aprovechando los 42 minutos adicionales para profundizar tanto la trama del crossover, como la misma de “Supergirl”, lo que quedó claro en el mini arco de Alex y Sara, lo que contribuyó para que la primera siga por el camino de superar su quiebre con Maggie.

Este último punto también importa porque, como nunca, el marcado y bienvenido acento en la diversidad que tiene el “Arrowverse” dio sendos dividendos. El arco de Alex y Sara, o la presencia de Mister Terrific o del actor Victor Garber son todos elementos que vale destacar, pero si a esto agregamos la relación entre Ray y Citizen Cold (ambos encarnados por actores gay), todo contribuye para celebrar la forma en que el “Arrowverse” ha presentado a sus personajes LGBTQ -de paso, dejando en vergüenza en este sentido tanto a DC en la pantalla grande, como a Marvel, que tras casi 10 años de películas, todavía sufre por la falta de diversidad sexual y racial en sus cintas-.

Y a propósito de Garber, también se hace necesario hablar de la muerte del profesor Martin Stein, todo producto de la anunciada salida de su actor del universo tras varios años en el mismo. Y no bien nos habría gustado verlo efectivamente retirarse y tener su final feliz junto a Clarissa, Lily y el pequeño Ronnie, es innegable el impacto que su muerte tuvo para la trama, todo ayudado por las tremendas actuaciones de Garber y de Franz Drameh, las cuales nos llevaron a todos a las lágrimas en durante la cuarta parte.

La muerte de Stein nos golpea no sólo por lo anterior, o por su presencia continua hace años en el universo, sino también porque demuestra el énfasis que tuvo el crossover en avanzar las respectivas tramas, y en entregar una narrativa que de verdad afectara a las 4 series al momento de tomar sus caminos separados, y de cara a sus mid-season finales. La muerte de Stein, la llegada a la Tierra-1 de Leo Snart y la aparición de The Ray (antes de su serie animada), el regreso de Eobard Thawne, los matrimonios de #WestAllen y #Olicity, la aparición de la posible futura descendiente de Barry y Iris, los cambios experimentados por Kara y Alex, son todos elementos y tramas que enriquecerán las narrativas individuales de sus respectivas series, y son cosas que seguirán de ahora en adelante. Esta retroalimentación es un motivo importante por el cual este crossover funciona, y por qué en muchos niveles su narrativa es superior a la de, por ejemplo, “Justice League”. Porque sin importar la diferencia abismal de presupuesto entre ambas producciones, las series tuvieron tiempo considerable para enganchar a sus audiencias y en desarrollar sus personajes y construir mundos semana a semana, mes a mes, y año a año, todo desde que “Arrow” debutara hace 6 temporadas atrás.

En definitiva, la genial coreografía de acción, el puro factor diversión, los easter eggs y conexiones, todo lo cual aporta inmensamente en diversión, podrían pasar a segundo plano si el alcance de la trama no resulta significativo ni relevante para sus respectivas series. Y es justo por eso que “Crisis on Earth-X” funcionó tan bien como lo hizo, y fue un triunfo más para el DC, The CW y el “Arrowverse”, porque su foco en los personajes y en tramas que impactaran, tuvo sentido y buena ejecución, por lo cual se nutrió de todo lo demás para elevar su narrativa aún más, marcando un hito que sin lugar a dudas será un antes y un después para este universo compartido, y que nos deja expectantes respecto a qué nos traerá el futuro de estas series.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s